Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

UN CAOS LA LIQUIDACIÓN DE LA CAJA AGRARIA

La liquidación de la Caja Agraria, que ya completó dos años y medio es un completo desorden.

La liquidación de la Caja Agraria, que ya completó dos años y medio es un completo desorden.

Falta un inventario detallado de bienes, no se han realizado todos los avalúos, hay desorden contable y de archivo, baja recuperación de cartera, falta depuración en el portafolio de inversiones y además hay bienes pudriéndose.

Este es el motivo por el que la Contraloría General de la República se abstuvo de emitir un concepto definitivo sobre el proceso de liquidación del que fuera el banco más grande del país.

La gestión del proceso liquidatorio registró un aletargamiento en lo transcurrido de la primera parte de 2001 y si bien es cierto se contaba con un plan de acción definido y aprobado, este se vio interrumpido por el cambio de liquidador en marzo del año pasado y se acentuó con la nueva dirección al disminuir el ritmo en el desarrollo de las actividades programadas, dijo la Contraloría.

Los investigadores de la Contraloría determinaron que durante los dos primeros años del proceso liquidatorio del que hasta 1999 fue el banco más grande del país, no se hizo casi nada y en cambio se continuó incumpliendo el Plan de Acción.

Las falencias en materia de control interno, resumidas en falta de contabilidad, inventarios, así como la provisionalidad de los registros parciales, unido a que no han sido producidos los estados financieros de los últimos años de la Caja, no han permitido conocer con certeza la situación financiera de la liquidación.

De todas maneras los recursos económicos que maneja la liquidación son suficientes para cubrir las expectativas de sus acreedores, según la Contraloría, pero ello depende de la gestión de los responsables de terminar el proceso en forma ágil, de lo contrario los costos operacionales propios, que a junio 30 de 2001 llegaban a 371.701 millones de pesos, seguirán absorbiendo los recursos que se logren recuperar.

La Contraloría hizo una mención a que la Caja Agraria no fue diligente en el trasladado de las pensiones que tiene a su cargo al Fopep y Cajanal. Estas sumaban 9.638 millones de pesos mensuales, además de pagar una comisión por su manejo.

Así mismo, se detectó un posible detrimento patrimonial superior a los 428 millones de pesos por concepto de cobros indebidos por administración de riesgos profesionales con empresas de servicios temporales desde el inicio de la liquidación hasta junio del año pasado.

De acuerdo con la Contraloría Delegada para la Gestión Pública e Instituciones Financieras, la agente liquidadora nombrada en abril del año pasado, María Mercedes Perry, se comprometió ante el organismo a solucionar las fallas del proceso a fin de culminar la liquidación en el menor tiempo posible.

Sin cifras de cartera.

La cartera de crédito no cedida al Banco Agrario de Colombia y cuya gestión de cobro y recuperación le corresponde a la Caja Agraria en Liquidación, constituye una fuente de ingresos importante para el proceso.

Su saldo inicial, después de dos años de haberse iniciado el proceso, continúa con diferencias marcadas según informes presentados a la Contraloría General de la República y el Fogafín .

Para inyectar un mayor dinamismo en la gestión de cobro, recuperación y control de la cartera, en la vigencia de 2000 la Gerencia Liquidadora creó el área de asuntos especiales, encargada de administrar la gestión de cobro, efectuar el seguimiento y control de la cartera superior a 1.000 millones de pesos y que corresponden a obligaciones con garantía fiduciaria, Ley 550 de 2000, concordatos y liquidaciones, agrupadas en 142 obligaciones por un total de 186.795 millones de pesos.

En diferentes oficinas de la entidad en liquidación recibieron recaudos sin identificar y los contabilizaban en diferentes cuentas. De esa manera sólo se sabe a dónde pertenecen cuando los clientes se presentan con su recibo a reclamar.

Esta situación también es la causante de un elevado número de demandas, tutelas, derechos de petición y acciones de cumplimiento por parte de clientes y entidades.

En los dos años y medio de liquidación de la Caja se han elevado 2.200 tutelas y 7.700 derechos de petición.

Bienes y activos de la Caja están pudriéndose.

Muebles y equipos con poco uso, pero que por efectos del agua y la humedad se están pudriendo son una realidad en las diferentes regionales de la Caja Agraria.

En Cartagena por ejemplo hay lotes, bodegas y hasta un penthouse ubicado en la Isla Fuerte del barrio Boca Grande.

Esta última propiedad se encuentra desocupada, a merced de las filtraciones de la lluvia y pagando una cuota de administración de 350.000 pesos mensuales.

Incluso, hay una propiedad desocupada desde hace 22 años y otra desde hace seis.

En la regional Santander incluso hay documentos valiosos almacenados en precarias condiciones y expuestos a la intemperie.

En una bodega de la Avenida Jiménez de Bogotá hay varios muebles a los que ni se les ha retirado su empaque, pero por las condiciones de humedad se deterioran con el paso del tiempo.

Nueva evaluación.

A partir del 16 de abril próximo, la Contraloría Delegada para la Gestión Pública e Instituciones Financieras volverá a iniciar una auditoría del proceso liquidatorio de la Caja Agraria. Las investigaciones se prolongarán hasta junio.

A mejorar la gestión.

El Contralor General de la República, Carlos Ossa Escobar, confió en que el plan de acción acordado en los últimos días con la agente liquidadora de la Caja Agraria corrija las fallas detectadas en la auditoría finalizada el año pasado, aunque dijo que de acuerdo con la funcionaria, ya se comenzaron a ver los avances.

Sin balances finales.

El organismo de vigilancia y control fiscal considera como el principal problema de la liquidación que la Caja Agraria no contara con unos estados financieros definitivos debidamente auditados por la revisoría fiscal.

Plataforma sin utilizar.

Un soporte del proceso lo constituye la plataforma tecnológica. Sin embargo, esta no funcionó de manera adecuada en los dos primeros años de la liquidación de la Caja Agraria pues no estaban integradas las principales áreas.

Algunas cifras de la Caja Agraria en liquidación.

En millones de pesos.

Variable monto.

Pago mensual de pensiones 9.638.

Cantidad de pensionados 9.370.

Comisión mensual por su pago 127.

Posible detrimento por cobros indebidos por ARP 428.

Costo de dos revisorías en dos años de liquidación 834.

Costo de 1.187 inmuebles contabilizados a junio de 2001 121.372.

Cartera total a junio 30 de 2001 895.715.

Inversiones no negociables a 25 de junio de 1999 113.124.

Fuente: Contraloría General de la República

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
13 de febrero de 2002
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: