Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

AVISO DE SELLAMIENTO

Una tienda paga la misma multa que un supermercado o un centro comercial que no tenga los papeles en regla , le dijo el funcionario Distrital a Rosa Inés Martínez -propietaria de un pequeño negocio en Ciudad Bolívar-, al momento de decretar el sellamiento provisional.

Una tienda paga la misma multa que un supermercado o un centro comercial que no tenga los papeles en regla , le dijo el funcionario Distrital a Rosa Inés Martínez -propietaria de un pequeño negocio en Ciudad Bolívar-, al momento de decretar el sellamiento provisional.

Ahora, para evitar el cierre definitivo, ella deberá presentar los documentos completos en un término de dos meses, y por cada día que se demore, aumentará el monto de la sanción.

Se trata de multas-cronómetro que arrancan entre uno y cinco salarios mínimos diarios, y que en algunos casos sobrepasan los 45 millones de pesos. Si yo tuviera la mitad de esa plata, me olvidaría de este chuzo y abriría otras 50 tiendas , dijo esta mujer sin ocultar su sorpresa.

Pero además de tiendas, en Bogotá se sellan frigoríficos que comercializan carne de caballo, se suspenden obras por falta de licencia, violación al uso del suelo o al espacio público. Se cierran establecimientos por vender licor a menores o incumplir la hora optimista, por no cumplir normas sanitarias o por no reportar el IVA en sus ventas.

Se sellan funerarias porque los encargados de embalsamar cadáveres no tienen la indumentaria requerida o no están debidamente vacunados. Se cierran escuelas públicas por falta de baños. Incluso se han cerrado barrios enteros por no tener licencia de construcción, como ocurrió hace algunos años en Suba, y también se cierran tiendas por falta de registro mercantil, permiso sanitario y certificación de bomberos, como le sucedió a Rosa Inés.

En el último año, la Policía Metropolitana, facultada para los casos que violan las normas de convivencia, ha sellado más de 800 negocios por permitir el acceso a menores, 1.300 por riña en establecimiento público y más de tres mil por violación a la ley zanahoria. Gran parte de este volumen se presenta en el centro y norte de la ciudad.

Y en las oficinas jurídicas de las distintas localidades se han acumulado, durante los últimos años, más de 30 mil querellas de sellamiento. Usaquén, Kennedy, Suba y Chapinero son aquellas con mayor número de expedientes.

Después de realizar una veeduría en cada Alcaldía Local, la Personería Distrital encontró que entre 1999 y el 2001, por procesos de sellamiento la Administración impuso multas que superan los 31 mil millones de pesos. Sin embargo, a los fondos de Desarrollo Local solo ingresaron, por este concepto, 1.197 millones de pesos.

Esto quiere decir que de cada 100 multas, solo tres se hacen efectivas , dijo a EL TIEMPO Elimelec Junco Veloza, delegado para asuntos policiales de la Personería.

También llama la atención que de más de mil resoluciones que ordenaban demolición de obra, solo se llevaron a cabo 187, y se decretaron 1.029 caducidades. Esto demuestra, por una parte omisión y negligencia, y por la otra falta de recursos para tramitar el volumen de expedientes , agregó Junco Veloza.

Gerardo Burgos, jefe de la División de Apoyo a Localidades de la Secretaría de Gobierno, reconoció que en muchas ocasiones estas multas resultan impagables por falta de ajuste en las normas. Sin embargo, en el último año el volumen de expedientes ha bajado en 30 por ciento y ahora se nota mayor conciencia en los bogotanos, quienes este año han despejado, de manera voluntaria, 180 mil metros cuadrados de espacio público que tenían invadidos , recalcó Burgos.

En los próximos días la Secretaría de Hacienda tiene previstos cuatro grandes operativos, en distintos sectores del comercio bogotano, para vigilar el cumplimiento de las normas fiscales.

Después de visitar 250 establecimientos comerciales de San Victorino y La Alquería, donde solo 25 cumplían las normas fiscales, la Secretaría de Hacienda prepara cuatro grandes operativos en varios sectores de la ciudad, para prevenir la evasión en la temporada comercial de fin de año.

PARA TENER EN CUENTA.

- Establecimientos públicos. Además del certificado de bomberos y el registro ante Cámara y Comercio, es muy importante obtener el concepto de sanidad, expedido por el hospital público, de primero o segundo nivel, del área de influencia.

La falta de alguno de los requisitos es una contravención y en primera instancia el alcalde Local otorga un plazo para completar los documentos.

Si esto no se cumple da lugar a un cierre temporal, luego la imposición de la multa -que aumenta con cada día que pasa-.

En este punto existe una segunda instancia, el Consejo de Justicia de Bogotá, que reúne pruebas y emite un fallo.

Si este se produce a favor de la administración, viene el cierre definitivo del establecimiento.

- Obras. No emprender una obra sin tener licencia de construcción con las especificaciones del caso. Algunos propietarios utilizan el permiso de ampliación de vivienda para levantar sendos edificios, y luego corren el riesgo de perder el dinero invertido.

La Policía Metropolitana, el alcalde Local, la Secretaría de Salud y de Hacienda, entre otros, están facultados para iniciar procesos de sellamiento.

La violación de los sellos acarrea sanciones legales más drásticas.

FOTO/Miguel Menéndez EL TIEMPO.

1- Cuando no se ordena demolición, los propietarios de obras selladas esperan años para reiniciarlas.

2- En sectores residenciales muchos ciudadanos pierden sus inversiones por no cumplir con las normas.

3- La policía ha sellado, este año, más de cuatro mil establecimientos por violar las normas de convivencia.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
11 de octubre de 2002
Autor
Germán Gélvez M. Redactor EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: