LIQUIDAN SOCIEDAD DE TRANSPORTE FERROVIARIO

LIQUIDAN SOCIEDAD DE TRANSPORTE FERROVIARIO

La empresa de economía mixta, Sociedad de Transporte Ferroviario (STF), creada en 1989 para la operación del sistema de ferrocarriles nacionales entró en liquidación.

11 de enero de 2000, 05:00 am

La razón, el mal estado de las carrileras ocasionado por la falta del mantenimiento que debía realizar Ferrovías, impidió que la compañía pudiera cumplir con su objeto social, que era la prestación del servicio público de transporte de carga por ferrocarril. Esta es la segunda empresa férrea que entra en liquidación, pues hace un año lo hizo la Sociedad de Occidente (STFO), por razones similares.

Según el gerente de la STF, Jorge Eduardo Rojas, el próximo viernes será designado el liquidador oficial de la compañía. Los accionistas de la empresa son: el Estado, representado en el Ministerio de Transporte y el Fondo de Pasivo Social Ferroviario, con el 49 por ciento; la Flota Mercante Grancolombiana, 23 por ciento; el Sindicato Antioqueño, 8 por ciento; el Grupo Santo Domingo, 5,5 por ciento; la Organización Ardila Lulle, 2,5 por ciento y otros inversionistas con el 12 por ciento.

Por su parte, el presidente de Ferrovías, Luis Diego Monsalve, reconoció que en los últimos años no se hizo mayor mantenimiento a la red férrea nacional debido a que el Gobierno ya había aprobado el plan de concesiones.

Aunque hicimos inversiones en la reparación de varios tramos, la única salida era entregar al sector privado todo el sistema, es decir, la rehabilitación, el mantenimiento y la operación del transporte férreo de carga , aseguró Monsalve.

El problema comenzó con la equivocación de dejar que el sistema ferroviario fuera manejado por varios entes. Esta decisión fue tomada en 1989, cuando se liquidó la empresa Ferrocarriles Nacionales de Colombia (FNC).

Entre tanto, el gerente de la STF dijo que la empresa entró en una aguda crisis desde 1996, año en que el Gobierno comenzó a hablar de la posibilidad de entregar todo el sistema férreo a concesionarios privados. Desde ese momento no se volvió a hacer mantenimiento de vías, con excepción de dos tramos. Uno de ellos fue el de La Loma-Santa Marta y San Rafael de Lebrija-Grecia. Lo demás se abandonó .

Según Rojas, algunos tramos, como el de Belencito-Bogotá, La Dorada-Bogotá y La Dorada-Barranca se volvieron intransitables debido a la falta de mantenimiento.

Eso nos estaba ocasionando graves problemas económicos. A noviembre del año pasado, las pérdidas acumuladas en once meses ascendían a 6.000 millones de pesos .

Además de los problemas económicos que enfrentaba la Sociedad de Transporte Ferroviario, la estocada final la recibió al finalizar 1999, debido a que la empresa Fenoco, ganadora de la concesión férrea del Atlántico no le permitió a la STF operar algunos tramos.