Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ACCIONES DE AVAL CAEN 57

Laurentino Suárez, un empresario bogotano dedicado a la importación de materias primas para la elaboración de espumas de poliuretano, creyó a finales del año pasado que había hecho una buena inversión con la compra de acciones del Grupo Aval. (VER GRAFICO: ASI VAN LAS ACCIONES DEL GRUPO AVAL)

La inversión que este empresario realizó entre noviembre y diciembre de 1999 ascendió a 5 660.000 pesos. En ese momento, Laurentino Suárez compró 30.000 acciones de Aval divididas en tres grupos de 10.000 títulos cada uno. El primer paquete lo adquirió a un precio de 186 pesos por acción, el segundo a 188 y el tercero a 192 para una inversión total de 5 660.000 pesos.

Un año después de haber hecho su inversión, Laurentino Suárez está arrepentido de lo que en su momento creyó era el gran negocio. Si hoy quisiera salir a vender las acciones tendría que hacerlo a un precio promedio de 80 pesos cada una, es decir, 57 por ciento por debajo del que había comprado a finales de 1999. En solo un año sus 5 660.000 pesos de inversión se le convirtieron en 2 400.000.

En una situación similar están 40.000 inversionistas más, que hace un año se convirtieron en accionistas del Grupo Aval y, por lo tanto, en socios de Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Causas El desplome de la acción de Aval tiene desconcertados a los pequeños accionistas que habían invertido alrededor de 50.000 millones de pesos en su conjunto y que hoy solo tienen alrededor de 22.000 millones.

La desvalorización de las acciones del Grupo Aval no es un caso aislado del sistema bursátil, sino que se enmarca dentro del contexto general del mercado de valores colombiano, que vive una de las peores épocas de su historia.

Prácticamente hoy no existe ninguna acción de empresas del sector privado que no se hayan visto golpeadas por la caída de los precios en bolsa. La recesión económica, la crisis del sector financiero y el estancamiento del proceso de paz fueron factores que se combinaron en contra del mercado de capitales.

Sin embargo, en el caso específico de Aval, los pequeños accionistas dicen que no hubo información suficiente sobre los planes de la organización financiera en torno al manejo de sus balances, especialmente en materia de la aplicación de provisiones de cartera y manejo de las daciones en pago, que finalmente iban a afectar la rentabilidad del negocio.

Según la firma comisionista de bolsa Corredores Asociados, Aval resultó fuertemente golpeado por la aplicación de provisiones que ordenó la Superintendencia Bancaria y que les representaron a las entidades financieras del Grupo, especialmente el Banco de Bogotá, una caída sustancial de sus utilidades. En los últimos 12 meses, las ganancias del Banco de Bogotá cayeron cerca de 80 por ciento, mientras que las del Banco de Occidente bajaron en 70 por ciento.

Otras razones Analistas del mercado bursátil dicen que, además de las razones de tipo financiero y contable que afectaron los balances de las entidades que conforman el Grupo Aval, existen otras explicaciones de mercado.

Dicen que el precio de 186 pesos con que la acción salió a la venta ya era de por sí alto, lo que hacía poco probable esperar alzas adicionales, especialmente si se tenía en cuenta la crisis del sector financiero.

Señalan, también, por varios meses, los mayores accionistas de Aval realizaron constantes operaciones cruzadas entre ellos mismos para darle alta liquidez al título en el mercado.

Algunos comisionistas dicen que esas operaciones cruzadas mantuvieron el precio de la acción en un nivel artificialmente alto, que finalmente se desplomó cuando esas transacciones se suspendieron en mayo pasado.

Sin embargo, Luis Carlos Sarmiento Angulo, cabeza visible de Aval, sostiene que esa versión es acomodada y que no corresponde a la realidad. Se compraron acciones a esos precios porque creíamos que la acción no se iba a desplomar , subrayó La caída del papel de AVAl, de acuerdo con los registros oficiales, se aceleró cuando un fondo extranjero, especializado en índices accionarios, decidió vender masivamente los títulos que tenía en su portafolio de inversiones, impulsado por la tendencia a la baja que mostraba su inversión inicial.

Los comisionistas no se atreven a predecir si la acción de Aval seguirá en picada, pero lo que sí advierten es que pasará mucho tiempo antes de que regrese a los niveles de hace un año.

Sarmiento considera lo contrario: el ajuste en las entidades financieras, sobre todo en materia de provisiones, terminará pronto y se empezarán a mejorar las utilidades. Por lo tanto, reputnarán las acciones.

Que no vendan: Sarmiento Angulo El principal accionista del Grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento Angulo, recomendó a los pequeños accionistas no salir de su inversión en estos momentos y esperar a que concluyan las provisiones de sus entidades financieras para recuperar las ganancias del pasado.

Recordó que en su momento se les advirtió a los pequeños accionistas sobre el hecho de que las inversiones en acciones era un negocio a largo plazo, por lo que los pequeños accionistas no se deben asustar .

Dijo que para analizar el bajo precio actual de la acción de Aval debe tenerse en cuenta que los volúmenes de transacción del título en bolsa son irrisorios, lo que comprueba que esas operaciones las están haciendo únicamente pequeños grupos de inversionistas.

Sarmiento dijo que el propio Grupo realizó recientemente una emisión de acciones por 2000.000 millones de pesos a un precio de 170 pesos (por debajo del valor intrínseco), lo que demuestra la confianza en el conglomerado.

Insistió en la solidez de su organización y recordó que entre julio de 1999 y junio de este año las entidades financieras del Grupo realizaron provisiones por 700.000 millones de pesos.

Dijo que las provisiones de este año no estaban previstas cuando se realizó la democratización y surgieron por la nueva normatividad de la Superintendencia Bancaria en esa materia.

Señaló que la inscripción de Aval en la Bolsa de Nueva York está frenada por la apatía de los inversionistas internacionales en las empresas latinoamericanas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de noviembre de 2000
Autor
FERNANDO GONZALEZ P./Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�