POR UN TRASTEO SEGURO

POR UN TRASTEO SEGURO

Cambiar de casa se convierte en uno de los momentos de mayor expectativa para la familia, sobre todo por su significado de progreso. Pero, mudarse implica tener una serie de cuidados que deben tenerse con el fin de evitar inconvenientes como la pérdida o daño de algún artículo del hogar.

13 de abril de 2002, 05:00 am

Cambiar de casa se convierte en uno de los momentos de mayor expectativa para la familia, sobre todo por su significado de progreso. Pero, mudarse implica tener una serie de cuidados que deben tenerse con el fin de evitar inconvenientes como la pérdida o daño de algún artículo del hogar.

Para ello, se debe recurrir a la asesoría que prestan las compañías especializadas de mudanzas que le garantizan una trabajo seguro y eficaz.

Por eso, la primera condición es no contratar personas que se dedican en su tiempo libre a hacer acarreos, que no le aseguran el debido cuidado a sus pertenencias.

Son varias las empresas especializadas que ofrecen el servicio de mudanza local, nacional e internacional.

Cambiando de casa.

Estos son algunos de los servicios que ofrecen las empresas de mudanzas que aseguran un trasteo sin contratiempos.

En primer lugar, el costo de un traslado depende del nivel de dificultad para manipular las cosas (como subir muebles por escalera o por fuera del edificio, a través de las ventanas), de la calidad de los muebles y enseres, de la distancia entre el primer piso y el piso de destino final. No es lo mismo hacer un traslado a un segundo piso que al piso 22.

Las tarifas oscilan entre 200 y 250 mil pesos para un traslado urbano, que necesita de un furgón de 45 metros cúbicos. Es decir, que se habla de un apartamento de 120 metros cuadrados, con los muebles normales de sala, comedor (con mesa de 4 a 8 puestos), tres alcobas ( con mesas auxiliares, cama, tocador, ropa), nevera tipo nevecom de doble puerta, lavadora, cuarto de la empleada, cuarto de estudio, libros, utensilios de cocina y vajilla.

Sin embargo, es difícil establecer un costo fijo, porque ningún trasteo es igual a otro, ya que de un apartamento pueden salir 20 cajas y de otro de las mismas condiciones pueden salir 50 o 60. También hay que tener en cuenta la calidad de los muebles, ya que no es igual trasladar un televisor de 20 pulgadas que un Home Theater de 52 pulgadas.

El trámite de la mudanza comienza cuando la compañía envía a la casa, con algunos días de anticipación al trasteo, asesores que evalúan la cantidad de ayudantes y el tamaño del furgón o de la tractomula y las necesidades de empaque que requieren de acuerdo con la calidad y cantidad de muebles y enseres.

Igualmente, aconsejan cómo deben ser empacados y codificados los artículos para que evitar que después la caja de los utensilios de cocina termine en la alcoba principal.

Si el cliente lo prefiere, los transportadores desarman los muebles y los empacan pero esto tiene un costo adicional.

Principalmente se empacan utensilios y elementos muy delicados como cristal, vajilla porcelanas, cuadros, espejos y lámparas de cristal. Y con base en su tamaño y fragilidad se envuelven en cartón corrugado, polietileno de burbujas o estrecht, papel craft o industrial, entre otros.

Hacia fuera de Bogotá.

El costo de una mudanza a otra ciudad del país depende de su distancia.

Trasladarse a Cali y Medellín cuesta, aproximadamente, 800.000 pesos; a Cartagena y Barranquilla, 1 600.000 pesos; a Bucaramanga, 900.000 pesos, y a Santa Marta puede valer 1 700.000 pesos.

Para ciudades fuera del país como Caracas, la mudanza vale cerca de 5 millones de pesos, y a Quito 4 millones. Irse a Miami tiene un costo que oscila entre 8 y 10 millones de pesos.

Para poder mudarse fuera de Bogotá se necesita un seguro de transporte, que cuesta el uno por ciento del valor estimado de los muebles y enseres; y para un viaje internacional el monto es del 2 por ciento.

Oficina nueva.

Los precios en el caso de una oficina varían con respecto al trasteo de una casa. En estos casos se tienen en cuenta cajas fuertes, computadores, papelería, escritorios, archivos, máquinas de escribir y los sistemas modulares.

Para los servidores o centro de cómputo se sugiere la intervención de los ingenieros de la compañía o de especialistas.

A guardar los chécheres.

En caso de que la mudanza sea para una vivienda más pequeña que impide disponer de todos los muebles, o, simplemente, porque necesita venderlos por motivo de viaje, las compañías ofrecen el servicio de bodegaje, que consiste en arrendar unas casillas (en las que cabe una buena cantidad de muebles) por un valor aproximado de 120.000 pesos el mes.

Por eso, independientemente de su motivo o de sus necesidades, diríjase a una empresa de mudanzas confiable, para que su trasteo marche sobre ruedas y así comience a disfrutar de su nueva vida.