LOS PREMIOS ALEJANDRO ANGEL ESCOBAR SON COMO LOS NOBEL DE CIENCIAS DE COLOMBIA

LOS PREMIOS ALEJANDRO ANGEL ESCOBAR SON COMO LOS NOBEL DE CIENCIAS DE COLOMBIA

Camilo Torres lo obtuvo en 1960 por su trabajo en el barrio Tunjuelito, en el sur de Bogotá. Juan Luis Londoño, el ex ministro, por sus estudios sobre la distribución del ingreso y el desarrollo económico de Colombia en el siglo XX; y el famoso científico Manuel Elkin Patarroyo fue galardonado en 1979, y tres veces más después, por sus investigaciones en tuberculosis, lepra y fiebre amarilla.

16 de abril 2005 , 12:00 a.m.

Los premios de la Fundación Alejandro Angel Escobar llegaron en el momento justo a estos destacados colombianos, porque les dieron respaldo a su labor y un empujón monetario, dos ingredientes importantes que tanta falta hacen en un país donde la investigación se hace con las uñas y donde cada día más gente requiere ayuda.

La Fundación puso la ciencia en el panorama nacional al reconocer a quienes se encuentran impulsando el desarrollo científico y tecnológico en Colombia , señala Patarroyo.

Precisamente, ese fue el propósito con Alejandro angel Escobar, el mister , como le decían sus paisanos cuando volvió a Medellín, creó hace 50 años los premios que llevan su nombre. Su idea era galardonar a científicos e instituciones o personas que ayudaban a los demás.

El joven de modales finos y acento gringo regresó a la ciudad de sus padres 24 años después de haberse ido a Estados Unidos. Allí estudió y también lo hizo en Cambridge (Inglaterra) y en las universidades Pontificia Bolivariana y del Rosario, donde cursó la carrera de derecho.

Solo para los mejores Los premios han de asignarse por trabajos realmente meritorios, que merezcan la nota de excelente, si no en absoluto al menos dentro la relatividad cultural del país , señaló Angel en su testamento.

Y no fue un capricho a la hora de su muerte. La idea la concebió a finales de los cuarenta cuando estuvo en Suecia investigando cómo operaba la Fundación Nobel.

Tras su muerte, María Restrepo de Angel, su esposa, tuvo durante 35 años la misión de consolidar el sueño, que hoy tiene reconocimiento nacional e internacional.

Desde hace 15 años, Camila Botero, sobrina de Restrepo, es la encargada de continuar con el legado. Con algunos cambios para seguir apoyando a los investigadores -dice-. Por ejemplo, el premio de ciencias se redefinió en tres categorías: exactas, físicas y naturales; sociales y humanas, y medio ambiente y desarrollo .

Manuel Elkin Patarroyo Científico e investigador La labor desarrollada por la Fundación Angel Escobar la hace inigualable. Tanto así que de su trabajo se han derivado premios como: Príncipe de Asturias, Academia de Ciencias del Tercer Mundo y Ciencias Física y Exactas de América Latina. Tenemos que hacer un reconocimiento enorme a sus directivos por la visión que tuvieron.

Eduardo Posada Director de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia La Fundación tiene una importancia grandísima para la comunidad científica nacional. No es el Nobel, pero como si lo fuera para Colombia. Más en un país como el nuestro en el que poco se apoya la investigación. O jalá hubiera más entidades como esta.

José Luis Villaveces Director del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología Primero es una maravilla que una iniciativa de estas se mantenga 50 años en el país. Cuando comenzó, la labor de hacer ciencia era exótica y ella logró acreditarla. Tiene buenos jurados y una gran difusión.

FOTOS: Archivo/EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.