Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CON LOS CACHOS EN EURO

Para poner los cachos en Europa no hace falta una querida, sino la experticia de una industria exportadora. Los cachos se han convertido en una oportunidad comercial para Colombia.

Para poner los cachos en Europa no hace falta una querida, sino la experticia de una industria exportadora. Los cachos se han convertido en una oportunidad comercial para Colombia.

René Martínez, directivo de la Comercializadora Internacional Las Vaquitas, está aprovechando este mercado. "Los cachos y cascos de toro sirven para la agricultura como fertilizantes orgánicos y son muy apetecidos en Europa", dice.

Entre la oferta exportable de su negocio de subproductos bovinos y porcinos también se incluyen cálculos biliares, estómagos de ternero, bilis, tráqueas bovinas, penes bovinos y orejas porcinas. Sus principales compradores son industrias farmacéuticas de Japón, China, Suiza y Alemania.

Los cálculos biliares tienen varios usos. Martínez, zootecnista vallecaucano de 45 años, dice que son muy apetecidos en Japón porque contienen bilirrubina, que sirve como componente para medicamentos hepáticos. En China se usan para acelerar el desarrollo de perlas en las ostras.

Los cálculos sirven también como conductores eléctricos que se utilizan en los microchips de los computadores y en relojería. Anualmente Las Vaquitas exporta unos 36 kilos de cálculos.

Los estómagos de ternero son el cuajo que se utiliza en los famosos y olorosos quesos madurados europeos. Cada estómago cuesta en el mercado internacional entre siete y ocho dólares.

Como juguete para los perros nada mejor que las orejas de marrano y los penes de toro, asegura Martínez. Explica que en Europa, con el furor por lo orgánico, se usan para reemplazar la carnaza con la que se hacen los huesos, porque esta se saca del cuero desechado en las curtiembres y tiene muchos químicos malos para la salud.

Para poder exportar, los mataderos y frigoríficos donde compra los productos deben estar certificados libres de aftosa. Además, cada producto debe ser revisado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) antes de salir del país.

Martínez empezó a trabajar en subproductos bovinos desde que estudiaba en la Universidad Nacional de Palmira. Su tesis de grado fue sobre las posibilidades de explotar este mercado.

"Cuando me gradué en 1984 el sector del agro estaba muy decaído y yo vi el potencial de esto. Además, es un gran campo de investigación", dice. Por eso cree que si tuviera el tiempo y el dinero suficiente se dedicaría solo a la investigación y a desarrollar los productos que resultan de su materia prima.

Análisis de Proexport señalan a Corea del Sur y Estados Unidos como los principales clientes potenciales de esta industria.

Muitos estomaguinhos.

El principal exportador de subproductos bovinos es Brasil, que solo en estómagos exporta en promedio 50.000 unidades al año. Según el Instituto Nacional de Carnes de Uruguay, el año pasado Brasil recibió por exportaciones de subproductos bovinos a América 1 337.968 dólares.

En Colombia hay apenas cuatro compañías dedicadas a este negocio. No existen cifras sobre el total de exportaciones que se realizan.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
25 de mayo de 2004
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�