Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ADOLFO X , PALADÍN DEL HOLLYWOOD PAISA

La Bestia, el mismísimo Lucifer, permanece escondido en una lujosa hacienda en las afueras de Medellín. Su plan de destruir a la humanidad, usando la tecnología y la informática, está a punto de concretarse. Desparramado en un sofá, rodeado por los equipos más sofisticados, imparte sus últimas órdenes a los íncubus, súcubus, demonios, guardaespaldas y voluptuosas modelos paisas que lo rodean. El final de los días del hombre ha llegado. Y ahora, quién podrá defendernos?

No será el Chapulín Colorado, ni Kalimán y menos Supermán o el CTI de la Fiscalía, no: el encargado de acabar con la Bestia será Miguel Ds Mountreax, un ángel caído bien plantado, de acento paisa y con un apetito sexual desmedido. Su misión: detener las fuerzas del mal. Sus señales: alto poder mental y si es herido, regeneración de su cuerpo, poseyendo sensuales colegialas. Sus métodos y herramientas: artes marciales, pistola Glock 9 mm, sable samurái y motosierra.

Mamados de los Neos, los Stallones y los Jackiechanes no sienta mal un superhéroe criollo, con superpoderes y toda la parafernalia hollywoodense o bueno, lo más cercano a ella que se pueda. Además, Qué mejor que en lugar de actrices langarutas (tipo Milla Jovovich) unas paisas de piernas y pechos bien generosos? Estas mismas reflexiones se hizo el joven cineasta paisa Adolfo X hace cuatro años, cuando creó su serie, primero para televisión, de Mountreax. Y dio en el blanco, porque poco a poco, su héroe se hizo tan popular en Medellín, a través de la televisión por cable, que ya hasta tiene tienda con artículos y ropa de su película. Incluso, a César Vélez, el joven estudiante de publicidad que encarna a Mountreax, ya lo paran a pedirle autógrafos y la gente le mama gallo en la calle gritándole, Hey Mountreax sacá la espada! .

Todo comenzó en el 2000, con el concurso de cortos de Sky TV, en el que Adolfo ganó con el primer capítulo de Mountreax. Después de eso, Telemedellín compró los primeros 12 capítulos. Claro, yo me entusiasmé y grabé 12 más, pero no me los compraron y me fui a quiebra , cuenta. Sin embargo, gracias a la popularidad de su personaje, una distribuidora de cine y televisión compró toda la serie y ya la vendió en Ecuador y está en negociaciones con un canal privado de Australia.

Porno, mafia y drama Las películas de Adolfo X , de 26 años, son vistas con malos ojos en los círculos intelectuales de Medellín, que las consideran superficiales, plásticas y mediocres. Sin embargo, su trabajo tiene el encanto de lo auténtico y de la recursividad, porque además de director, escritor, editor y camarógrafo de sus cintas, Adolfo hace todos los efectos especiales. Las máscaras, los balazos, las explosiones, todo es producto de su inventiva.

Adolfo es muy auténtico. Es arriesgado, creativo y tiene la intuición del comerciante, porque posee memorabilia y una buena estrategia de mercadeo de sus películas, algo muy raro en el medio audiovisual colombiano -dice Jorge Mario Durán, director del Departamento de Cine del Museo de Arte Moderno de Bogotá-. Por encima de tanto cineasta formado, Adolfo es muy intuitivo y hace rato que Medellín le quedó chiquito .

Con la misma desvergenza con la que en sus películas desnuda a una modelo o muestra cómo le cortan la cabeza a un personaje en primer plano, Adolfo acepta que no ha estudiado cine y que nunca lo estudiará: Prefiero hacer las cosas por instinto, a mi manera y tener un público a mi manera. Yo soy mal estudiante de cine. Casi ni veo películas. Y las que veo, las trago enteras, no me fijo en los detalles y entre más corticas, mejor. Es que soy hiperactivo y no me puedo pasar más de hora y media sentado frente a un televisor .

La fiebre del cine le llegó a Adolfo hace 6 años, cuando un amigo le prestó una cámara, que desde entonces no suelta. Ha hecho prácticamente de todo. Desde dramas (como El heredero, con el que ganó el premio nacional de dramatizado, de la Universidad de Antioquia) hasta porno. De ahí su nombre, porque sus amigos se acostumbraron a decir: Uy, vamos a vernos una película donde Adolfo el X . Y lo inevitable, también le ha jalado a las de mafia, como Término fijo, un largometraje con narcos y mucha bala a bordo.

A Mountreax llegó aplicando la lógica del cine que tanto le gusta: el violento. Es decir, sangre, bala, carros lujosos y mujeres espectaculares. La idea no era imitar a Hollywood, sino jugar a la película. Si uno tiene la goma de ese cine, pues vamos a parodiarlo de manera sencilla, porque no hay plata -dice-. Entonces, si en una escena hace mucho sol, pues corrámonos todos pa aca, en lugar de tirarse plata en la superlona para hacer sombra .

Igual de recursivo es con sus actores, que saca de casas de modelaje: Uno lo que quiere es ver gente bonita. Ese es otro ganchito, porque siempre incluimos gente popular en la ciudad, modelos, como Juan Pablo Llano, José Luis Delgado o Sara Corrales. Hasta gente de la radio juvenil metemos .

Wachowski paisa Para Felipe Moreno, director del programa El Espejo y del Festival Internacional de Cortometrajes, el valor artístico de Adolfo X radica en la creación de un estilo de narración audiovisual muy suyo, y muy paisa .

El convierte muchos elementos de la cultura juvenil de Medellín (las modelos, los carros, las motos, etc.) en historias audiovisuales. Su éxito se debe a que hace todo lo que se cree prohibido, como usar esas modelos buenísismas que cualquier otro realizador no utilizaría por creerlas bobas pero que todos queremos ver. Nos gustan sus películas porque es un tipo que se arriesga a hacerlas como le salen y no se arrepiente ni le da pena .

En medio de tanta quejadera del medio cinematográfico nacional, por falta de plata, Adolfo X está reeditando los 24 capítulos de su serie y convirtiéndolos en tres largometrajes: Quién crees que eres?, El regreso de la marca y El nombre de Dios, al tiempo que termina la última parte de la saga: Más allá del hielo.

Mis películas son muy baratas. Las hago con cámara al hombro, con luz natural, soy el dueño de los equipos y las filmo con mis amigos. Además, procuro hacer siempre canjes con empresas privadas y ya , dice Adolfo, a quien ya algunos llaman con burla el Wachowski paisa , comparándolo con los famosos hermanos directores de The Matrix. Igual que ellos, detesta las fotografías y prefiere mantener el misterio de su identidad.

Para el 2005, planea hacer una última versión de Mountreax, con todas las de la ley, es decir, buena tecnología y mejores efectos digitales, bueno, si consigue patrocinio. Si no, dice que está pensando seriamente en aceptar una propuesta que le hicieron en Australia para ser algo así como el asistente del asistente del asistente del director de una superproducción que se va a hacer allá, a lo mejor, con un Wachowski de los de verdad.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
26 de septiembre de 2004
Autor
JIMMY ARIASRedactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad