ARGENTINA Y CHILE, PRIMEROS EN TLC

ARGENTINA Y CHILE, PRIMEROS EN TLC

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dijo que está preparado para iniciar de inmediato conversaciones para la inclusión de Argentina, Chile y otras naciones apropiadas al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Clinton hizo la afirmación en una conferencia de prensa conjunta que celebró con el presidente argentino Carlos Menem, quien urgió a que se apruebe el TLC antes de que se inicien conversaciones con otros países.

1 de julio de 1993, 05:00 am

Menem es el primer jefe de gobierno latinoamericano en ser recibido por Clinton desde su instalación en enero.

Una vez el congreso ratifique con éxito el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica con México y con Canadá, quisiéramos reducir las barreras comerciales con otros países de este hemisferio , dijo Clinton.

El gobierno presiona para que el TLC sea aprobado y esté en funcionamiento para el primero de enero, alegando que será puntal en la creación de empleos y el crecimiento económico. Sin embargo, algunos de sus críticos dicen que el TLC tendrá como resultado la exportación de empleos a México.

Clinton dijo que el programa de liberalización económica emprendido en Argentina por el gobierno de Menem demuestra las ventajas abarcadoras que tiene el libre comercio. Desde que Menem asumió el cargo en 1989, agregó Clinton, el comercio con Argentina se ha triplicado, lo que ha redundado en la creación de 40.000 empleos en Estados Unidos.

Clinton dijo que no tiene fecha fija para la inclusión de otros países en un acuerdo de tipo TLC. Menem dejó entrever que si el TLC está implantado, entonces las conversaciones podrían comenzar en enero.

Yo estaría preparado para conversar de inmediato con Argentina, con Chile, con otras naciones apropiadas sobre la posibilidad de expandir las relaciones comerciales al estilo TLC , dijo Clinton.

Yo he creído que el TLC debe ser modelo para abarcar a todas las democracias de América Latina y las economías de libre mercado , agregó.

Clinton afirmó que aun cuando no tiene una fecha fija, hay que ponerlo en marcha. Debemos tratar de elevar el volumen y la variedad del comercio con los países apropiados tan pronto como sea posible , señaló.