Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CAE AUTOR DE MASACRE DE SOACHA

Estoy arrepentido por lo que he hecho, porque lo perdí todo. Fue una cuestión de tragos . Asi, Arnoldo Malagón González reconoció ayer su participación en el crimen de 10 personas el primero de junio en Soacha. Malagón fue capturado poco antes de las 5:00 de la tarde en una operación de la Policía Cundinamarca y la Fiscalía Regional, en una vivienda ubicada en Bosa, al sur de la ciudad.

La captura de Malagón, conocido como Iguarán , se logró luego de diez días de labores de inteligencia por Policía.

La identificación plena del homicida se logró desde el mismo día en que ocurrió la masacre, gracias al testimonio de uno de los sobrevivientes.

Voceros oficiales dijeron que la captura del homicida se produjo en la calle 10 # 1-41 Este. En la operación participaron treinta agentes que hallaron al sindicado en el segundo piso de la vivienda, acostado en una cama viendo por televisión un partido de fútbol.

El comandante de la Policía Cundinamarca, coronel Roberto Fajardo Rozo, dijo que para lograr la captura de Iguarán se realizaron más de cincuenta allanamientos en diferentes lugares de la ciudad.

El oficial destacó la colaboración de la ciudadanía y de los medios de comunicación, que oportunamente difundieron la fotografía del asesino. Con esta fotografía, la ciudadanía hizo varias llamadas a la Policía y así se logró ubicar el lugar en donde se encontraba, dijo el oficial.

Las autoridades habían dispuesto vastas operaciones en Bosa, Soacha, Bogotá y los municipios de Fusagasugá y Acacías (Meta), a donde se creía que había huido Malagón después de cometer los crímenes.

No obstante, los informes de inteligencia señalan que, al parecer, Iguarán no salió de Bogotá y que cambiaba constantemente de lugar para evadir la acción de las autoridades. Pero los servicios secretos habían ubicado a sus familiares y amigos, a quienes Malagón estaba acudiendo en busca de ayuda y lo tenían prácticamente cercado, lo que le permitía poca movilización.

La Policía dijo que junto al homicida fueron capturadas otras tres personas, dos hombres y una mujer, que se encontraban en la residencia en donde se llevó a cabo la operación.

La situación jurídica de estas personas, que no fueron identificadas inicialmente, será resuelta por la Fiscalía Regional.

En la masacre de Soacha murieron diez personas, dos agentes de la Policía uno de los cuales se encontraba en vacaciones y el otro que acababa de entregar su turno y ocho civiles, que se encontraban departiendo en dos establecimientos públicos de esa localidad.

La racha criminal se inició a la una de la madrugada cuando Malagón, en compañía de otro hombre que es intensamente buscado, ingresó al bar Mi Sevilla, ubicado en la Autopista Sur, y comenzó a disparar contra las personas que se encontraban allí.

En el lugar murieron William Hernando Mosquera, dragoneante de la Policía Metropolitana de Bogotá que estaba de vacaciones; y Enrique Angarita Reyes, que lo acompañaba.

Después de los homicidas subieron a una motocicleta y llegaron a la calle 25 con carrera 6, en el barrio El Sol, en donde se encontraron con el agente Hernando Carrillo Arbeláez, que acababa de entregar su turno. Al parecer, Malagón se creyó descubierto y disparó contra el policía.

Finalmente los dos hombres se dirigieron a la carrera 9 # 30A-20, barrio San Mateo, en donde se estaba inaugurando una tienda.

Los homicidas ingirieron dos cervezas y posteriormente comenzaron a disparar contra las doce personas que se encontraban en el lugar.

Allí murieron Didier Armando Giraldo Giraldo, John Jairo Sierra Muñoz y Leonardo Rayo. Otras cuatro personas William Castillo, Ismael Muñoz Moyano, Jorge Eliécer Barrera Barrera y Luis Enrique Castañeda quedaron gravemente heridos y murieron cuando eran atendidos en el Hospital La Samaritana.

Después de la matanza, las autoridades identificaron a Malagón y comenzaron a recopilar información sobre sus antecedentes. Malagón fue señalado por los testigos como el autor de los disparos.

Con base en esos informes se estableció que Malagón había hecho parte de grupos de justicia privada que laboraban para narcotraficantes en los departamentos del Meta y Cundinamarca. También, que hacía dos años había abandonado esas actividades y se había trasladado a Soacha, en donde era reconocido como un consumidor de basuco.

Ayer se conoció que sobre Malagón pesan tres órdenes de captura por el delito de homicidio, proferidas por las autoridades del Meta.

Anoche, el delincuente permanecía en las instalaciones de la Policía Cundinamarca, en donde era sometido a indagatoria por un Fiscal sin Rostro, que le definirá su situación en las próximas horas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
11 de junio de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�