Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

SIRVEN LOS ADITIVOS PARA GASOLINA

Ahora que los combustibles se han encarecido tanto (2.914 pesos el galón de corriente lo cual representa un incremento del 27 por ciento en lo que va corrido del año), varias compañías productoras y comercializadoras de aditivos para la gasolina se han lanzado a convencer a los automovilistas de las bondades de sus productos.

Según Uriel Beltrán, jefe de compras de la línea automotriz del almacén Home Sentry, las ventas de estos productos han crecido en el último año en 500 por ciento.

Este mercado es cíclico mes a mes. Es decir, cada vez que el ministerio de Minas informa del alza, las ventas suben , dijo Beltrán.

En los principales hipermercados, los aditivos pueblan góndolas enteras y en sus etiquetas se leen afirmaciones tales como aumentador de octanaje , aumentador de kilometraje , aumentador de caballaje , tratamiento para gasolina , etcétera, que a ojos de muchos les invita a comprarlos, pero que para otros les queda un margen de duda.

Según Saúl Santamaría, alto funcionario de la vicepresidencia de refinación de Ecopetrol, los resultados de estos productos son bastante discutibles.

Dice Santamaría que: de acuerdo con las pruebas realizadas por el Instituto Colombiano del Petróleo, el efecto que tienen los aditivos sobre el rendimiento del motor es inocuo y no se puede afirmar que exista mejoría en caballaje, economía o aumento del índice de octano .

El índice de octano es la capacidad antidetonante de los combustibles. Así como hay gasolinas que estallan más rápidamente (las de bajo índice de octano y con solo la presión y la temperatura de la cámara de combustión) también hay las que se comportan de manera más estable (gracias al alto índice de octano) y solo se encienden con la chispa de la bujía.

El efecto del autoencendido de la gasolina (sin la chispa) dentro del motor hace perder eficiencia al motor.

La gasolina viene evolucionando en la medida en que los motores también lo han hecho.

Hace 50 años la relación de compresión de un motor podía ser de 7 a 1, y para ello bastaba la gasolina de 65 octanos; hoy día los motores tienen la relación de compresión de 9,5 a 1 y más, por lo cual necesitan gasolina con octanaje de 90 o más, dependiendo de la altura sobre el nivel del mar donde se transite.

Más de 15 productos La industria de los aditivos tiene su más importante mercado en Estados Unidos, país en que el transporte por carretera es intensivo y por ello se buscan diversos métodos para hacerlo menos costoso.

Pero hay varias inconsistencias sobre la credibilidad de estos jarabes . Dice Santamaría: si fueran tan milagrosos, las mismas petroleras ya hubieran desarrollado los suyos para competir en este mercado; y si fueran tan efectivos, las automotrices los hubieran adoptado de norma para comercializar sus carros con el valor agregado de la economía .

Sin embargo, algunos comercializadores en Colombia argumentan que si fueran nocivos, las autoridades ambientales estadounidenses ya los hubieran retirado del mercado.

Sin embargo, allá, el contenido de compuestos aromáticos (técnicamente, cadenas de anillos bencénicos que aumentan el índice de octano de los combustibles) de la gasolina es en promedio del 45 por ciento, mientras que en Colombia es del 18 por ciento.

De esta forma, por tener la gasolina más contaminantes, los aditivos (cuyos componentes se basan también en anillos bencénicos) no aportan mayor diferencia ambiental.

En cuanto al aumento de potencia, dice el propietario de un establecimiento que tiene dinamómetro (equipo para medir la potencia final de un carro), que el efecto de los aditivos sobre los motores de aplicación automotriz no se aprecia en las mediciones que él hace.

Aunque si la diferencia es de, por ejemplo décimas de caballo, puede que sí exista, solo que mi equipo no la puede medir .

Sí hay beneficios Pero no todo es cuento con los aditivos. Aquellos que prometen la limpieza de los inyectores, de las válvulas de admisión y de la cámara de combustión, si de veras funcionan, logran alguna ganancia.

La gasolina que se vende en los surtidores colombianos generalmente trae esta clase de aditivos detergentes. Ecopetrol no puede añadirlos porque a través de los poliductos transportan otros líquidos que se dañarían con la presencia de estos agentes.

Así, son las distribuidoras mayoristas las que mezclan los combustibles con los aditivos limpiadores, aunque no siempre en la misma proporción.

Cuando la cantidad es menor, dentro de los motores se crean costras de carbonilla, lo cual hacer perder eficiencia y aumento del consumo de combustible.

Mauricio Cortés, experimentado mecánico y corredor de autos dice que lo que hacen los aditivos comerciales que dicen tener esta cualidad, es retirar esas costras y, en ciertos casos, de veras se siente la diferencia. El motor funciona más parejo y sí existe alguna mejoría en el kilometraje .

El recomienda especialmente aquellos aditivos detergentes que sean de marcas muy reconocidas y que en la etiqueta se lea claramente el poder de detergencia.

Además, dice que el efecto real se siente en los motores con relación de compresión de más de 9,5 a 1 y que tengan sensor anticascabeleo (antiknocking), porque cuando esto sucede, el motor atrasa la chispa y por consiguiente se pierde eficiencia.

Los aditivos de que hablamos se consiguen en hipermercados como Carrefour, Alkosto, Home Sentry y demás almacenes de repuestos para automóviles.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vehículos
Fecha de publicación
2 de septiembre de 2000
Autor
JUAN CARLOS VARGAS

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad