OSCAR, EL CAMPESINO EMBEJUCADO

OSCAR, EL CAMPESINO EMBEJUCADO

Comenzó como un regalo de Navidad. Un CD más o menos casero que solo iban a oír amigos y familiares. Pero la fuerza de El campesino embejucao lo llevó mucho más allá de las casas de sus conocidos. Hoy, la canción suena en emisoras de Colombia, México, Inglaterra y Estados Unidos y se convirtió, sin el respaldo de ninguna disquera, en un éxito de ventas.

2 de agosto de 2004, 05:00 am

Comenzó como un regalo de Navidad. Un CD más o menos casero que solo iban a oír amigos y familiares. Pero la fuerza de El campesino embejucao lo llevó mucho más allá de las casas de sus conocidos. Hoy, la canción suena en emisoras de Colombia, México, Inglaterra y Estados Unidos y se convirtió, sin el respaldo de ninguna disquera, en un éxito de ventas.

Detrás de este fenómeno está el talento de un especialista en derecho administrativo, autor de siete libros, que a sus 49 años alcanzó una fama que, dice, no buscaba ni esperaba. Por eso Oscar Humberto Gómez Gómez se define como la antítesis del artista.

"El Campesino... es un padre de familia que se embarcó en un mundo al que no pertenece. No se sabe las canciones y le toca leerlas. Además de eso, con gafas, porque no ve bien", dice este cantautor, que reconoce que es muy complicado sacarle tiempo al ejercicio del derecho para colgarse sombrero y poncho y subir a los escenarios.

La piedra del campesino de su composición, asegura, es la misma del pueblo colombiano. "El se indigna porque no le respetan su independencia y quiere lo mismo que todos: que no nos obliguen a ser guerrilleros o paramilitares, liberales o conservadores, o demócratas cristianos o cualquier otra cosa.

Consciente de haber logrado traspasar las fronteras de la música santandereana, Gómez se refiere a su trabajo musical como una forma de resistencia cultural , que pretende equilibrar la enorme acogida que en esta parte del país han tenido ritmos caribes como el vallenato.

"El campesino embejucao no está contra la música de otras partes, pero sí pide que así como nosotros les hemos abierto los brazos de par en par a vallenatos y rancheras, también logremos que en otras partes nos abran las puertas con el mismo respeto a nuestros aires folclóricos".

FOTO/Archivo particular.

Detrás del mayor éxito actual de la música folclórica santandereana está Oscar Gómez, doctor en leyes.