Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MULTIBANCA O BANCA ESPECIALIZADA

Hace unos años, cuando el país estaba cerrado al comercio internacional o al movimiento de capitales, y cuando por consiguiente la especialización -o división del trabajo como la llamara Adan Smith- no era tan importante por que cada país hacía de todo un poco, existía la banca especializada y no era discutida. Curiosamente cuando el país se abre a la competencia internacional, en la cual se imponen la especialización y las ventajas comparativas, y comienzan a ser más importantes las diferencias entre bienes objeto del comercio internacional (o transables) y bienes que no son objeto de comercio, se ha querido vender la moda, o como nos sucede muchas veces en Colombia, la penúltima moda de la multibanca. Defensa de upac

La multibanca, por supuesto, no tiene nada de malo, siempre que no lleve implícita la connotación de que la banca especializada debe desaparecer. En Colombia el tema tiene que ver principalmente con la que ha sido su banca especializada por excelencia: el Sistema Colombiano de Ahorro y Vivienda que ha sido la mayor y en ocasiones la única fuente de financiamiento de la construcción.

Porque dicho sistema se diseñó y se puso en marcha para estimular la construcción como sector líder o impulsor de la economía a raíz del Plan de las Cuatro Estrategias, que tenía como sector impulsor externo a las exportaciones y que buscó, como en realidad logró, que el ahorro privado financiara dichas actividades.

Otro hecho curioso consiste en que precisamente cuando el sector de la construcción ha mostrado ampliamente su condición de sector impulsor de la economía, es cuando se vuelve a plantear que no hay sectores líderes. Parece que nos sucede como con las brujas, que no existen, pero que las hay las hay.

Se ha demostrado también, por una parte, que la construcción y las exportaciones no se exponen entre sí sino que se complementan, y que los dos sectores, por otra parte, requieren un mecanismo que les permita crecer. En un caso es el ahorro indexado para créditos a largo plazo y, en el otro, una tasa de cambio que las haga rentables.

El sistema UPAC ha sido pieza fundamental de la construcción en Colombia y han sido muchos los países que se han interesado en desarrollar un sistema financiero especializado como éste, por que se ha visto la parálisis de esta actividad donde se cuenta con multibanca pero no con un financiamiento estable y a largo plazo.

Beneficios Debemos acordarnos de los tiempos en que hubo que emitir o contratar créditos externos para la construcción y los efectos indeseables de este tipo de políticas.

Hoy, en cambio, el sistema UPAC moviliza ahorro equivalente a cerca de cinco mil millones de dólares y sus deudores contribuyen en cerca de mil millones de dólares de nuevo ahorro cada año al pagar sus cuotas mensuales.

Qué significa esto? No sólo centenares de miles de empleos sino que para el gobierno ha sido un medio de financiar vivienda popular y estimular la economía, sin que esto le cueste un solo peso o tenga que dedicar un solo empleado a estas labores.

Las oficinas, los empleados, los gastos generales, corren por cuenta de las corporaciones de ahorro y vivienda. Acordémonos también cuando, hace pocos años, la Ley 9a. prohibió el crédito UPAC para vivienda popular. Todo el ingenio de nuestros economistas y burócratas falló al tratar de encontrarle un sustituto y el país estuvo casi dos años sin construir vivienda para las clases populares, hasta que se modificó la ley.

Más recientemente recordemos que a los bancos, que parecían muy interesados en financiar vivienda, se les acabó el entusiasmo cuando se les habló de destinar recursos a la vivienda popular. Ojalá lo hicieran.

Nuevamente, nada de malo tiene la multibanca y parecería más conveniente para el país destinar créditos a la construcción que a financiar automóviles -que no tienen por dónde circular y no generan el mismo empleo-. Pero, si es mejor negocio financiar automóviles, los recursos se irán hacia un uso menos rentable socialmente.

El privilegio Está bien que siga el debate. Pero teniendo en mente la conveniencia nacional más que la semántica. Decir que manejar ahorro con ajustes diarios es un privilegio no dice mayor cosa. Es lo mismo que decir que manejar cuentas corrientes es otro privilegio .

Se trata de especialización en banca. Nada se gana con que todas las entidades financieras den chequeras a sus clientes ni con acabar con la banca especializada. Cada una tiene su función.

Quizás el único privilegio sea el del sector de la construcción que tiene banca propia. Ningún otro sector la tiene, salvo en menor proporción el de los exportadores a través de la banca oficial. Lo cual nos lleva a otra curiosidad para terminar. Por qué los gremios de la construcción no defienden su banca?

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
28 de junio de 1993
Autor
LUIS EDUARDO ROSAS

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: