Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

SU NOMBRE EN UN GRANO DE ARROZ

No se trata de la multiplicación de los panes o, en este caso, del arroz. Pero cada día tres hermanos mantienen a sus familias con 60 granos del cereal y toneladas de talento.

La crisis económica llevó a los hermanos Cuervo a convertir en profesión el pintar nombres en granos de arroz, símbolo de amor que se entregan ahora los enamorados de Bucaramanga.

El primer grano de esta historia del rebusque empezó hace cuatro años cuando Elver, el mayor de los Cuervo, aprendió de su novia a escribir en la diminuta superficie de los granos, los mismos que antes sólo contemplaba en el plato de comida.

Cuando Elver ya estaba bien ducho en la cosa nos enseñó a Jeferson y a mí , dijo Edwin, el menor del trío, aterrizado en el oficio de escritor de granos desde hace un año luego de perder su empleo como promotor de productos masivos.

Cada día, hacia las 10 de la mañana, los Cuervo empacan en un morral una bolsa de arroz, una jeringa con aceite mineral, el rapidógrafo de 0,1 mm. y unos pequeños empaques cilíndricos de vidrio. Luego se instalan en diferentes calles de la capital santandereana.

La diminuta mesa donde colocan sus instrumentos de trabajo está adornada por un par de letreros con la leyenda Asombroso, su nombre en un grano de arroz , único medio publicitario con el que se han dado a conocer.

Como expertos arroceros, escogen entre los granos el de mejor color, tamaño y forma para convertirlo en el detalle para el cliente de turno.

Hay que buscar entre el arroz el grano que no esté manchado ni partido y que tenga las caras planas para poder escribir , dice Edwin mientras escoge uno de los que tiene en la palma de su mano.

Luego coloca el grano seleccionado y lo entierra en una bola de plastilina, clava la vista en la diminuta superficie de menos de 7 milímetros, contiene la respiración y empieza a escribir.

El problema más común es que uno escriba el nombre mal, que no le puso la h o que le faltó otra letra. Entonces toca volverlos a escribir porque no se puede entregar un grano mal escrito , dice.

En cada grano de arroz pueden escribir hasta cuatro nombres y algunos se hacen más rápido que otros porque la tinta se corre y toca repetir o porque hay nombres muy largos. Lo máximo que uno puede escribir es uno de 10 letras que es lo que le cabe a cada cara del grano .

Luego de escrito, el grano se coloca en el recipiente de vidrio y se le inyecta el aceite mineral para darle consistencia y para que el nombre se vea aumentado. El estuche se cierra con una tapa metálica con aro y se coloca como dije en una cadena.

Diariamente, cada uno de los Cuervo escribe unos 20 granos en promedio, que venden a 2.000 pesos, precio que no piensan cambiar este año sin importar las variaciones del cereal o si se trata de arroz nacional, importado o contrabandeado .

No sé durante cuánto tiempo trabaje en esto. Pero estoy seguro que va a ser hasta que consiga otra vez un empleo fijo porque aquí, unos días se gana bien y otros días no se consigue nada , aseguró Edwin, el escritor de arroz del Parque Santander.

Por ahora, la cosecha de enamorados parece buena y de grano en grano, los Cuervo siguen levantando para el arroz de la familia mientras esperan que aparezca el empleo que los saque de escritores de granos.

FOTO: El grano escrito se introduce en estos pequeños recipientes de vidrio, símbolos de amor de los enamorados de Bucaramanga.

Fotos Fernando Orduz

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
13 de marzo de 2000
Autor
EDITSON CHACON Z. Corresponsal de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: