Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VOY A COMPRAR UN TAXI

Muchos trabajadores afectados por el famoso recorte de personal o quienes se pensionan y quieren invertir su platica en algo que les rente, lo primero que piensan es comprar un taxi. (VER RECUADROS: OFERTA DE TAXIS EN BOGOTA Y OFERTA DE TAXIS)

Muchos trabajadores afectados por el famoso recorte de personal o quienes se pensionan y quieren invertir su platica en algo que les rente, lo primero que piensan es comprar un taxi.

(VER RECUADROS: OFERTA DE TAXIS EN BOGOTA Y OFERTA DE TAXIS).

Aunque la Secretaría de Tránsito y Transporte (STT) tiene congelados los cupos hasta el 31 de diciembre del 2003 para taxis amarillos y no está autorizando la circulación de más taxis blancos, sí ha convocado a dueños de vehículos y empresas a renovar el parque automotor con los cupos ya existentes.

Qué es el cupo?.

Un ciudadano que quiera entrar en el negocio del transporte público debe tener en cuenta que, al costo del automóvil, debe sumarle el del cupo o permiso de trabajo, cuyo valor oscila entre los cinco y los 6,5 millones de pesos, aproximadamente.

Ese cupo le pertenece al dueño del vehículo, no al taxi; por ello, si un conductor vende su carro y quiere comprar otro nuevo no tendrá que vender su cupo. Además, si su carro ha sido robado o termina como pérdida total después de un accidente, puede adquirir uno nuevo y trabajarlo, sin problema, con el cupo del siniestrado.

Esto significa también que si usted es quien compra un taxi de segunda, pero no tiene cupo para ponerlo a trabajar, lo más seguro es que tenga que realizarle un cambio de servicio , es decir, convertirlo en particular, cambiándole las placas blancas por las amarillas, pues la STT no le autorizará usarlo para servicio público.

Sobreoferta.

A pesar del control que están ejerciendo las autoridades sobre el servicio público, Bogotá presenta una enorme sobreoferta de estos vehículos, la cual que se puso de manifiesto hace dos años durante el Día del no carro . Según expertos consultados, esa sobreoferta se debe, en gran medida, a que muchos de los taxis que circulan por la ciudad lo hacen sin permiso o han obtenido su tarjeta de operación gracias al gemeleo de otras legalmente vigentes.

Sea cual sea la razón, lo cierto es que tantos carros circulando han obligado a las autoridades a aplicar medidas como el pico y placa o la exigencia a los conductores a afiliarse a empresas legalmente establecidas y, a estas, a otorgarles a ellos condiciones laborales dignas.

Sea legal.

Si su intención es comprar un taxi nuevo, una primera recomendación es que lo haga en un concesionario o en una empresa conocida.

Son muchos los casos de compraventas o almacenes disfrazados de cooperativas que prometen carro y cupo; una vez han convencido a la víctima, le piden un adelanto para agilizar los trámites , pero cuando el comprador ingenuo vuelve, de la cooperativa no queda sino el local.

No olvide que la única entidad que autoriza cupos nuevos es la Secretaría de Tránsito, luego nada de lo que le prometan al respecto las entidades no autorizadas es verdad.

Los concesionarios consiguen cupos vigentes, los compran y están en capacidad de venderle su carro listo para trabajar. Las compraventas, en cambio, difícilmente pueden realizar esas transacciones; por eso, muchas de ellas solo buscan captar dinero para luego desaparecer sin dejar rastro.

Una vez con su carro, afíliese a una empresa seria y legalmente establecida. Esta les brinda a sus afiliados muchas ventajas, como afiliación al régimen laboral, servicios espaciales como almuerzos, peluquería o papelería y precios especiales para repuestos nuevos.

Haga mercadeo!.

Una última recomendación tiene que ver con su presentación personal y la de su carro. Aunque no lo crea, muchos de los clientes que llaman a la central de su empresa para solicitar un vehículo, exigen que este sea moderno y esté limpio.

Por lo tanto, lo mejor para un buen mercadeo personal es mantener el vehículo muy bien aseado por dentro y por fuera y que usted esté siempre bien presentado y limpio. Además, el cliente siempre agradecerá servicios extras como revistas, buena música y servicio de teléfono celular.

Los taxistas profesionales tienen también sus tarjetas personales con nombre y teléfonos y les ofrecen a los pasajeros transporte cuando ellos lo necesiten.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
13 de abril de 2002
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�