Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

DE LA CAJA AGRARIA

En atención a la noticia publicada en su prestigioso diario y obrando en mi condición de Liquidadora de la Caja Agraria en Liquidación considero necesario y pertinente aclarar y complementar los puntos fundamentales y sustanciales de la publicación, la cual es inexacta, anacrónica, parcial y subjetival respecto del proceso liquidatorio de esta entidad financiera.

En atención a la noticia publicada en su prestigioso diario y obrando en mi condición de Liquidadora de la Caja Agraria en Liquidación considero necesario y pertinente aclarar y complementar los puntos fundamentales y sustanciales de la publicación, la cual es inexacta, anacrónica, parcial y subjetival respecto del proceso liquidatorio de esta entidad financiera.

Primero que todo es necesario aclarar que la difícil situación administrativa, contable y financiera de la Caja Agraria no corresponde a situaciones provocadas o efectuadas por la Liquidación, sino que se trata de situaciones encontradas al inicio del proceso liquidatorio de esta entidad financiera (Junio de 1.999), situaciones que precisamente dieron causa a la intervención Estatal para su liquidación forzosa administrativa y hechos que precisamente son materia de aclaración y depuración por parte de la Liquidación.

Inicialmente el doctor Jairo Cortes Arias fue designado por FOGAFIN como liquidador y actuó como tal hasta el 15 de Abril del 2001. En los informes presentados por el Dr. Arias se describió la caótica situación encontrada en las 856 oficinas de la Caja Agraria ubicadas a lo largo y ancho del país. Además durante ese lapso la liquidación atravesó por una serie de tropiezos jurídicos como fue entre otras la declaratoria de inconstitucionalidad del Decreto 1065 del 26 de Junio de 1999 por el cual se declaró la disolución y liquidación de la Caja Agraria. Lo anterior solo para nombrar uno de los múltiples problemas que ha tenido que enfrentar la liquidación.

En mi caso particular, fui designada y posesionada como Liquidadora por el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras FOGAFIN, el 16 de Abril del año 2201. (SIC).

En segundo lugar y de acuerdo al informe que ustedes presentan, se infiere que fue tomado de un informe presentado por la Contraloría que corresponde a la visita fiscal realizada a la Caja por dicho ente de control para el periodo Julio de 2.000 a junio de 2.001, es decir las actividades realizadas hace MAS DE UN AÑO Y MEDIO, por lo cual, como se dijo al comienzo, no corresponde en ningún momento a la fiel situación actual del proceso liquidatorio. Si bien es cierto que la liquidación ha tenido que afrontar situaciones delicadas y complicadas, no es menos cierto, como se observará más adelante, que su gestión ha sido altamente satisfactoria y positiva para los intereses de la Nación, sin que en ningún momento se haya presentado ninguna interrupción en su ritmo y planes de acción.

Por lo anterior procedo a aclarar y por lo tanto a refutar una por una sus apreciaciones y aseveraciones hechas en la noticia de la referencia:.

1."FALTA UN INVENTARIO DETALLADO DE BIENES, NO SE HAN REALIZADO TODOS LOS AVALUOS, BIENES Y ACTIVOS DE LA CAJA ESTAN PUDRIENDOSE".

Lo anterior es falso y paso a explicar porque: Mediante Resoluciones 2866 del 27 de septiembre de 2.001 y 2871 del 5 de Diciembre de 2001. se conformó el inventario de los activos de la entidad, que fueron sometidos a evaluación y avalúo técnico, y se ordenó su traslado a los interesados. Es decir que legalmente solo hasta el 15 de Diciembre del año pasado (2001), la Caja comenzó la oferta y venta de los bienes de la misma. Antes de estas fechas y de la expedición de las Resoluciones respectivas, la Caja desplegó la actividad de avalúo e inventario de dichos bienes, actividad que se desplegó durante un año y de acuerdo a las normas que para tal efecto tiene implementadas FOGAFIN.

El resultado de todo este proceso es el siguiente: La Caja es poseedora de 57.000 bienes muebles avaluados en tres mil cincuenta millones de pesos ($3.050.000.000.oo) de los cuales si se quiere utilizar la palabra obsoletos, chatarra, o podridos para utilizar su mismo lenguaje, no hay mas de veinte millones de pesos ($20.000.000.oo) representados en desechos de madera o computadores con más de 10 años de uso y que representan el 0.06% del total del universo de bienes muebles.

La bodega en donde se encuentran dichos bienes muebles son completamente seguras y cuentan con vigilancia las 24 horas encontrándose los bienes plenamente identificados organizados y etiquetados por lotes.

A la fecha y para su información en tan solo dos meses de desplegada la actividad de venta, se han logrado vender bienes muebles por valor de quinientos millones de pesos ($500.000.000.oo).

Ahora bien, en lo relativo a bienes inmuebles la Caja cuenta con 1475 bienes inmuebles por valor de ciento veintitrés mil millones de pesos ($123.000.000.000.oo) de los cuales se encuentran invadidos y con problemas de titulación 201 inmuebles, es decir el 13% del universo de los bienes inmuebles, aclarando que se trata de problemas que venían desde antes de la liquidación de la Caja. Dentro de total de bienes inmuebles se tiene que hay 108 que se encuentran en malas condiciones , casi todos recibidos en dación en pago por la Caja Agraria antes del proceso liquidatorio, los cuales se encuentran incluidos dentro del plan de reparación mantenimiento a ejecutar en el presente año, para trabajos de estructuras, techos, cubiertas, etc.

Igualmente para el presente año se tiene previsto el mantenimiento de otros 106 inmuebles.

Para su información es solo dos meses de desplegada la actividad de venta de estos bienes inmuebles, se han logrado ventas por valor de tres mil millones de pesos ($3.000.000.000.oo).

Otro dato importante de destacar es que dentro de estos inmuebles se han celebrado contrato de arrendamiento sobre 209 inmuebles, lo cual rebaja considerablemente los gastos que en materia de administración y vigilancia realiza la Entidad.

Por último para cerrar este punto de bienes o activos y referente al ejemplo que ustedes indican en su artículo, y como ratificación que son noticias infundadas y atrasadas, el bien de Cartagena situado en el Edificio Isla Fuerte, se encuentra en perfecto estado desde hace más de 5 meses como ustedes mismos lo pueden corroborar si se desplazan inmediatamente a dicho lugar. Este bien fue objeto de reparación de una gotera y está, vuelvo y repito en inmejorables condiciones.

2."HAY DESORDEN DE ARCHIVO".

Es muy fácil aseverar esto, cuando se tiene total desconocimiento de las cifras y magnitud de documentos que maneja la Caja Agraria, para lo cual me permito ilustrarlos.

Al cierre y puesta en liquidación de la Caja Agraria (junio 26 de 1.999) esta Entidad contaba con 856 oficinas, de las cuales 172 fueron cerradas definitivamente y las restantes 714 fueron cedidas al Banco Agrario de Colombia. Lo anterior implica que la Caja manejaba alrededor de 1.800 millones de folios documentales que se distribuyen así :.

600 millones de archivo administrativo que eran documentos generados por las gerencias departamentales y regionales, y las directivas centrales.

680 millones de documentos de oficinas bancarias como tal.

125 millones de documentos de archivo de personal y.

400 millones de documentos en archivo de microfilmación.

El plan de archivo trazado para la liquidación fue y ha sido el siguiente:.

La documentación de las 172 oficinas cerradas se centralizaron en ocho centros de acopio en Bogota, Barranquilla, Medellín, Palmira, Pasto, Neiva Bucaramanga y Pereira.

Del saldo es decir de 714 oficina que quedaron y que fueron cedidas al Banco Agrario, en primer término se hizo y se continúa haciendo una labor de identificación de documentos con los cuales se han de quedar cada una de estas entidades financieras.

A la fecha se encuentran ya recogido el archivo de 58 oficinas y en este año se recogerán las restantes.

Una vez los archivos puestos en Bogotá se debe proceder a una revisión y depuración de acuerdo a tablas de valoración definidas por el Archivo General de la Nación es decir que el archivo es sujeto de una depuración técnica y jurídica según las normas aplicables , labor dispendiosa dado el volumen anteriormente trascrito. Solamente en vía de ejemplo, en conversaciones con firmas outsourcing que realizan este tipo de trabajo nos conceptuaron que para poder depurar las 58 oficinas que ya se encuentran en Bogotá, tardarían un año de trabajo.

3. HAY "DESORDEN CONTABLE".

Igualmente y como ha quedado visto es facil hacer afirmaciones sin conocer e investigar la situación que vivió y ha vivido la Caja a traves del tiempo. Respecto a este punto, les informo que a momento de la intervención forzosa administrativa para la liquidación de la Caja Agraria, la Superintendencia Bancaria no le había aprobado a la Entidad los cálculos actuariales de pensiones de los años 1996, 1997 y 1.998 y por ende los Estados Financieros de los mismo años. En ese sentido la Liquidación tuvo la necesidad de volver a realizar los cálculos partiendo del estudio físico de fólder por fólder de cada pensionado para hacer un nuevo cálculo actuarial por cada año, los cuales ya fueron enviados a la Superintendencia Bancaria y se encuentran en proceso de validación y aprobación.

Del mismo modo a partir del mismo momento de la Liquidación y de la firma del Contrato de Cesión de Activos y Pasivos con el Banco Agrario de Colombia S.A., la Caja Agraria en Liquidación viene desarrollando un proceso de ordenamiento y depuración contable de cada una de las 856 oficinas que tenía y en ese sentido a la fecha ya se tienen depurados los Estados Financieros de la Caja Agraria en Liquidación al 25 de Junio de 1.999 y el 100% de la Contabilidad referente al proceso liquidatorio.

El portafolio de inversiones a Dic. 31/01 se encuentra depurado y estaba conformado en un 65% en papeles del gobierno (TES B y TRMy en un 25% en entidades financieras. Este portafolio es materia de arqueo por parte de la Contraloría que nombra Fogafin para el proceso de liquidación y por parte de control interno. Por lo tanto no se entiende que se quiere decir condepuración en el portafolio de inversiones.

4."SIN CIFRAS DE CARTERA.

Si existen cifras de cartera y son las siguientes.

El total de la Cartera de Créditos de la Caja Agraria antes de su liquidación ascendía por capital a $ 1.633.282.918.115 millones de pesos, los cuales una vez definidas y depuradas las cifras de la cesión, quedaron en el Banco Agrario $847.457.989.800 millones y en la Liquidación 785.824.928.314.

La cartera de la Caja Agraria, en cuanto al valor de capital, esta compuesta por $703.969 millones de cartera normal, $15.038 millones de Cartera correspondiente a tarjetas de crédito y $66.816 millones de cartera castigada.

Desde iniciado el proceso liquidatorio, la Liquidación ha recuperado más de 225 mil millones de pesos de este activo, el cual se caracteriza por estar compuesto por obligaciones reestructuradas y calificadas como irrecuperables y de difícil cobro. Gracias a lo anterior, la gestión de la liquidación ha permitido incluso la recuperación de cartera castigada. Estos recaudos son los que han permitido a la liquidación atender sus obligaciones en cuanto a los compromisos con el proceso de reclamaciones y atención de pensionados, entre otras, como se verá mas adelante.

Teniendo en cuenta la característica especial y el cuidado que se debe dar a los créditos que por capital sean superiores a $1.000 millones, el área de asuntos especiales gestiona tales casos, los cuales están compuestos por 39 obligaciones que suman $146.368 millones, de los cuales en Ley 550 de diciembre 30/99 - Reestructuración e Intervención Económica se encuentran comprometidos $37.172 millones de pesos en 4 obligaciones.

Adicionalmente, los $40.427 millones que resultan de diferencia a la cifra tomada por la Contraloría General de la República, están compuestos por 103 obligaciones representadas en Fiducias, Concordatos y Liquidaciones.

Si bien la Caja Agraria en Liquidación no cuenta con oficinas propias para el recaudo de cartera, se establecieron convenios de recaudos con seis entidades financieras. El problema de conciliación de partidas, que han llevado a que los clientes tengan que acercarse con el recibo a reclamar, obedece a factores externos a la entidad, tales como que el depositante escribió el nombre o número de cédula de un familiar o persona diferente al deudor, complicando así la labor de depuración. Esta situación se ha venido corrigiendo a través de la evaluación de metodologías de recaudo conjuntamente con las redes y las entidades del sistema financiero, llevando a que hoy se tenga pendiente por depurar solamente el 10% de las partidas.

Esto ha causado que se atiendan un número de solicitudes por parte de los deudores, las cuales han sido contestadas dentro de los términos de Ley y son consecuentes con la realidad procesal y documental que tiene que afrontar el proceso liquidatorio y que como ustedes lo indican, se ha dado respuesta a 7.200 derechos de petición.

Frente a este panorama, la Liquidación ha fortalecido los procedimientos y funciones que permiten una mayor celeridad en el proceso liquidatorio, no dejando de lado los aspectos de riesgo operativo y contable, que requieren ser revisados permanentemente para no generar causales que fueron, particularmente, las que coadyuvaron al ineludible cierre de la entidad.

5."PENSIONES FOPEP Y CAJANAL".

Respecto de este tópico, es necesario informar que todas y cada una de la pensiones de la Caja fueron revisadas para efectuar el cálculo actuarial el cual fue presentado en marzo de 2.001 para aprobación del Ministerio de Hacienda. A la fecha ya se tiene la aprobación de dicho cálculo por parte de ese Ministerio y su entrega a FOPEP se efectuará en el mes de marzo próximo.

El pago de comisión por manejo de pensiones es el que cobra la entidad fiduciaria por dicha actividad dentro de las condiciones mismas pactadas desde antes de la puesta en liquidación de la entidad. Precisamente y con el objeto de evitar que se presenten tropiezos como los que ha conocido la Nación con la liquidación y pago de pensiones en otras entidades, es necesario resaltar que tanto el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Trabajo, FOPEP y la Caja Agraria han sido diligentes para que el traslado de pensiones sea totalmente claro y específico y por esta razón es que solo hasta marzo próximo se podrá realizar dicho pago por intermedio de FOPEP. Todo lo anterior es comprobable con las entidades mencionadas, las cuales les podrán informar de las múltiples reuniones realizadas para que no exista tropiezo económico alguno, ni para la Nación que realiza el desembolso, ni en el usuario que recibe el pago de las mismas.

6."EL PRESUNTO DETRIMENTO PATRIMONIAL".

La Ley 50/90 en su artículo 71 define las Empresas de Servicio Temporal como aquellas que contratan la prestación de servicios con terceros beneficiarios para colaborar temporalmente en el desarrollo de sus actividades, mediante la labor desarrollada por personas naturales (trabajadores en misión), contratadas directamente por la empresa de servicios temporales, la cual tiene con respecto de estas el carácter de empleador.

Siendo la E.S.T. un verdadero Empleador le corresponde pagar, so pena de sanción, todas las acreencias de tipo laboral, cualquiera que sea el concepto de las mismas, tales como salarios, prestaciones sociales, vacaciones, aportes a la seguridad social, aportes parafiscales, tal como se encuentra dispuesto en los Artículos 71,75, 76, 79,81 de la Ley 50 de 1990 y en el Decreto 1707 de 1991, artículo 7Adicionalmente, el trabajador en Misión tiene derecho a gozar de todos los beneficios que la empresa usuaria tenga para sus trabajadores en el lugar de trabajo.

En general, las E.S.T. por simple equilibrio financiero, trasladan a las empresas usuarias todos los gastos laborales en que ellas incurren por cuenta de la contratación de los trabajadores en misión, y adicionalmente cobran un porcentaje por la administración de la nómina de cada empresa.

La observación efectuada por la Contraloría se refiere a que las Empresas de Servicio Temporal que prestan sus servicios a la Caja, afilian a los trabajadores en misión en la Entidad a una administradora de riesgos profesionales y le trasladan el mismo costo que se genera para ellas a la Caja.

Sin embargo, dicha observación es evidentemente discutible, pues no tiene un claro asidero legal ni contractual, y además la práctica utilizada por la Caja es una costumbre absolutamente pública, general e inveterada en los contratos de prestación de servicios entre E.S.T. y empleadores públicos y privados.

Es indudable que no se puede calificar esta situación como detrimento patrimonial para la Nación, pues simplemente la Caja le reconoce a la E.S.T. el mismo valor que ella le aporta a la Administradora de Riesgos Profesionales, y en tal sentido no se presentan ni sobre costos del servicio contratado, ni desviaciones de las sumas pagadas, ni ningún hecho que pueda calificarse como anormal o inusual dentro del mercado.

7. PAGOS EFECTUADOS POR LA LIQUIDACION:.

Para concluir e igualmente para su información del proceso de avance de la liquidación de la Caja Agraria, la Entidad ya canceló el total de las acreencias de lo que técnicamente se llamanMasayy se encuentra por lo tanto en su tercera etapa de desarrollo del proceso, cual es la calificación y pago delCierto No ReclamadoEstos pagos se pudieron realizar gracias al recaudo efectivo de cartera que se ha desplegado. Invito al señor Director a revisar los procesos liquidatorios que se han dado en el País y verifique cual de ellos ha llegado a dicha etapa en el término de 2 años y medio. Puedo adelantarle la respuesta: ninguno. Y menos de la magnitud de este proceso que es el mayor en cifras y complejidad que ha tenido Colombia en toda su historia financiera.

MARIA MERCEDES PERRY FERREIRA.

Gerente.

N. de la redacción.

El informe en cuestión fue elaborado por la Contraloría en julio del año 2001 y hasta la fecha no había sido divulgado, por lo cual la publicación en PORTAFOLIO es de gran utilidad para sus lectores en el entendido que la entidad en cuestión maneja recursos de los contribuyentes. En abril próximo comienza una nueva auditoría a la entidad y solo cuando la Contraloría certifique la corrección de las fallas del informe vigente, este diario publicará los resultados. Por esto el informe no se puede considerar anacrónico.

En siete oportunidades, entre el jueves 7 y el martes 12 de febrero, un periodista de este diario llamó telefónicamente a la señora liquidadora de la Caja Agraria, pero no obtuvo respuesta de su parte. Solo con la publicación de PORTAFOLIO, la liquidadora de la Caja da su versión de los hechos que se publica atrás.

Lo que alertó a PORTAFOLIO sobre la situación de la Caja y llevó a solicitar el informe de la Contraloría es que está próximo a ser publicado un libro sobre el proceso de liquidación de la Caja y creación del nuevo Banco Agrario, escrito por el ex presidente del Banco, Juan B. Pérez. En el capítulo XIII del libro se dice textualmente:.

recaudo de cartera que en 1999 (seis meses) fue de 39.780 millones y en 2000 de 96.300 millones, bajó a 40.000 millones en el año 2001 y se proyecta un recaudo de 70.000 millones para el 2002. Si el valor de la cartera cuando se inició la liquidación era de 710.000 millones, al ritmo del año 2001, se necesitarían muchos años para recuperarla.

gastos de 9.300 millones en 1999 aumentaron a 24.870 millones en 2000 y se proyectaron en 34.000 millones para el 2001 y 88.000 millones para el 2002. De continuarse con estos incrementos dentro de 5 o 6 años los gastos de funcionamiento habrán consumido el valor de los bienes de la Caja Agraria y la Nación tendrá que asignarle recursos para cancelar el pasivo pendiente.

Junta Administradora de la liquidación, conformada por tres delegados del presidente de la República, un funcionario de la DIAN (en representación de los acreedores) y uno del Fiduifi, no se reúne desde abril del 2001

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
15 de febrero de 2002
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad