Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VENTA DE AVIONES DE COMBATE PARA CHILE SIGUE EN PIE

La aprobación final del presidente Ricardo Lagos es lo único que hace falta para cerrar un acuerdo bajo el cual Chile comprará aviones bombarderos de combate avanzados por un valor de US$700 millones, la mayor venta de armas estadounidenses a un país latinoamericano en las dos últimas décadas.

La aprobación final del presidente Ricardo Lagos es lo único que hace falta para cerrar un acuerdo bajo el cual Chile comprará aviones bombarderos de combate avanzados por un valor de US$700 millones, la mayor venta de armas estadounidenses a un país latinoamericano en las dos últimas décadas.

Aunque Chile dejó vencer ayer el plazo para aceptar formalmente el trato, la compra de las naves sigue en pie.

Estados Unidos le dio a Chile un plazo adicional de un mes para firmar el contrato y realizar el pago inicial, dijo David Des Roches, vocero de la Agencia de Cooperación para la Defensa de la Seguridad de Estados Unidos, división del Pentágono que supervisa todas las ventas de armas al extranjero. No veo ningún impedimento , añadió.

El paquete de 10 aviones F-16 CD, con sistema de radar avanzado y cañones Vulcan, ya ha recibido todas las aprobaciones necesarias del gobierno de Estados Unidos.

Las naves, fabricadas por Lockheed Martin Aeronautics Co., unidad de Lockheed Martin Corp., serían parte de un paquete de ventas que incluye repuestos, mantenimiento, capacitación de vuelo y dos aviones KC-135 para cargar combustible en el aire.

La compra propuesta es el primer sistema bélico de alta tecnología en ser aprobado desde que el ex presidente Bill Clinton levantó una prohibición informal de los años 70 sobre dichas transferencias a varios gobiernos militares de entonces en América Latina.

Hasta la fecha, la prohibición ha sido violada sólo una vez, en 1983 cuando el presidente Ronald Reagan permitió a Venezuela adquirir 22 modelos F-16 para contrarrestar una presunta amenaza de Cuba.

La venta de aviones al actual gobierno civil de Chile es parte de una estrategia estadounidense de establecer coaliciones y crear una relación militar a largo plazo con aliados, dijo Des Roches. Vamos a hacer lo que sea para darle a los chilenos lo que necesiten , agregó.

Actualmente, el presidente Lagos esta haciendo el estudio final de la propuesta de los F-16 y se espera que tome una decisión pronto, según un asistente del presidente chileno.

La Fuerza Aérea de Chile dice que los nuevos bombarderos de combate reemplazarán una flota que ya tiene 30 años necesaria para patrullar una costa de 4.022 kilómetros y partes extensas del Océano Pacífico entre la parte sur del continente y la Isla de Pascua, territorio chileno en la Polinesia.

La compra de armas de alta tecnología, prevista primero a mediados de los 90, ha generado una fuerte oposición tanto dentro como fuera de Chile, especialmente de su vecino en el norte, Perú.

Los dos países han tenido intermitentes roces fronterizos desde que Chile ocupó las dos provincias más sureñas de Perú en la guerra de 1879.

Estados Unidos no debería vender armas tan sofisticadas a Chile , dice Erick Floden, director del Proyecto de Control del Comercio de Armas, un grupo activista con sede en Washington.

La venta, dice, no tiene un propósito estratégico y sólo está orientada a ayudar a compañías estadounidenses, como Lockheed, a abrir este mercado .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
8 de enero de 2002
Autor
Marc Lifsher Redactor de The Wall Street Journal

Publicidad

Paute aqu�