Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EMPRESARIOS: ASÍ EVADEN IMPUESTOS

Sesenta y tres empresas colombianas participaron en una maniobra para evadir más de 80 mil millones de pesos al fisco y, aunque casi todas se declaran asaltadas en su buena fe por terceros, hoy afrontan sanciones por más de 132 mil millones de pesos y una investigación penal.

Sesenta y tres empresas colombianas participaron en una maniobra para evadir más de 80 mil millones de pesos al fisco y, aunque casi todas se declaran asaltadas en su buena fe por terceros, hoy afrontan sanciones por más de 132 mil millones de pesos y una investigación penal.

La maniobra consistió en falsificar facturas que acreditaban transacciones comerciales por más de 226 mil millones de pesos, con firmas legales ajenas a ese carrusel.

El caso es de tal envergadura que el propio fiscal general, Luis Camilo Osorio, fue enterado de los hallazgos que desde hace 10 meses están en manos de esa entidad, próxima a tomar decisiones.

La Dian se niega a entregar información al respecto -alegando la reserva tributaria-, sin embargo EL TIEMPO estableció que en el listado de empresas salpicadas por este escándalo hay importantes exportadoras y reconocidas firmas locales.

Entre ellas, Cable Unión de Occidente, con 3.800 millones de pesos en facturas falsas; Compisa Motriz S.A., con 1.690 millones de pesos; y Visión Satelital, con cerca de 3.500 millones de pesos.

Pero también hay firmas pequeñas, como Euroclero y Cía. dedicada a la venta de imágenes religiosas, que presentó facturas falsas por 70 millones de pesos: Uno hace sus cositas para poder sobrevivir. Pero eso lo hace todo el mundo y solo nos caen a los pequeños , (ver recuadro).

Investigadores del caso -que ha sido liderado por la Dian en asocio con fiscales- están seguros de que la sofisticada estrategia se planeó en las instalaciones de una importante firma exportadora ubicada en Medellín y que el fraude tuvo asesoría de dos ex funcionarios de la Dian de Pereira.

Las pruebas: varias interceptaciones telefónicas.

Para ensamblar el mecanismo se usó información real como Nit, direcciones, teléfonos y nombres de ejecutivos de empresas sólidas, legales y totalmente ajenas al ilícito, cuyas actividades van desde la construcción hasta la asesoría en la importación de partes de avión.

Incluso, varias de ellas fueron allanadas para chequear sus contabilidades. Por esa vía, dijeron, se enteraron de lo que estaba sucediendo (ver recuadro).

La trampa al fisco se inició con la impresión de cientos de facturas que llevaban los nombres y Nit de las nueve firmas legales. La impresión corrió por cuenta de una pareja de esposos, que ya está plenamente identificada y que tiene una pequeña litografía en Medellín.

El mecanismo.

El siguiente paso consistió en agregarles a las facturas un código de identificación de la Dian, convirtiéndolas automáticamente en grandes contribuyentes y, por ende, en retenedoras del IVA.

En la práctica, esto significa que cualquiera que hiciera negocios con ellas, obtendría jugosas rebajas en el pago de impuestos.

Una vez terminado y pulido ese trabajo, los cerebros del asunto contactaron a cinco intermediarios -entre ellos a dos asesores tributarios- para que exportaran la estafa a Bogotá, Pereira, Cali, Cartago y Tuluá.

Allí, la idea les fue expuesta a empresas de todo nivel y actividades, como un efectivo mecanismo para aumentar el rubro de gastos deducibles y bajar así el pago de impuestos.

De esta manera, alcanzaron a realizar transacciones por 226 mil millones de pesos y a ahorrarse el pago de más de 80 mil millones de pesos en tributos.

Algunos de los empresarios investigados aseguraron que la mercancía que se detalla en las facturas, efectivamente ingresó a sus empresas, pero que ignoraban que los documentos de respaldo fueran falsos.

Lo que llama la atención de los investigadores es que no conocieran a sus proveedores y que les terminaran comprando cueros, montacargas, computadores e insumos químicos a asesores en la importación de partes para aviones o a fabricantes de cremalleras.

En todo caso, la táctica falló y como un juego de naipes, una a una, han ido cayendo las empresas decentes que terminaron salpicadas por usar este mecanismo y pagar así menos tributos entre 1998 y el 2003.

Las consecuencias de la trampa al fisco han sido de tal magnitud -las multas, la denuncia penal- y la sanción moralque algunas de las firmas que usaron el oscuro mecanismo optaron por cambiar sus nombres, liquidar o vender.

Los cerebros.

Pero es a los cerebros de esta maniobra a los que hoy persiguen las autoridades. El eslabón clave es un alto ejecutivo de la empresa ubicada en Medellín que se dedica a la exportación de cuero.

Su vocero le aseguró a este diario que ellos hacen parte del grupo de empresas que fue asaltada en su buena fe: No fuimos cerebros de nada, somos víctimas , dijo.

Y aunque los dueños de la empresa son ajenos a estos hechos, rastreos electrónicos en poder de las autoridades revelan los nexos entre el alto empleado y la banda. Es más, la empresa registró transacciones con facturas falsas por 90 mil millones de pesos.

Por ser parte de la investigación, EL TIEMPO omite el nombre del ejecutivo y el de la empresa.

El segundo eslabón de la cadena lo constituyen los dos ex funcionarios de la Dian. Su misión era la de identificar a las empresas cuya papelería iban a falsificar, así como a los potenciales clientes de esas facturas. De ellos también existen interceptaciones.

En entrevista con este diario, una de las empresas implicadas identificó a un tercer miembro de la organización quien -según dijo- laboró para una firma de televisión por cable que también es objeto de investigaciones.

El senador.

Se trata de Cable Unión de Occidente S.A., a la que estuvo ligada el actual senador Habib Merheg Marun.

Y aunque el parlamentario aseguró a EL TIEMPO que se desvinculó de esa empresa hace más de 3 años y que no conoce el caso, en la investigación consta que en el momento en que se registraron parte de los hechos investigados, él era gerente y representante legal de Cable Unión.

Tanto la Comisión Nacional de Televisión como la Fiscalía investigan a esta empresa por posible piratería de señales de varios canales internacionales.

Incluso, en enero pasado, la Fiscalía llamó a juicio a representantes de esa firma por violación a los derechos patrimoniales de autor.

Por esos mismos hechos, la Corte Suprema de Justicia investiga, de forma preliminar, al senador Merheg.

Se llamó al actual representante legal de Cable Unión de Occidente, pero al cierre de esta edición no había devuelto las llamadas.

Y mientras la Fiscalía toma decisiones de fondo dentro del proceso de la millonaria evasión, la Dian continúa escuchando los descargos de las empresas salpicadas. Y aunque alegan que la evasión no tiene cárcel, sí el concierto para delinquir y el uso de documentos falsos, conductas que, en criterio de los investigadores, se configurarían.

EMPRESAS LIMPIAS.

Firmas legales -ajenas al ilícito y cuyos datos utilizó la banda- pidieron a la Fiscalía que se investigue a fondo lo sucedido. Se publican sus nombres y declaraciones con el ánimo de enfatizar en su transparencia.

- Representaciones Unidas:.

Denunciamos el caso a Fiscalía que inicialmente precluyó. Vendieron facturas -por 40 mil millones- con nuestro nombre y dirección. Trabajamos en el área de confección, y aparecemos vendiendo montacargas e insumos químicos .

- Mesa de Colombia Ltda:.

Las autoridades nos informaron. Una de las firmas con las que supuestamente tuvimos negocios es de TV. por cable. Somos exportadores de autopartes con clientes como la ensambladora de Mazda en el Ecuador .

- Rojas Trasteos:.

La Dian constató que no tenemos relación alguna con esas empresas que facturaron más de 600 millones de pesos usando nuestro nombre .

- Andinos Sia Ltda. y Transportes Coordifronteras Ltda.:.

En el 2003 la Dian nos hizo una visita y comprobó que nuestro nombre fue usado. Somos una sociedad de intermediación aduanera con casi 30 años de trabajo .

- Constructora Nelekonal:.

La Dian y verificó que esas firmas no existen en nuestra contabilidad .

- Importex S.A.: No fue imposible contactarla.

Importaciones y Rep. Latinoamericanas Ltda.:.

Entidades de control nos visitaron y comprobaron que no teníamos nada que ver. Ya denunciamos el caso. Nosotros asesoramos importaciones de partes aeronáuticas.

HABLAN VOCEROS DE ALGUNAS EMPRESAS SALPICADAS.

Algunas de las empresas implicadas en el caso ya pagaron las sanciones a la Dian. Otras, argumentando haber sido asaltadas en su buena fe, están controvirtiendo las sanciones.

- Curtimbres Copacabana y Cataluña S.A.:.

Fuimos víctimas de manos oscuras y asaltados en nuestra buena fe. No sabíamos que esas facturas eran falsas y menos que habían utilizado ilegalmente el nombre de otras empresas .

- Euroclero y Cía Ltda.:.

Por muy legal que se quiera ser, a uno se le daña el corazón y hace sus cositas para poder sobrevivir y caímos. Fuimos sapiados . Ya aprendimos del error .

- Hormas Andina Ltda.:.

El pecado existió. Se hizo una transacción con una empresa que resultó ficticia, a la que sí le compré unos insumos plásticos que resultaron inservibles. Cuando llegó la Dian se regresó la operación .

- Cortes y Metales E.U.:.

En el 2000 se compró legalmente acero, pero en el 2003 la Dian me dijo que esa empresa no existía. Que dizque nos inventamos esa factura. Lo Nos asaltaron en nuestra buena fe .

. Xtec S.A.:.

El lío fue con tres facturas y ya no queda sino una por aclarar. Tenemos las pruebas de que la mercancía nos la enviaron de Cali y se la vendimos a empresas serias. Las facturas cumplían las normas legales .

- Colpisa Motriz S.A.:.

La Dian nos rechazó unos costos y nos ordenó corregir la declaración de renta y lo hicimos. De esas facturas no sé nada, ya que la persona que conoce del caso está fuera del país .

- Industrias Xtra Suelas de Colombia S.A.:.

Tras dos llamadas, un vocero dijo que el representante legal seguía fuera de la ciudad.

- Salpa de Colombia S.A.:.

Preferimos dejar las cosas como están y no hacer comentarios .

- Servicur:.

La empresa se liquidó. No sabemos qué pasó .

- Novametal:.

La empresa no se va a referir al tema .

- Acerci:.

El representante legal está fuera de la ciudad .

Cable Unión de Occidente:.

Dijeron que las directivas devolverían la llamada. Al cierre de esta edición no había ocurrido.

- Siaf Ltda.:.

Dijeron que la empresa fue liquidada, que sus antiguos dueños se comunicarían con este diario. Al cierre de esta edición no lo habían hecho.

- Goldcell:.

Somos los nuevos propietarios desde el 14 de enero pasado y estamos al día con la Dian , dijo una vocero.

- Visión Satelital S.A.:.

Es un capítulo cerrado. Pagamos 200 millones de multa. Fuimos asaltados en nuestra buena fe por un intermediario que nos quiso vender unos deducibles de gastos. La propuesta fue a la contadora .

Cía Importadora de Occidente S.A.:.

Se llamó en cinco ocasiones sin respuesta. Terceros informaron que pagaron la sanción y que su caso fue cerrado.

- u.investigativa@eltiempo.com.co

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
4 de abril de 2004
Autor
UNIDAD INVESTIGATIVA

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: