Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CÓMO MARCAR GANADO

Hay dos razones básicas por las cuales se debe marcar el ganado: para que el dueño identifique cuál le pertenece y controlar el abigeato, y administrativamente, para controlar la producción y productividad de las reses, bien sea en ganancias de peso o producción lechera.

Hay dos tipos de marcas: Una caprichosa que la da el ganadero con su sello personal o de la sociedad dueña de las reses, para lo que se mandan hacer hierros de marcación con diferentes figuras, logotipos o iniciales de acuerdo con el gusto propio.

El otro tipo de marcación tiene en la administración su razón de ser, como la forma más eficiente de llevar los registros de producción y saber exactamente el estado fisiológico del animal (edad, producción y ganancias de peso, entre otros).

Cómo es la numeración Antes de proceder al marcado, se debe tener en cuenta la numeración que se llevaba anteriormente para no cometer errores; de lo contrario, si se trata de su primer lote de ganado, podrá elegir el sistema que más le convenga.

Según el Manual Práctico del Ganadero, editado por la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), en el país se usan por lo menos cinco métodos diferentes de numeración, debido principalmente al número de cabezas con que cuenta cada finca. Estos son: 1- Los más simples se basan en tres o cuatro cifras y se asignan los números de manera consecutiva a medida que se registran los nacimientos. Se reemplazan cuando los animales salen del hato.

2- Otras fincas utilizan cuatro números; los tres primeros son el número de orden descrito anteriormente, pero el último dígito corresponde al año del nacimiento, por ejemplo, 9 para 1999.

3- Igual que el primero, pero dejando los machos con números impares y las hembras con números pares o viceversa.

4- Igual que el segundo sistema, pero dejando aparte el último dígito, es decir, tres dígitos de consecutivo en la parte superior y el último en la parte inferior, correspondiente al año de nacimiento.

5- Un sistema, algo complicado, consiste en utilizar los dos primeros dígitos para el consecutivo, el tercero para asignar el bimestre en que nació el animal y el último para designar el año.

Sin importar cuál de los anteriores escoja usted, lo importante es saber interpretar la numeración, mantenerla en el tiempo y poder identificar el animal desde cierta distancia, sin tener que acercarse, cogerlo y verle la numeración, tal como sucede con los tatuajes de oreja o con las orejeras.

Areas para numerar Como muchas labores del campo, como el herraje de equinos, la marca del ganado también es un arte realizado por expertos en la materia.

Si no se hace técnicamente puede echar a perder la calidad de las pieles, por lo que se debe marcar en áreas pequeñas , anotó el médico veterinario Carlos Osorio, funcionario del departamento técnico de Fedegán.

Las zonas ideales para marcar el ganado son: En la pierna: en la parte baja, por encima del corvejón o articulación situada en la parte inferior de la pierna. (ver ilustración).

En el brazo: un poco por encima del codo (ver ilustración).

En el cachete: cuando las terneras son vacunadas contra la brucelosis, se hace una marca con hierro, con la letra V para identificar que están inmunes a la enfermedad.

Si hay animales positivos a brucelosis, se le debería colocar la marca con B , aunque poco se usa ya que los animales se sacrifican.

Cinco pasos Los siguientes son los pasos que debe seguir para lograr una buena marcación, recomienda el médico veterinario Carlos Osorio.

1- Es bueno tener dos juegos de números en la finca: uno para marcar terneros y otro para adultos.

2- Al mandar hacer los hierros, tenga en cuenta que los números 4, 6, 8 y 9 deben ser abiertos, es decir...

3- Cada hierro debe tener en su cabo el número al que corresponde para identificarlos claramente.

4- Al colocar los hierros al fuego, conserve un orden consecutivo, es decir, de cero a nueve.

5- Cuando el hierro está al rojo vivo, aplíquelo sobre la piel con pulso firme. Levántelo tan pronto comience a salir humo. Esta labor debe demorar máximo un segundo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
11 de marzo de 2000
Autor
JUAN CARLOS DOMINGUEZ Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�