PERDONARÍA LA INFIDELIDAD

PERDONARÍA LA INFIDELIDAD

A los depresivos se les derrumba la autoestima, los histéricos acaban de una la relación, los narcisistas nunca recuperan la confianza y los obsesivos a veces logran perdonar.

5 de junio de 2002, 05:00 am

A los depresivos se les derrumba la autoestima, los histéricos acaban de una la relación, los narcisistas nunca recuperan la confianza y los obsesivos a veces logran perdonar.

Estas son algunas de las reacciones a la infidelidad que han encontrado los expertos en relaciones de pareja.

Una investigación realizada por el psicólogo chileno Giorgio Agostini, con 232 parejas del país austral, que han tenido problemas de infidelidad, encontró además que el 67 por ciento de los afectados superó el engaño con un perdón profundo; el 11 por ciento perdonó, pero sin olvidar; y el 22 por ciento se separó.

Además, hay un hecho primordial a la hora de las verdades: los afectados tienden a llevar la situación al extremo. En el estudio de Agostini, incluso, se hizo una identificación de procesos y comportamientos.

Los depresivos se culpan y la más afectada es su propia autoestima, que baja a niveles insospechados; mientras, a los histéricos les cuesta perdonar, pues su primera reacción es magnificar el hecho.

La reiteración permanente, con ideas e imágenes que atormentan, son las acciones de los obsesivos, quienes en la mayoría de los casos perdonan, aunque les demanda mucho tiempo. Y los narcisistas son los que más sufren, pues no superan la desconfianza y disculpar es casi imposible.

La investigación concluyó que cada vez es mayor el número de parejas con problemas de infidelidad que recurren a la consulta, buscando solución. Y también, aumentan las que asumen el reto de reconstruir su relación y comienzan por buscar el hecho que produjo el engaño.

Cuando sucede es porque algo pasa y de tiempo atrás. Por eso, no es el momento de reproches sino de revisiones , afirma la psicóloga colombiana Luz Carmen Maffiol.

Cultura y humor.

Aunque en Colombia el manejo de estas estadísticas no es frecuente, varios psicólogos de pareja argumentaron que a sus consultas están llegando más matrimonios buscando ayudas para los problemas de infidelidad.

Y el mayor aumento se ha notado en la necesidad de buscar soluciones cuando la infiel es la mujer. Factores como que ahora ellas son parte más activa del proceso económico de la pareja ha llevado a que sea más fácil establecer contacto con otra persona y se complique mantener despierto el amor y la relación de pareja , dice Luz Carmen Maffiol.

Entonces, es aquí donde se da un mayor conflicto. Culturalmente y hasta en el humor coloquial, la infidelidad masculina ha sido aceptada.

El hombre fragmenta sus sentimientos y por eso no es complicado mantener una aventura. En la mujer no, lo que siente lo manifiesta y si engaña a su pareja en el ámbito sexual, lo hace más por descubrir nuevas formas de placer , sigue la psicóloga.

Pero, qué hacer en estos casos? Sin importar el perfil del ofendido y después de aceptar que la infidelidad es el síntoma de que algo no está bien, hay que redefinir qué viene en adelante , afirma Maffiol.

Del mismo modo, dos de los terapeutas que participaron en el estudio, Ricardo Cariaga y Mónica Silva, que además son esposos, dicen: Apostamos a que todo es perdonable. Es posible sacar el matrimonio adelante. No es fácil, es un proceso que se demora entre seis meses y un año, y de aquí parte una nueva fase, que es la reconstrucción de la pareja, donde hay que volver la relación más sólida .

Sin embargo, vale la pena decir que, según Luz Carmen Maffiol, es importante buscar ayuda, no encerrarse en la casa ni contarle a la mejor amiga o al gran compadre. Se decide entre dos opciones: la venganza o el perdón, y no hay duda, es mejor la segunda después de llegar a acuerdos emocionales , finaliza.