Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA LEYENDA DEL BEDUINO

Relata Thomas L. Friedman, el connotado periodista del New York Times, en su reciente libro, y Attitudes(Farrar, Strauss, 2002) la leyenda del Beduino que creyó que el comer pavo le restauraría la virilidad. Un día le robaron el pavo y le pidió a sus hijos recuperarlo ya que el peligro era grande. Los hijos poca atención le pusieron al viejo. Al mes le robaron su camello. Nuevamente los hijos no le pararon mayores bolas. Semanas después raptaron y violaron su única hija. El Beduino les reclamó a sus hijos: Es la culpa del pavo, cuando supieron que se podían llevar el pavo, se llevaron todo lo demás. Todo está perdido .

Relata Thomas L. Friedman, el connotado periodista del New York Times, en su reciente libro, y Attitudes(Farrar, Strauss, 2002) la leyenda del Beduino que creyó que el comer pavo le restauraría la virilidad. Un día le robaron el pavo y le pidió a sus hijos recuperarlo ya que el peligro era grande. Los hijos poca atención le pusieron al viejo. Al mes le robaron su camello. Nuevamente los hijos no le pararon mayores bolas. Semanas después raptaron y violaron su única hija. El Beduino les reclamó a sus hijos:"Es la culpa del pavo, cuando supieron que se podían llevar el pavo, se llevaron todo lo demás. Todo está perdido" .

Es oportuno traer a colación esta leyenda, hoy 11 de septiembre, a la luz de las afirmaciones hace unos meses de la cabeza de las Farc, Manuel Marulanda, quien declaraba:"Los hechos del 11 de septiembre en realidad no han hecho cambiar nada".

Profundamente equivocado se encuentra nuestro octogenario terrorista. Precisamente fueron los hechos trágicos del 11 de septiembre los que han afectado drásticamente las actitudes de los norteamericanos y de los colombianos.

Nuestros vecinos del norte, cansados de su pasividad con el terrorismo que se remonta a la toma de la Embajada de Teherán, han desatado una guerra a muerte contra lo que Friedman denomina: el totalitarismo religioso , aquel terrorismo desatado principalmente por el psicópata de Osama Bin Ladem y los talibanes. Este totalitarismo religioso es abiertamente intolerante y no permite ninguna opción a las libertades de culto distintas a las suyas.

Los colombianos, por nuestra parte, al darle un apoyo contundente a la tesis de Alvaro Uribe en contra del totalitarismo político, social y económico que nos quieren imponer los narcoterroristas de las Farc, también cambiamos radicalmente nuestra actitud pasiva y resignada en relación a la barbarie terrorista.

El hecho, recordando las palabras del Beduino, es que aquel que se cruza de brazos ante el robo del pavo, se expone al despojo de absolutamente todo su patrimonio material, moral y espiritual. Esto ocurrió a los colombianos con el terrorismo. Empezaron extorsionándonos, siguieron secuestrándonos, y terminaron asesinándonos.

El cambio drástico y fundamental a raíz del 11 de septiembre es que nunca más el totalitarismo va a lograr imponerse a través del terrorismo. Aunque Marulanda no lo crea, los grupos narcoterroristas como pueden ser las Farc se van a convertir en las últimas víctimas del atentado del 11 de septiembre.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Opinión
Fecha de publicación
11 de septiembre de 2002
Autor
Mauricio Botero Caicedo

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad