Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA FALLA GEOLÓGICA DE IBAGUÉ

Las fallas geológicas son fenómenos naturales que corresponden a fracturas de las rocas con desplazamiento de los segmentos producidos. Las rocas, al igual que los cuerpos sólidos, cuando se someten a esfuerzos, inicialmente se pliegan, posteriomente se fracturan y liberan energía en forma de ondas sísmicas que ocasionan terremotos y maremotos. Nuestro país está cruzado en todas las direcciones por fallas geológicas, pero esto no debe preocuparnos porque son muy antiguas y entonces se considera que están estabilizadas; vale decir, carecen de movimiento.

El problema se presenta cuando las fallas afectan rocas del Cuaternario, con menos de un millón de años de edad, que son las más jóvenes conocidas y que al tener fallas se consideran activas, o sea que eventualmente pueden moverse y producir terremotos, como el ocurrido recientemente en Popayán, donde hubo notorias pérdidas humanas y materiales.

La falla de Ibagué atraviesa gran parte de su casco urbano y afecta sedimentos cuaternarios. Esto le imprime carácter histórico, y por lo tanto es necesario estudiarla, para determinar si sufre algún desplazamiento, establecer la magnitud y la dirección del mismo y disponer, de acuerdo con los resultados del estudio, el uso potencial de la tierra.

Gran parte del trazo de la falla de Ibagué cuenta con asentamientos humanos adyacentes al mismo y la urgencia de determinar si es activa o no, radica en los estragos que podría causar en estas áreas tan densamente pobladas.

Observacioens de campo, como estado de los sardineles, grietas en los muros de las casas, descuadre y desgaste excesivo de líneas férreas y el deterioro de los concretos rígidos y elásticos de carreteras, indican indirectamente el movimiento de las fallas.

Estudios sísmicos, utilizando ondas sonoras, aunque sofisticados, dan idea también de la actividad de las fallas. El método más común para determinar el movimiento de fallas son los levantamientos topográficos de precisión o medidas geodésicas. Para esto se ubican mojones o puntos fijos de referencia, sobre calles o en lugares visibles de edificaciones y se les determina por medio de coordenadas X y Y su posición en el espacio y con la coordenada Z, su altura. Cada seis meses y durante varios años se chequean las coordenadas X, Y y Z y si no cambian en sus valores la falla es inactiva, pues sus bloques permanecen estáticos.

Si estas coordenadas varían, se determinan su magnitud y la dirección del cambio para establecer así la dirección y la intensidad del desplazamiento de las rocas, originado por la falla activa. El Instituto de Investigaciones en Geociencias, Minería y Química, Ingeominas, Regional Ibagué, efectúa el estudio geodésico de la falla del mismo nombre y en este enero de 1992, cuando se termine la implementación de los mojones, se iniciará la determinación de las coordenadas iniciales.

Preliminarmente y por las observaciones de campo, se cree que la falla geológicas de Ibagué, a pesar de su juventud, es inactiva, pero desde luego la última palabra la tiene la geodesia. Ingeominas contribuye de esta forma al planeamiento urbanístico de Ibagué, efectuando el primer estudio sobre control de fallas presumiblemente activas en Colombia.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Editorial - opinión
Fecha de publicación
16 de enero de 1992
Autor
HUMBERTO PEREZ SALAZAR

Publicidad

Paute aqu�

Top de noticias

Patrocinado por: