Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

DESCUBREN CLONADORES DE TARJETAS

La captura en Bogotá de una banda conocida como Los clones y el arresto este fin de semana de un empleado de un conocido almacén de artículos de hogar por aceptar pagos con tarjetas clonadas, han disparado las alarmas sobre nuevas modalidades de robo con tarjetas débito y crédito.

La captura en Bogotá de una banda conocida como Los clones y el arresto este fin de semana de un empleado de un conocido almacén de artículos de hogar por aceptar pagos con tarjetas clonadas, han disparado las alarmas sobre nuevas modalidades de robo con tarjetas débito y crédito.

La estrategia de Los clones es la siguiente: en la puerta de entrada de algunos cajeros automáticos instalan un aparato conocido como lector de banda magnética y cuando el usuario desliza su tarjeta para abrir la puerta, sin darse cuenta, toda la información que contiene queda registrada en el equipo de los delincuentes.

Estas personas utilizan un aparato llamado magnetizador con el cual sustraen la información de la banda magnética y la pasan a un computador portátil para poder clonarla. Tienen un software especial que les permite sacar toda la información , explica el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Héctor García Guzmán.

El aparato falso, que se superpone al real, puede almacenar información hasta de 100 tarjetas, antes de ser retirado por los delincuentes.

Hace poco más de seis meses, entidades financieras como el Citibank denunciaron una estrategia similar, pero en ese caso no se instalaba el aparato clonador en la puerta del cajero, sino en el cajero mismo.

Con este mecanismo, los delincuentes obtienen, entre otros, el número de la cuenta a la que corresponde la tarjeta y la clave secreta, dos datos que les son suficientes para hacer distintas transacciones.

O, en ciertos casos, hacen una reproducción exacta de la banda magnética y se la pegan a tarjetas prepago de teléfonos y las utilizan en otros cajeros. De hecho, la Policía les decomisó a Los clones , cerca de 50 tarjetas clonadas de diferentes entidades.

Y ahí, viene otra parte de la estrategia. Según la Policía, los delincuentes no retiran todo el dinero que la persona tiene en su cuenta, ni tampoco el tope máximo permitido, sino que van desfalcando a su víctima gota a gota para que no se dé cuenta del robo.

Retiran especialmente los días de quincena, de a 50 o de a 100 mil pesos, según si el dueño mueve mucha o poquita plata. Así lo pueden hacer durante meses sin despertar sospecha, pues mucha gente no revisa su extracto bancario , explicó un investigador.

Luego de detener a tres personas de la presunta banda -uno de ellos ingeniero electrónico-, la Policía siguió la investigación y detuvo a una persona que desde su trabajo en uno de los más reconocidos almacenes de cadena de Bogotá les ayudaba a completar la estafa.

Los delincuentes hacen compras en supermercados, almacenes y restaurantes. Se valen de cómplices para pasar la tarjeta clonada. Al capturado se le encontró un cuaderno donde llevaba los registros de las tarjetas con los nombres de los dueños , precisó el investigador.

Los investigadores del caso siguen ahora el rastro de otras organizaciones dedicas a clonar tarjetas. Tenemos indicios sobre bandas en Barranquilla, Chía, Melgar y Girardot , indicó el investigador.

Ninguna entidad -Superintendencia Bancaria, entidades financieras, Fiscalía y Policía- entregó datos de los alcances de este delito. En el caso de la Fiscalía y de la Policía, advirtieron que los procesos por robos a través de medios electrónicos aparecen fundidos en un gran rubro de robos.

LE HA PASADO A USTED?.

Los delincuentes ya no solo se limitan a la clonación de las tarjetas o a la adulteración de los cajeros automáticos (que se llama en jerga policial skimi ), sino que incluyen otro tipo de trucos y operaciones a través de Internet.

- TELEMERCADEO.

Una de las modalidades más frecuentes es la de las llamadas que realizan personas que se identifican como funcionarios del banco, de una empresa de servicios públicos o de una compañía de telemercadeo.

Le dicen a quien recibe la llamada que se ganó un premio, que participará en promociones o le ofrecen un servicio adicional, para lo cual es necesario que marque cuatro dígitos al azar. Generalmente los primeros números que se vienen a la mente de la gente son los correspondientes a las claves secretas de sus tarjetas. Al recibir esos datos, los ladrones entran a la página de Internet del banco donde la víctima tiene la cuenta y desde allí hacen transferencias de dinero a cuentas de ahorro que abren exclusivamente para recibir esa plata y que luego nunca más las vuelven a utilizar.

La recomendación en estos casos es evitar al máximo usar las claves de las tarjetas para otro servicio, así como evitar suministrar información sobre la entidad en donde se tienen los ahorros o datos personales que puedan usar los delincuentes para robar.

Los bancos incluso recomiendan no entregar las claves a miembros de la familia, pues en varias ocasiones se ha comprobado que son las personas más allegadas las que suministran la información para el fraude.

- OPERACION ABIERTA.

Otro caso frecuente de robo en cajeros automáticos se denomina operación abierta y se da cuando la persona digita su clave e inmediatamente después un desconocido le ofrece ayuda, le indica que el cajero está fallando o no funciona. La persona entonces se retira del cajero sin finalizar la operación y el extraño aprovecha para entrar a su cuenta y robar. El consejo principal es no permitir el ingreso de personas desconocidas al cajero, así como no solicitar, ni aceptar ayudas de terceros. Los buenos samaritanos en los cajeros electrónicos no existen. Siempre el que viene a ayudar en estos casos tiene segundas intenciones, por eso se deben evitar o formar un escándalo para que no roben a otras personas , sostuvo Marta Claudia Larrota, analista de la Defensoría del Cliente Financiero.

También se recomienda evitar salir del cajero sin terminar la transacción que se esté realizando ó sin presionar la tecla cancelar.

- EL CAMBIAZO.

A los robos electrónicos se suman otras modalidades que se asemejan a la prestidigitación, pues sin que la persona se dé cuenta le cambian su tarjeta por una igual de la misma entidad, pero sin fondos.

En el lenguaje de los banqueros esta modalidad se conoce como el cambiazo y se presenta cuando aparecen personas extrañas en el cajero que fingen ayudar a su víctima y rápidamente le cambian la tarjeta. También se da en los establecimientos comerciales cuando la persona entrega su tarjeta para realizar una transacción y se la cambian.

La principal recomendación para evitar caer en esta modalidad de fraude es no perder de vista la tarjeta, así como tampoco permitir que vean la clave en el momento en que se está digitando, porque así el ladrón tenga la tarjeta, sino tiene la clave no puede hacer nada.

Igualmente es útil marcar la tarjeta para poderla reconocer y evitar el cambiazo. Pero si la persona cree que ya se la cambiaron, lo primero que debe hacer es bloquearla y verificar su saldo, solo así evitará que le roben su dinero.

CAFE INTERNET.

Según la Dijín, otra modalidad que está en auge para el robo electrónico es la que se da en algunos café Internet donde clientes, sin las debidas precauciones, hacen transacciones con sus tarjetas a través de la red.

Previamente los delincuentes han manipulado los computadores para que almacenen toda la información que se digita. Cuando la gente se va, extraen los datos y realizan transacciones con las cuentas ajenas.

SI LE ROBAN SIGA ESTOS PASOS.

1. Si usted es víctima de un robo electrónico lo primero que debe hacer es bloquear su tarjeta. Los bancos están en la obligación de informarles a sus clientes los números de teléfono a los cuales llamar para estos casos, pero si por algún motivo usted no se puede comunicar tiene una segunda opción que es la franquicia de la tarjeta. Si es Visa puede contactar a Credibanco y si es Mastercard a Redeban.

2. El siguiente paso consiste en poner un denuncio en la Policía.

3. Luego la persona puede acudir al defensor del cliente financiero de su entidad o a la Superintendencia Bancaria. El primero tiene un plazo máximo de 30 días para emitir su fallo y determinar si el banco debe resarcir al cliente. No obstante, la decisión del defensor no es de obligatorio cumplimiento para el banco. Por su parte, la Superbancaria toma las pruebas, pero no está facultada para obligar al banco a que le devuelva la plata al cliente, lo máximo que puede hacer es multar la entidad por negligencia o fallas en su sistema de seguridad.

4. Como el fallo de la Superintendencia o de la defensoría no obligan a la entidad a devolver la plata, usted puede utilizarlos como respaldo en caso de que le toque denunciar ante la justicia para conseguir que le reintegren el dinero.

COMO PROTEGERSE.

En los procesos de robos en cajeros automáticos las víctimas son responsables hasta que demuestren que no entregaron su clave, ni que tampoco fueron negligentes con el cuidado de su tarjeta. Para evitar este tipo de situaciones, los expertos recomiendan.

1. Si usted detecta elementos extraños en el lector (ranura) de la puerta del cajero o en el lector de tarjetas del cajero mismo no los utilice. Si los utiliza, su clave secreta puede quedar en manos de un extraño.

2. Los aparatos que se utilizan para clonar tarjetas en las puertas o en los cajeros, los delincuentes los superponen sobre los originales, de manera que si nota que el lector es particularmente protuberante es posible que sea falso.

3. No arroje a la cesta de la basura los recibos de operaciones de cajeros automáticos, guárdelos o destrúyalos.

4. Utilice su tarjeta en cajeros automáticos o establecimientos comerciales reconocidos y autorizados.

5. No permita que su tarjeta sea deslizada en más de un datáfono.

6. No haga consulta de saldos o transacciones financieras en un café Internet (en la memoria de los computadores quedan huellas claves), solo utilice, para este tipo de operaciones, computadores conocidos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
9 de marzo de 2004
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�