Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LAS PRUEBAS DE LA FISCALÍA CONTRA JOJOY

El pasado jueves, la Fiscalía General de la Nación dictó medida de aseguramiento contra Jorge Briceño Suárez, el Mono Jojoy , comandante del Bloque Oriental de las Farc, por el secuestro y posterior muerte de tres indigenistas estadounidenses asesinados el 25 de febrero de 1999 en zona rural de Arauca. Lo sindica de ser el autor intelectual de la muerte de los ciudadanos estadounidenses Ingrid Washinawatok, Larry Gay Lahe Ena y Terence Freitas. Cuáles son las pruebas de la Fiscalía?

Según el ente investigador, Jojoy está vinculado al proceso del múltiple crimen en calidad de autor determinador , pues como comandante del Estado Mayor de Guerra Oriental de la agrupación guerrillera tiene bajo su mando, entre otros, los frentes 10 y 45, autores materiales del crimen.

El jefe guerrillero y segundo mando de la agrupación subversiva en negociaciones de paz con el Gobierno, enfrenta una pena de 32 a 60 años de cárcel bajo la sindicación de secuestro, homicidio, rebelión, hurto calificado y agravado, además de una multa de 100 a 500 salarios mínimos.

Los hechos El 25 de febrero de 1999, hacia las 9:30 de la mañana, los ciudadanos estadounidenses Ingrid Washinawatok, Larry Gay Lahei Enai E y Terence Freitas fueron secuestrados por subversivos del frente 45 de las Farc en la vía que comunica a Cubará (Boyacá) con el municipio de Saravena (Arauca).

Washinawatok, Lahei Enai y Freitas se movilizaban en una camioneta particular en compañía de los miembros de la comunidad ui wa Roberto Afanador Cobaría, Serafín Carreño Rotarbaría, Camilo Rotarbaría Bocota y Carlos Tegría Uncaría, este último el conductor.

Según declaraciones de los testigos a la Fiscalía, los subversivos bajaron por la fuerza a los ui wa, y continuaron en la camioneta con los activistas estadounidenses quienes prestaban su apoyo en la lucha upor recuperar sus antiguos territorios explotados por la petrolera OXI.

Según los mismos testigos, medio kilómetro más adelante los guerrilleros hicieron parar un vehículo de servicio público de propiedad de José Arley Narváez Cuartas, en el que se reembarcaron. Kilómetros más adelante, los alzados transbordaron nuevamente a los secuestrados en otro vehículo.

Ocho días después, el 5 de marzo de 1999, a pocos metros del lado venezolano del río Arauca, fueron hallados los cadáveres de Washinawatok, Lahei Enai y Freitas. Sus cuerpos presentaban disparos y señales de tortura: según las autoridades estaban amordazados y amarrados de pies y manos.

Consideraciones Para sindicar a Jojoy como autor intelectual del secuestro y posterior asesinato de los indigenistas, la Fiscalía no sólo valoró el hecho de que los frentes responsables del crimen estuvieran a su mando, sino una serie de comunicaciones radiales que lo comprometen seriamente.

En efecto, las transcripciones de las comunicaciones reafirman el hecho de que quienes asesinaron a los activistas americanos siempre estuvieron en contacto con los líderes de la agrupación guerrillera.

En esas comunicaciones los hombres de los frentes 10 y 45 tuvieron línea directa con Germán Briceño Suárez, alias Granobles , hermano de Jojoy .

De las interceptaciones, según la Fiscalía, se desprende que Granobles recibió orden expresa de su hermano el Mono Jojoy para secuestrar y luego asesinar a Washinawatok, Lahei Enai y Freitas.

Aunque mediante comunicado a la opinión pública el Mono Jojoy reconoció que, en efecto, los frentes 10 y 45 estaban bajo sus órdenes, aseguró que la muerte de los indigenistas estadounidenses había sido ordenada de manera inconsulta por el comandante Gildardo .

Ante el reconocimiento del múltiple crimen, las Farc se comprometieron ante el país a castigar a los responsables, hecho que nunca ocurrió.

A estas evidencias, la Fiscalía sumó dos más. Nelson Pérez Hoyos y Jaime Alvear Silva, dos ex integrantes de las Farc, sindicaron ante los fiscales del caso la responsabilidad directa de Jojoy en el crimen de los extranjeros.

Pérez señaló a Jojoy como el máximo responsable del Bloque Oriental de las Farc y Alvear dijo haber escuchado comunicaciones en las que Granobles dejaba entender que el crimen era orden del Secretariado, pues supuestamente los indigenistas eran infiltrados.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de octubre de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�