Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL PARQUE SOPÓ ABRE DE NUEVO SUS PUERTAS

Al parque Puente Sopó, que para los chibchas traducía piedra o cerro fuerte, volvieron los carros repletos con papá, mamá y abuelita incluida, los dos chinos y hasta el french poodle de la familia.

Al parque Puente Sopó, que para los chibchas traducía piedra o cerro fuerte, volvieron los carros repletos con papá, mamá y abuelita incluida, los dos chinos y hasta el french poodle de la familia.

También regresaron las grabadoras, las cobijas tipo pic nic (no del tipo tres tigres), el frisby, y la pelota de letras. El guacamole, la carne para asar, las mazorcas, la papa cocinada, el chorizo y el refajo. Porque paseo de olla sin fiambre no es paseo de olla y plan dominguero que se respete tiene entre sus candidatos la sabana de Bogotá.

Este parque, que fue inaugurado en 1967, reabrió sus puertas el 24 de diciembre y durante los últimos dos fines se semana ha recibido unas cinco mil personas, que estuvieron alejadas del lugar por las obras de ampliación de la autopista Norte.

Con 31 hornillas, nuevos servicios de parqueadero, un sendero ecológico y cinco quioscos, que serán habilitados para la venta de comida, inicia una etapa para el Puente Sopó y para los adictos a este programa familiar.

Para muchos como doña Oliva Méndez de García, nacida en Gachancipá pero criada en Bogotá, es una fortuna poder asistir al parque Sopó de nuevo.

"Ahora se ve más organizado, aunque faltan más casetas donde la gente pueda hacer sus asados". Y lo dice ella, que a sus 70 años se considera una experta en el tema del paseo de olla , pues vivió la época en la que Usaquén, El Boquerón y lo que hoy es el sector de El Lago, eran los destinos predilectos para irse de piquete , por la época en la que Bogotá iba hasta la calle 72.

Lo mismo opina Graciela Bustos, quien llegó sobre las 12:30 p.m., con su familia y no encontró donde poner a calentar la comida.

Para Pablo Emilio Malo, administrador del parque, reconoció que en esta primera fase se está realizando un seguimiento al número de usuarios para poner en marcha las mejoras que se requieran. "La idea es crear un parque autosostenible que no genere pérdidas- afirmó. Por esta razón se cobra además una tarifa de tres mil pesos por persona, excepto los menores de 12 años y los adultos mayores de 60.

Y aunque la ciudad ha ampliado sus fronteras, el menú tipo asado, el arroz atollado y la intención original de este tradicional programa de fin de semana sigue latente.

"Lo más chévere es la unión familiar, el paisaje y que sale más económico -afirmó Rosalinda Bohórquez, quien estuvo en el lugar con quince personas más, entre las que se cuentan tíos, primos y sobrinos, los encargados de instalar las carpas, vigilar la carne que esta al fuego- con el aire de cheff necesario para lucirse frente a sus comensales, más que todo del sexo femenino, todas dispuestas a deleitarse con las delicias del plan de olla criollo.

FOTO/Rafael Espinosa EL TIEMPO.

Se cobrará una tarifa de tres mil pesos por persona, excepto menores de 12 años y los mayores de 60.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
8 de enero de 2005
Autor
Alexandra Castellanos Especial para EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: