Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

GERMN ZEA, UNO DE LOS GRANDES

En abril del presente aío el día de ayer 15 se cumplió el centenario del nacimiento de Germán Zea Hernández, nacido en Bogotá en 1905, y uno de los colombianos más importantes del siglo XX. Una vida plena de merecimientos.

En abril del presente aío el día de ayer 15 se cumplió el centenario del nacimiento de Germán Zea Hernández, nacido en Bogotá en 1905, y uno de los colombianos más importantes del siglo XX. Una vida plena de merecimientos.

Graduado en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Libre, en 1931, se vincula en Bogotá a la política de su partido, el Liberal. Es elegido Personero de la capital, Secretario de Gobierno del Municipio, posteriormente el Presidente de la República Eduardo Santos lo nombra Alcalde de la ciudad capital con motivo del centenario de la misma, desde 1938 hasta 1941. En el ejercicio de ese cargo, adelanta una eficaz labor administrativa y de beneficio para la comunidad. Durante el segundo mandato del presidente Alfonso López Pumarejo, el encargado del poder, Darío Echandía, lo designa Gobernador de Cundinamarca. En 1941, su creciente prestigio lo conduce a la elección como Contralor General de la República.

En 1942 es escogido para encabezar la legación de Colombia en Argentina.

El solitario disidente.

Cuando Germán Zea tenía una convicción, la defendía con entereza. Así sucedió en 1944. El mismo relata lo sucedido entonces:raíz del golpe militar efectuado en Pasto contra el presidente López Pumarejo dice , tuve que asumir una actitud de independencia frente al gobierno liberal de entonces. Quienes dentro de ese gobierno consideraron que tomarse medidas urgentes de carácter legislativo para restablecer la paz, apelaron a una interpretación demasiado amplia y peligrosa del artículo 121 de la Constitución Nacional sobre el Estado de sitio. Mi maestro, el doctor Darío Echandía, formuló lo que llamó entonces la teoría del orden público económico, según la cual, como el orden público no solo puede alterarse por una conmoción interior o por movimientos subversivos sino por graves problemas económicos, sin ninguna tardanza debía afrontar el gobierno esos problemas con las facultades del Estado de Sitio y que, por consiguiente, en esas circunstancias podían darse normas de carácter permanente en ejercicio del artículo 121 de la Constitución y así se procedió entonces. A raíz de todo aquello, se reunió una convención liberal nacional cuyo objeto era otorgarle al Gobierno el respaldo amplio del partido a las medidas que había tomado.

esa asamblea formulé mis reservas a esa conducta del Gobierno. En el momento en que se votó la proposición de respaldo pedí la verificación. Hubo 211 votos afirmativos contra uno negativo, que fue el mío, y así lo hice constar. Todos nosotros recordamos lo que fue esa interpretación desatinada de nuestra Carta que sirvió como antecedente para que con la misma interpretación se desmoronara más tarde, después del 9 de noviembre de 1949, el régimen jurídico de Colombia. Y que sufriera el país la época más amarga de nuestra historia".

su pellejo.

Así, pues, en convenciones, en la Cámara, en el Senado, fue figura de primer orden en los momentos decisivos.

Al respecto escribe Carlos Lemos Simmonds, en un prólogo al importante libro Germán Zea. Selección de Discursos y Escritos (Fiduciaria Scala, 1987):por esa tronera institucional se precipitó sobre el país la borrasca de los gobiernos despóticos, Germán Zea no se limitó a lamentar una situación que había previsto sino que la combatió y no de cualquier manera. Como dijo Juan Lozano, expuso su pellejo y el pellejo de todas las señoras de su casa y se convirtió en un divulgador clandestino y arrojado de las ideas que en la época de las libertades sin límites de la segunda República Liberal había defendido con brillo en el Congreso o puesto en práctica, con eficacia, desde el Gobierno.

En el lugar más escondido de su hogar, vigilado por el detectivismo, se grababan los mensajes de resistencia y de aliento que luego difundía la emisora clandestina, y se redactaban las consignas que el mimeógrafo reproducía a manera de sigilosa constancia de que el Partido Liberal no estaba muerto". (1).

Perseguido, Zea Hernández tuvo que asilarse en los Estados Unidos. En Nueva York se instaló con los suyos. (2).

Política, gobierno, diplomacia.

En 1960, durante la segunda administración del presidente Alberto Lleras, Germán Zea encabezó y orientó la Dirección Liberal Nacional, de la cual también hicieron parte Jaime Posada, Jaime Angulo Bossa, Alfonso Palacio Rudas, Esmeralda Arboleda, Alvaro Campo Posada y Víctor Julio Silva. Igualmente, presidio el Senado de la República.

En 1960 se desempeñó como representante de Colombia en la ONU.

Durante el gobierno de Carlos Lleras Restrepo 1966 1968 fue Ministro de Justicia y Ministro de Relaciones Exteriores.

En la presidencia de Julio César Turbay Ayala 1978 1982 , ocupó el cargo de Ministro de Gobierno y actuó como ministro delegatario con funciones presidenciales.

De Germán Zea son repetibles las palabras que se dijeron en el entierro de su insigne padre, el científico Luis Zea Uribe: Fue uno de los grandes de Colombia, desde todos los puntos de vista. Lo fue por su espiritualidad, por su gracia, por su tolerancia, por su desinterés, por su bondad y por una preferencia marcada por los humildes. (3).

Notas.

(1)German Zea. Selección de discursos y escritos varios. Prólogo. Bogotá, 1987.

(2) Vivía en el hotel San Carlos de Nueva York, junto con su esposa Beatriz Gutiérrez y con sus hijos Gloria, Luis Germán y Juan Manuel. Allí le acompañó, en memorable temporada, el autor de estas páginas.

(3) Luis Eduardo Nieto Caballero. Discurso en el entierro del doctor Luis Zea Uribe. Bogotá. Abril de 1934

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de abril de 2005
Autor
Por Jaime Posada

Publicidad

Paute aqu�