LA POMA ABRE SUS SENDEROS

LA POMA ABRE SUS SENDEROS

El extenso lote, pelado y sin agua, se convirtió en cinco años en un bosque de 140 hectáreas, con orquídeas y bromelias, con conejos, pájaros y mariposas, y con senderos peatonales que se pierden entre cedros, arrayanes y robles.

12 de octubre de 2002, 05:00 am

El extenso lote, pelado y sin agua, se convirtió en cinco años en un bosque de 140 hectáreas, con orquídeas y bromelias, con conejos, pájaros y mariposas, y con senderos peatonales que se pierden entre cedros, arrayanes y robles.

El Parque Ecológico La Poma, ubicado en Soacha, fue presentado ayer, cuando se anunció su apertura a la comunidad, después de cinco años de investigaciones y reforestaciones.

Más de 50 mil árboles nativos como cedros, duraznillos, hayuelos y cordoncillos han sido sembrados por la Cámara de Comercio de Bogotá, a través de su programa Hojas Verdes, que consiste en la compra de un bono para plantar un árbol cuando fallece algún familiar o amigo.

Trabajo de 5 años.

El propósito de la Cámara de Comercio es mejorar la calidad de vida, por eso tomamos la decisión de trabajar en este parque ecológico aseguró María Fernanda Campo, presidenta de la entidad, quien, para inaugurar el parque, sembró simbólicamente un caucho sabanero . Estamos seguros de que se va a convertir en uno de los parques de recreación pasiva más importantes de la ciudad .

El proyecto de La Poma busca recuperar la biodiversidad del parque, reconstruir el paisaje, establecer un sitio de recreación pasiva y construir un programa de educación ambiental dirigido a los estudiantes, los científicos y la comunidad en general.

Queremos que los niños y los jóvenes entren en contacto con la naturaleza- dijo Campo- . Que el parque se convierta en un programa educativo, no solo por sus plantas sino también por la fauna y las ruinas que se han encontrado, al parecer de la época de los muiscas .

Las recomendaciones.

La Poma, que desde hace meses ha estado recibiendo la visita de estudiantes de colegios y universidades, estará abierta de martes a domingo (y los festivos) desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde. Habrá visitas ecológicas guiadas y los donantes podrán ubicar y visitar su árbol.

Entre otras recomendaciones, a los visitantes de La Poma se les solicita evitar el uso de radios o grabadoras, abstenerse de fumar, no realizar fogatas ni asados, transitar por los senderos e ir acompañado de alguno de los guías.

El Parque La Poma está ubicado en la vía a Melgar, a kilómetro y medio del peaje Chusacá.

Foto: Más de 50 mil árboles han sido sembrados en el Parque Ecológico La Poma, que ya está abierto al público.

Milton Díaz / EL TIEMPO