Y NO OLVIDE LEER ESTE ARTÍCULO

Y NO OLVIDE LEER ESTE ARTÍCULO

Si busca desesperadamente sus llaves y no se acuerda que están en su bolsillo, no se desespere. La memoria a veces nos juega una mala pasada. Se olvida todo, el nombre de alguien que nos presentaron hace poco y hasta perdemos el hilo en una conversación. A veces ocurre porque no prestamos suficiente atención o porque algo interfirió en nuestra mente y no retenemos la información recibida.

19 de junio de 1994, 05:00 am

El archivo mental del ser humano tiene una parte conocida como memoria a plazo ultracorto. Los pensamientos y las impresiones son retenidas durante un máximo de 20 segundos. Si en ese tiempo se pierde el interés, volvemos a olvidarlo todo porque la información no fue almacenada.

A veces sucede también que el bombillo se apaga y no recordamos algo que tenemos en la punta de la lengua.

Los sicólogos conocen este proceso como una falla en el mecanismo automático de búsqueda que nada tiene que ver con la vejez. Generalmente se trata de una falta de concentración que puede ocurrir a cualquier edad.

Cuando usted se despaloma , la palabra que tenía en mente desaparece y no es fácil recuperarla enseguida. Algunas de estas sensaciones pasan a formar parte de la memoria a largo plazo. Allí se encuentran los recuerdos cargados de emociones (la canción en el momento del primer beso, por ejemplo).

Lo que se aprende en el colegio no se pierde porque continua almacenado. Mediante el reaprendizaje se puede recordar nuevamente lo aprendido, con mayor facilidad.

Existen varias causas que pueden ocasionar el deterioro paulatino de la memoria, entre ellos problemas vasculares, tóxicos y depresivos.

Patricia Montañés, neurosicóloga, y Martine Jacquier, neuróloga, de la Fundación Instituto Neurológico de Colombia, aseguran que los problemas de memoria se originan también en los medicamentos, la tiroides y en algunas causas de tipo infeccioso o metabólico.

Si no se le detectan al paciente estos síntomas, entonces existe la posibilidad que esta pérdida de memoria sea causada por la enfermedad de Alzheimer, una alteración neurológica cuya manifestación más importante es la pérdida de la memoria .

Esta enfermedad, hasta ahora incurable, se presenta fundamentalmente en la vejez y ataca a un pequeño porcentaje de la población. Constituye una de las 60 causas de los problemas de memoria. Se caracteriza por una desintegración progresiva e insidiosa de las funciones cognoscitivas, el lenguaje y la percepción.

Para ayudar a resolver estos problemas existen las clínicas de memoria, que como en el caso del Neurológico, cuentan con especialistas en diferentes áreas, pruebas de diagnóstico, para definir la verdadera causa del problema e indicar el tratamiento adecuado.

Qué era lo que debía hacer? - Uno de los mejores ejercicios para conservar y desarrollar la memoria es permanecer activo con una labor intelectual y ser autónomo en sus capacidades.

- Mediante un recurso de imaginación, visualice la información y localice sus diferentes puntos. Acto seguido recuérdela.

- Evite la ansiedad y la depresión, esto conlleva a trastornos en la memoria. A una persona deprimida se le olvida todo.

- Las bebidas alcohólicas y las drogas son enemigos de la buena memoria. También se relaciona con una dieta desbalanceada.

- Los ejercicios numéricos son una actividad automática que pueden aumentar el volumen de la información almacenada, pero no mejoran el proceso de la memoria.

- El nerviosismo y la tensión anímica tienen relación con muchas de las cosas que olvidamos, por ejemplo, en un examen. Por eso conserve la tranquilidad y la confianza en sí mismo.

- En casos de envejecimiento patológico se recomienda la prótesis mental (libreta de apuntes) para anotarlo todo.

- La repetición sucesiva ayuda a memorizar mejor.