Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CALI SE LLENÓ DE TAXIS

Algo pasa en la adjudicación de taxis en la capital del Valle. La Secretaría de Tránsito y los concesionarios dicen que los vehículos nuevos están reemplazando a los que han salido de circulación y por esto no hay aumento de cupos. Los taxistas tienen otras cuentas y los secretarios de los últimos años dicen que han congelado los cupos.

Algo pasa en la adjudicación de taxis en la capital del Valle. La Secretaría de Tránsito y los concesionarios dicen que los vehículos nuevos están reemplazando a los que han salido de circulación y por esto no hay aumento de cupos. Los taxistas tienen otras cuentas y los secretarios de los últimos años dicen que han congelado los cupos.

Sin embargo, el constante aumento de taxis deja ver como trasfondo un lucrativo negocio que para muchos taxistas es el resultado de un oscuro tráfico.

Hace 30 años Cali tenía 700.000 habitantes y 2.000 taxis; hoy tiene 2,2 millones de habitantes y 17.000 taxis. Mientras la población creció tres veces, los taxis crecieron 8,5 veces.

Hace cuatro o cinco años el comprador de un taxi nuevo debía esperar 30 ó 45 días, mientras el vendedor conseguía el cupo. Hoy, el vehículo sale del concesionario con cupo incluido.

Actualmente, un cupo cuesta seis millones de pesos y no se consigue en la Secretaría de Tránsito, que argumenta que están congelados. Cuando se compraba directamente en este despacho valía entre 300 mil y 500 mil. Un taxista recuerda que los cuatro carros que ha comprado en los últimos dos años han salido con tarjeta de operación a nombre de un concesionario distinto al que se los vendió y ha tenido que esperar una semana para el traspaso.

Por las series de las placas uno se da cuenta de que entra mucho taxi , dice Fernando Rangel, propietario de tres taxis.

Problema de series.

Explica que empezando el año pasado las placas estaban en la serie VBX. Luego se pasó, en el mismo año, a VBY, VBZ y VCA, lo que significa que en el 2001 entraron 4.000 vehículos de servicio público, porque entre serie y serie hay mil cupos.

El problema es que no se sabe si realmente salieron de circulación 4.000 carros, para cumplir el programa de reposición.

Parecen cupos guardados o parece que tuvieran taxis guardados con esas placas del 2001 y no es lógico , dice Jorge Aristizábal, propietario de un taxi. Si compro un carro en estos momentos, debería salir con placas recientes que estarían por encima de la serie VCA y todavía se consiguen cupos con placas de la serie VBZ .

Es posible que eso se dé porque en el algún momento expiró el rango disponible, se saturó esa secuencia y automáticamente el Ministerio de Transporte da otro rango que no necesariamente es la continuación del mismo , explica Helí Martínez, ingeniero de la Secretaría de Tránsito.

Pero entre cargos y descargos suenas las sirenas de alarma en el Dagma por la contaminación, en la Secretaría de Tránsito por los trancones y entre el gremio de taxistas por la competencia.

Esto ha hecho que tome fuerza la propuesta del secretario de Tránsito, Hernán Reveiz, de implantar el pico y placa para los taxis, con el fin de descongestionar las vías.

Los últimos 1.200 taxis entraron a las calles en el 2000, producto de una tutela y ahora se espera un fallo que podría poner a rodar otros 455 vehículos.

Cuando llegó la crisis económica hace siete años y se liquidó personal de las empresas y del mismo Estado, las indemnizaciones se invirtieron en la adquisición de vehículos públicos y no se dieron cuenta de que el transporte público se regula por la oferta y la demanda, dice Reveiz.

El Ministerio de Transporte es el encargado de fijar a todos los organismos de tránsito unos rangos de placas. Cuando se copa el límite, vuelve a fijar nuevos rangos que dependen de la serie que tenga disponible.

Martínez dice que no necesariamente las placas deben coincidir en forma ascendente; las letras pueden presentar un salto.

Muchas de las negociaciones de cupos se mueven a través de los clasificados. Los concesionarios anuncian en la prensa su deseo de comprar todos los cupos que haya para taxis urbanos y pagan de contado.

FOTO.

Mientras que la población de Cali creció tres veces en los últimos 30 años, los taxis crecieron 8,5 veces en el mismo lapso. En esa época la ciudad tenía 700.000 habitantes y 2.000 taxis; hoy tiene 2,2 millones de habitantes y 17.000 taxis.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
18 de febrero de 2002
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�