Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

FRENO AL CONTRABANDO DE LICORES

La Asociación Colombiana de Importadores de Licores (Acodil) solicitó al Gobierno Nacional que le ponga freno al contrabando de licores porque sus afiliados están al borde de la quiebra con la competencia desleal y amenazó con acudir a la acción de tutela si no es escuchada, para defender el derecho al trabajo, a la vida y a la igualdad. El presidente de esa agremiación, Rubiel Valencia Cossio, dijo que mientras los importadores de licores deben de pagar el 5 por ciento de arancel, el 35 por ciento del IVA y el 35 por ciento de impuesto al consumo a los departamentos y además utilizar dólares a $840, quienes traen el whisky de contrabando, lo compran con dólares de $500 y no pagan impuestos.

El año pasado Acodil importó 46.229 cajas de whisky, pagó $64.385 por cada caja ($5.365 por botella) y tributó en total 2.976 454.000 pesos, los contrabandistas trajeron 420.000 cajas del mismo licor y la Nación dejó de recibir 27.041 700.000 pesos. El whiky es lo que más se trae de contrabando, pues el vino paga menos impuestos y no se puede chiviar .

Valencia dijo que esto permite que los Sanandresitos puedan vender una botella de Sello Negro o de Chivas Reagal por $12.000, mientras Acodil no lo puede dejar por menos de $20.000, habida cuenta de la carga tributaria.

En concepto del dirigente gremial, con el dinero que el fisco nacional dejó de recibir el año pasado por el licor de contrabando, se hubiera podido afrontar la crisis hospitalaria.

Dijo que aparte de la evasión al fisco lo más grave es que el licor de contrabando es adulterado en Colombia y en Panamá y que según un estudio de la International Wine & Sprit Record, para rendirlo, le echan yodo, tinturas y colorantes, que pueden producir ceguera en quienes lo consumen.

Se quejó de que mientras los importadores pagan impuestos y dan trabajo a miles de colombianos, el mismo Gobierno Nacional está facilitando la proliferación del contrabando al dictar dos decretos funestos que lo fomentan. Uno de ellos es el 2742 del Ministerio de Salud que redujo los requisitos para traer licores de contrabando y facilita que el registro sanitario lo expida cualquier distribuidor del licor de otro país. También da licencias provisionales hasta por seis meses.

El otro, el 1706 del Ministerio de Hacienda autoriza a los viajeros a traer de Maicao, Uribia y Manaure mercancías hasta por $700.000 y a los comerciantes de los Sanandresitos, mercancías hasta por 14 000.000 de pesos por envío. Valencia sostuvo que este decreto acabó con San Andrés.

De otro lado, Acodil ha denunciado ante los tribunales administrativos y ante el Consejo de Estado a 14 gobernadores que han creado nuevos impuestos a la importación de licores. Entre ellos figuran los mandatarios de Norte de Santander y de Bolívar.

En Norte de Santander, la gobernación estableció un retén en la frontera con Venezuela donde cobra el ingreso de toda clase de mercancía, en particular licores y cervezas. A los licores que ingresan por esa via no se les exige como si a quienes los importan legalmente, el registro de importación, el arancel del 5%, el IVA del 35% y no se ejerce control sobre su destino final.

En Bolívar, con la sola presentación de una certificación de un Sanandresito y sin cumplir los requisitos sanitarios y el pago de los aranceles y el IVA, se acepta la calidad y la legalidad de los licores de contrabando, al tiempo que se persigue a los importadores legales.

Estos dos funcionarios, dijo Valencia, acaban de ser denunciados ante la Fiscalía General, la Procuraduría General de la Nación y el Ministerio de Gobierno por posible prevaricato.

El directivo de Acodil dijo finalmente que lo que pide al Gobierno Nacional es protección efectiva para quienes están cumpliendo con todas las normas y pagan los impuestos y que haya igualdad para todos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
8 de julio de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�