Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL NUEVO MAPA DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA

Arauca es la región donde hoy se comete el mayor número de homicidios en el país: 158 por cada 100 mil habitantes, un poco menos de los que en su momento registró la ciudad de Medellín en los tiempos duros de la guerra del narcotráfico. (VER GRAFICA: HOMICIDIO COMUN) (VER GRAFICA: LAS CIFRAS AÑO 1996) (VER GRAFICA: LAS CIFRAS AÑO 2004)

La estadística aparece en un informe de la Policía Nacional donde se asegura que la criminalidad en Colombia se redujo en 8 por ciento entre el primero de enero y el 11 de diciembre del 2004, comparado con el 2003.

Esta es la tercera vez que Arauca obtiene este triste liderato: en el 2003 registró 187 asesinatos comunes por cada 100 mil habitantes, y fue seguida por Guaviare (119), Casanare (113), Norte de Santander (98), Meta (97), Cali (88), Medellín (80) y Valle del Cauca (79).

En el 2002 Arauca figuró en el primer lugar con 175 asesinatos comunes por 100 mil habitantes, seguida de Medellín con 148, Caquetá 143, Norte de Santander 140 y Casanare, 129. En el 2001, la primera fue la capital antioqueña y Arauca estuvo en el cuarto lugar.

De acuerdo con ese documento, al departamento de Arauca le sigue en tasas de homicidios comunes Casanare, con 139 asesinatos por cada 100 mil habitantes; Guaviare, 101; Cali, 91; Valle del Cauca 89; Meta, 84, y La Guajira, 83.

Las cifras en esos departamentos son bastante elevadas, teniendo en cuenta que la media nacional es de 42 homicidios por ese mismo número de habitantes , aseguró un analista de la Dirección Central de Policía Judicial (Dijín), que pidió el anonimato.

El crecimiento de las tasas de homicidio en Arauca, Casanare y Guaviare, según el número 46 de la revista Criminalidad, de la Dijín, tiene que ver con que en esos sitios existe una mayor incidencia de los grupos armados y la autoría de la mayoría de homicidios corresponde a este grupo de personas.

...existe un consenso sobre los fenómenos que han originado la violencia reciente: las particularidades del desarrollo de algunas economías de frontera, el desplome de la justicia y el consecuente aumento de la impunidad y el impacto del narcotráfico , asegura la revista.

Si bien el documento de la Policía da cuenta, en el aparte de los 12 delitos de impacto social, que el número de homicidios comunes en Colombia se redujo en ese período al pasar de 22.322 casos en el 2003 a 18.978 en el presente año (3.344 episodios menos), alerta sobre las altas tasas de esta conducta en varias regiones del país.

Ya no es Medellín Para elaborar el informe, el Centro de Investigaciones Criminológicas se basó en los datos que reportó cada departamento de Policía.

Con base en esa información se estaría consolidando, a juicio de las autoridades, un nuevo mapa de la violencia en Colombia.

En ese orden de ideas, Medellín ya no ostenta el título de ser la ciudad más violenta de Colombia. Los datos dan cuenta que la capital antioqueña registra, después de Guainía, la reducción porcentual más alta en el número de estos casos en todo el país: entre enero del 2004 y el pasado 11 de diciembre ocurrieron 1.462 sucesos de este tipo, 42 por ciento menos que en el mismo lapso del 2003.

Las otras regiones con bajos niveles de homicidios son, en su orden Vichada, San Andrés, Amazonas, Córdoba, Bolívar, Boyacá y Bogotá.

El cambio es sustancial, pues hace ocho años, en 1996, la tasa de homicidios más alta la tenía Medellín con 208 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, seguida de Cali con 108 y Bogotá, con 62.

El general Rubén Carrillo, comandante de la Policía en Medellín, asegura que la reducción de los asesinatos en la ciudad se debe al trabajo que desde hace años está haciendo la comunidad antioqueña desde distintos frentes.

No obstante, para otras entidades y analistas, la baja en el número de homicidios en la capital antioqueña podría estar relacionada con otros fenómenos como el paramilitarismo (ver nota anexa).

Los que más subieron Analistas de la Policía resaltaron que en Casanare, Cali, Valle del Cauca, La Guajira, Caquetá y Risaralda este año se elevaron las tasas de homicidios con respecto al 2003, por la lucha territorial entre grupos de autodefensa y la guerrilla y las pugnas entre bandas de narcotraficantes.

Fabio Cardozo, miembro del Observatorio de Paz del Valle, considera que el grueso de esa cifra de homicidios en la región la aporta los problemas de convivencia y el trámite violento de las diferencias del conflicto que hay en Cali y el departamento. Pero a esto hay que sumarle la activación de los problemas de narcotráfico , añade.

Por su parte, sobre la situación en Risaralda, Guillermo Castaño, presidente del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, expresa que los altos índices de homicidios en este departamento responden, en parte, a una economía ilegal que trae consigo el ejercicio de la violencia.

El coronel César Augusto Pinzón Arana, comandante de la Policía en La Guajira, opina que el incremento, en el 2004, de 76 a 83 homicidios por cada 100 mil personas en el departamento se originó por los enfrentamientos, a principios de año, entre las Farc y las autodefensas.

La reducción en Medellín Que una ciudad como Medellín, que en otras épocas fue catalogada como una de las más violentas del mundo, ahora tenga según las autoridades el índice de homicidios más bajo en los últimos 25 años genera diversas interpretaciones.

Este año, según la Policía Metropolitana del valle de Aburrá se registró una reducción en los homicidios de 42 por ciento, es decir 1.462 homicidios frente a 2.677 del 2003 y 4.706 en el 2002.

El alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, repitió el viernes pasado en la presentación pública de su balance de gestión que esta reducción es mérito de las autoridades.

El trabajo de esta Administración con el proceso de desmovilización, hace un año, de los miembros del Bloque Cacique Nutibara (Bcn) de las Autodefensas fue uno de los mayores factores de reducción de muertes en la ciudad pues puso a 868 hombres menos en el conflicto armado , dijo.

Agregó que, además hay que tener en cuenta la intervención del Estado en la comuna 13, el trabajo de la fuerza pública por recuperar los espacios vedados en Medellín con el apoyo irrestricto de la Alcaldía y la relación que ha tenido esta Administración con la comunidad afectada con la violencia para hacer una labor comunitaria.

Según cifras de la Secretaría de Gobierno el ahorro fue de 800 vidas.

La extorsión y el secuestro también bajaron significativamente. Las estadísticas de esta Secretaria revelan que los homicidios de jóvenes entre los 18 y 29 años representan el 44 por ciento. Los menores de edad son el 8,6 por ciento de las víctimas.

Para Alonso Salazar, secretario de Gobierno de Medellín, el desafío es mantener la tendencia y llegar a lo ideal que es tener 26 homicidios por 100 mil habitantes por año. El 2004 lo terminamos con 53 homicidios por cada 100 mil habitantes , explicó.

Sin embargo, voces de Ong y entidades de derechos humanos en la ciudad tienen otra visión.

El informe de derechos humanos del 2004, presentado por el Personero Jorge Hernán Vargas, indica que esta reducción es una tendencia que viene desde 1991 cuando se registró el número más alto de muertes violentas en Medellín.

Esta tendencia sólo fue interrumpida en el 2002 por los operativos y enfrentamientos que rodearon la operación Orión en la comuna 13 , dice.

Agrega que aunque la disminución de los asesinatos esté vinculada a lo sucedido con el Bloque Cacique Nutibara, subsiste la duda de si ello se debe a su desmovilización o al control social, económico y político - armado que logró consolidar antes de su desmovilización y que ha mantenido después de la misma .

Sin embargo para Jesús Balbín, del Observatorio de Derechos y Conflicto Urbano de la Ong Instituto Popular de Capacitación (Ipc), no existe duda de que se debe al dominio del paramilitarismo.

La desmovilización no generó el desmonte del paramilitarismo en Medellín, que ahora tiene presencia bajo otros nombres , dijo el investigador.

La Secretaría de Gobierno reconoce la presencia del bloque José Luis Zuluaga de las autodefensas del Magdalena Medio, del bloque Héroes de Granada y del Elmer Cárdenas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
20 de diciembre de 2004
Autor
REDACCION JUSTICIA

Publicidad

Paute aqu�