Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL MÁS GRANDE CAPO EXTRADITADO

Ayer, casi diez años después de haber sido capturado por primera vez por las autoridades colombianas, el Gobierno confirmó la autorización de extradición hacia Estados Unidos de Gilberto Rodríguez Orejuela, el Ajedrecista , uno de los más importantes capos del narcotráfico.

Rodríguez fue entregado a alguaciles estadounidenses en el hangar de la Policía, ubicado en la base aérea de Catam de Bogotá, luego de ser trasladado desde la cárcel La Picota.

El Gobierno había aprobado su extradición el pasado 8 de noviembre, pero los abogados de Rodríguez interpusieron un recurso de reposición.

Gilberto Rodríguez y su hermano Miguel son considerados por las autoridades estadounidenses y colombianas como los jefes del cartel de Cali, una poderosa organización criminal que, según estiman, exportó 80 por ciento de la cocaína que se consumió en ese país entre 1982 y 1995.

Pero lo que más llamó la atención de la carrera delictiva del Ajedrecista , fue su capacidad de crear un conglomerado empresarial al servicio de sus actividades delictivas.

Las autoridades estiman que, a través de decenas de empresas fachada, lavó anualmente 7 millones de dólares.

La resolución La ratificación de su extradición se hizo efectiva mediante la resolución número 288, firmada por el propio presidente Uribe y por su ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt.

En el documento, aparecen las 14 páginas a través de las cuales la defensa de Rodríguez argumentóálas razones por las que consideraba que su defendido no podía se extraditado.

En su criterio, hay una doble incriminación,áactos discriminatorios originados en la lista Clinton , falta de condicionamientos para el juzgamiento del capo en E.U. -como el de no ser condenado a cadena perpetua y no recibir tratos crueles y degradantes- y la no equivalencia entre el indicment de E.U. y la resolución de acusación.

No obstante, para el Gobiernoácolombiano es claro que los delitos por los cuales es reclamado Rodríguez en E.U. son diferentes a los que sirvieron de base para condenarlo en Colombia.

La supuesta discriminación -por incluirlo en la lista Clinton- fue calificada como una opinión ajena a los temas jurídicos de fondo y sobre los condicionamientos, el Ejecutivo señala que en la resolución fueron reseñados.

Por último, sobre la equivalencia del llamamiento a juicio con el indicment, el Gobierno dice que ese tema no es competencia del Ejecutivo, sinoáde la Corte Suprema de Justicia.

La extradición de Rodríguez, de 63 años, estuvo antecedida de intensas maniobras políticas y de opinión que intentaban crear un ambiente negativo en torno al tema de la extradición.

Dichas maniobras se tradujeron incluso en conatos de cambios en el Código Penal, en huelgas de hambre en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, donde está detenido un grupo de extraditables, así como panfletos y hasta exigencias de los paras sobre el tema.

La campaña comenzó desde febrero cuando el congresista Jaime Durán, de la Comisión de Acusaciones de la Cámara, dijo que atendería una denuncia de los extraditables de la cárcel de Cómbita contra la Corte Suprema.

Luego vino la alerta por un artículo del proyecto de Código de Procedimiento Penal que abría un boquete en el trámite de extradición.

En febrero pasado, cien extraditables se declararon en huelga de hambre en Cómbita alegando que la Corte no valora las pruebas antes de decidir cada extradición.

Así, lograron que el ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt, se reuniera con sus abogados en la primera semana de marzo.

Igualmente, a un noticiero de televisión llegó un comunicado firmado por Colombianos perseguidos por los gringos (Copergrin), en el que se anunciaba la entrega a la justicia colombiana de Rasguño (extraditable pero sin ningún proceso aquí). Similar a los panfletos de Los extraditables de la época de Pablo Escobar.

También los paramilitares se hicieron sentir, y a principios de marzo dijeron que para seguir negociando con el Gobierno, éste debe garantizarles no ser extraditados.

Esta maniobras fueron atribuidas por las autoridades, entre otros factores, a la cantidad de peces gordos que E.U. había solicitado en extradición durante los últimos dos años, entre ellos a los hermanos Rodríguez Orejuela, y los comandantes de las Farc, como Jojoy , y de las Auc, como Castaño y Mancuso.

Igualmente, la inclusión en la lista de grandes narcotraficantes de jefes paras como Don Berna , El Aguila , Ernesto Báez , Martín Llanos y los hermanos José Vicente y Héctor Castaño.

Otros factores, según las autoridades, fueron la guerra interna de los narcos del Norte del Valle que cobró la vida de varios abogados y más de 100 muertos , el proceso de desmovilización de más de 10 mil paras y las campañas - legales o ilegales-, de los extraditables.

El más reciente capítulo en esta campaña ocurrió con las cartas que varios congresistas, entre ellos de Javier Cáceres, enviaron al presidente Alvaro Uribe poniendo en tela de juicio el mecanismo de la extradición.

Las jugadas del ajedrecista El joven que sostenía a su familia con las monedas de los mandados en una farmacia de Mariquita (Tolima) y que 40 años más tarde se convirtió en uno de los barones de la droga, catalogado por la revista Forbes como uno de los más ricos del mundo con una fortuna de 5 mil millones de dólares, se enfrenta hoy a la posibilidad de terminar sus días en prisión en Estados Unidos.

Gilberto Rodríguez, conocido como el ajedrecista por su forma meticulosa de coordinar operaciones de narcotráfico y por poner en jaque a las autoridades antidrogas, comenzó su vida delincuencial, según las autoridades, con la banda Los Chemas , acusados del secuestro de dos ciudadanos suizos, a la vez que comenzaba el montaje de la primera sucursal de Drogas La Rebaja.

En 1984 fue detenido en España acusado de tráfico de estupefacientes. Allí fue su primer forcejeo con la justicia de E.U. que lo pidió en extradición. Sin embargo, España le concedió a Colombia la extradición y tras dos años de proceso, un juez en Cali lo absolvió por falta de pruebas. A partir de ese momento pasó a la clandestinidad.

Su nombre reapareció cuando fue señalado de pertenecer a Los Pepes , grupo clandestino que participó en la persecución de Pablo Escobar. Rodríguez intentó someterse a la justicia, pero las negociaciones no fructificaron y fue capturado el 9 de junio de 1995.

Tras cumplir una condena de 7 años y 15 meses por narcotráfico, recuperó la libertad el 7 de noviembre del 2003, tras un controversial fallo de un juez de Tunja. Ocho días después, fue recapturado en Cali bajo cargos de enviar 150 kilos de cocaína a Costa Rica en 1999, junto con su hermano Miguel.

Lo que le espera en Estados Unidos Un aeropuerto privado de la zona de Timiami, suroeste de Miami, o un hangar especial del aeropuerto internacional de esa ciudad de la Florida son los dos lugares donde se tiene previsto puede aterrizar el avión de la DEA que transporte al jefe del cartel de Cali Gilberto Rodríguez, desde Colombia tras su entrega por las autoridades colombianas.

La llegada de la aeronave a suelo estadounidense pondrá fin a una batalla jurídica de cuatro meses en Colombia y dará inicio a otra ante jueces de la Florida y Nueva York que lo acusan de seguir con el negocio del narcotráfico desde la cárcel.

Rodríguez permanecerá recluido en el Centro de Detención Federal, un edificio alto con pequeñas ventanas y que tiene comunicación directa con las cortes. Es el mismo lugar donde estuvo detenido Fabio Ocho Vásquez antes de su audiencia preliminar, tras su extradición en el 2001.

Según las leyes estadounidenses, Rodríguez deberá comparecer ante el juez antes de 48 horas de su llegada a E, U. para escuchar los cargos.

Alí mismo se realizará el juicio y será entonces cuando la oficina de Marcos Daniel Jiménez, fiscal del sur de la Florida, presentará las pruebas en su contra.

También se esperan declaraciones del abogado José Quiñón, conocido en Miami por llevar los casos de varios narcotraficantes (incluida la etapa inicial del juicio de Ochoa Vásquez), quien es el representante legal de Rodríguez y asumirá su defensa.

FOTO Gilberto Rodríguez fue detenido por primera vez en junio de 1995, luego de varios intentos frustrados de someterse a la justicia.

John Wilson Vizcaíno / EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
4 de diciembre de 2004
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: