Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL EJEMPLO DE UNOS BUENOS CIUDADANOS

- El Profe de la convivencia. foto Para el docente Rudol Márquez, las palabras dulces y los consejos sabios pueden cambiar la agresividad extrema de sus alumnos, los estudiantes del colegio distrital Agustín Fernández (en Usaquén, Bogotá). Allí eran cotidianas las peleas y agresiones entre alumnos de décimo y noveno, todos ellos de los estratos 1 y 2. Para este profe bogotano de 35 años se convirtió en obsesión cambiar los puñetazos por otras formas de acercamiento. Diseñó, con la autorización de las directivas del colegio, un nuevo manual de comportamiento basado en ejercicios de convivencia pacífica y no en normas frías y con sabor autoritario. Ahora, por ejemplo, los alumnos se reúnen en mesas redondas para autoanalizarse, sin intervención de sus superiores.

- Un líder innato y tímido. Foto Alto, flaco y algo tímido, pero con ímpetu y mucha gallardía, Yury Alexander Romaña, con solo 17 años, es un líder chocoano -de Quibdó- capaz de reunir a la gente de su ciudad en pro de causas benéficas. Así lo demostró el pasado 11 de agosto, cuando recolectó dinero y alimentos para 300 familias damnificadas de un incendio en el barrio Los Alamos. Además de ser el personero de su colegio, el Diego Luis Córdoba, pertenece -junto a otros 60 jóvenes- al grupo Juntos Construyendo Futuro, que movilizó a sus paisanos para conseguir ropa, comida e implementos de aseo personal. Anhela ser médico, y espera algún día conseguir los recursos económicos para reanudar los estudios que tuvo que abandonar.

- Educadora por la paz. Foto Todos los días desde hace diez años, Miriam Escorcia recorre una hora de camino desde su casa, en Fundación (Magdalena), hasta Algarrobo. Sale a las 5:30 de la madrugada rumbo al colegio que dirige desde 1995, cuando le propusieron llevar las riendas de un colegio en el que los alumnos eran víctimas del pánico y la desesperanza por culpa de la violencia armada de la región. El ejemplo que los jóvenes veían en su entorno no era otro sino el de las balas y la sangre, con el resultado más desalentador: las notas, muchas veces, generaban amenazas a los profesores. Transmití un mensaje de amor, esperanza y tolerancia a los estudiantes y sus familias , anota esta docente con especialización en administración educativa, nacida hace 54 años. Por medio de talleres de convivencia y recuperación de la tradición oral de la región, Miriam demostró que hay otros caminos frente a la violencia.

- La deportista de la esperanza. Foto Aunque Marta Pinzón nació en Tunja (Boyacá), se siente hija de Santa Marta (Magdalena). Allí trabaja en el colegio Fátima de la Policía, donde de 600 alumnos solo 120 viven con ambos padres. La falta de figura paterna se suma al ambiente de violencia y hostilidad que rodea a los hijos de policías, de los cuales hay 34 huérfanos. Estas problemáticas la obligaron a actuar. De esta iniciativa nació El niño de la esperanza , un programa educativo en el que esta licenciada en educación física inyecta una buena dosis de valores éticos mediante su clase de deportes. Sus muchachos encontraron en este espacio un lugar para curar sus traumas y aliviar las heridas de sus almas. Amante de las caminatas por la orilla del mar, Marta agradece a Dios por haberle dado fuerza para sacar adelante el proyecto, que al principio le costó sudor y lágrimas.

- Valluna que deja huella. Foto Angela María Castillo reparte su sonrisa de marfil en las comunas de Cali. Le gusta recorrer las calles de esta ciudad, a la que llegó hace cuatro décadas a estudiar en la Normal, donde se convirtió en maestra. Después de recorrer las aulas de la universidad Santiago de Cali, decidió devolver algo a la gente de la ciudad que la acogió. Hoy, a sus 60 años, sin haberse casado ni haber tenido hijos, entregó su vida a la Ong que fundó en 1994: Huella Contemporánea, desde la que organizó actividades artísticas en zonas populares caleñas como Aguablanca, Terrón Colorado y Siloé. Cuando se les brinda a los muchachos la oportunidad de demostrar sus potenciales y ocupar su tiempo libre, se fortalecen muchos valores como la autoestima, el trabajo en equipo y la tolerancia , anota esta hija de Buenaventura.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
26 de octubre de 2004
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: