BUITRAGO NO ES BUITRAGUITO

BUITRAGO NO ES BUITRAGUITO

Es comprensible: Buitraguito suena a diminutivo de alguién de apellido Buitrago. Pero el asunto no es tan sencillo en el caso de dos músicos cuyas identidades se han ido diluyendo a punta de las canciones con las que ha bailado el pueblo colombiano durante muchos diciembres. Se trata de Guillermo Buitrago, fallecido hace medio siglo, y Julio César SanJuan, conocido como Buitraguito , cuya historia en la música comenzó a la muerte del primero.

22 de diciembre de 2000, 05:00 am

Guillermo Buitrago vivió apenas 29 años. Pocos para lo que ha durado su leyenda. En una corta carrera que terminó en 1949 con su deceso, alcanzó a grabar la música que los colombianos han bailado desde aquellos diciembres hasta la fecha. Suyas fueron las interpretaciones primeras de Ron de vinola, Compae Heliodoro, Grito vagabundo, Las mujeres a mí no me quieren y La víspera de año nuevo; suyo era uno de los discos compilados clásicos de Discos Fuentes cuyas ventas eran constantes en los diciembres y suyo es el nombre que los miembros de Los 50 de Joselito invocan a la hora de recordar sus orígenes. Ellos subrayan, precisan y alegan que están siguiendo los pasos del maestro Guillermo Buitrago , no de Buitraguito .

Pero la confusión no surgió por maldad de nadie. Buitraguito , al que pocos conocen por su nombre de pila, se había resignado a ser músico acompañante dentro de la agrupación Bovea y sus vallenatos, cuando los dueños del proyecto de Los 50 de Joselito lo llamaron, hace más de tres años, para que hiciera unos coros en alguna canción, como invitado especial.

En ese entonces, su presencia era, como se dice en mercadeo: un plus (entiéndase ñapa o atractivo adicional) del disco más vendido y pirateado de 1998. Se trataba de un músico que, a la muerte de Buitrago, había sido escogido por la misma disquera como el continuador del estilo de Buitrago . Obviamente, no faltó el periodista que quisiera llamarlo para obtener la declaración del anciano músico. Fue entonces cuando le picó la espinita de ser cantante principal, sin embargo, solo este año encontró el apoyo de Warner Music para lanzar un disco con las canciones de Guillermo Buitrago que, paradójicamente, afirma que nunca grabó hasta ahora.

Ahí comenzó la confusión, y la competencia entre álbumes de dos casas disqueras. En un lado estaba Fuentes, que tenía su disco de clásicos de Guillermo Buitrago. En el otro, estaba Warner, con una leyenda de la música porque Buitraguito también lo es- que presentaba sus versiones de la música del cantor fallecido a un público que está hasta la corona de los artistas fabricados únicamente con la intención de hacer reencauche y que, contaba con dos ventajas mas: la posibilidad de presentarse en público y la de grabar con una tecnología mucho mejor de la puede tener cualquier disco original de Buitrago.

Ante la aparición de Buitraguito , Discos Fuentes editó un nuevo álbum de Buitrago, en el que anunciaba que sus canciones eran las originales , sin embargo, la confusión ha llegado al punto en el que se han visto noticias que despliegan información acerca del álbum de Buitrago y terminan hablando de Buitraguito y viceversa.

Mientras tanto, las casas disqueras hablan poco del tema. Warner se preocupa por dejar constancia de que en ningún momento se ha querido aprovechar la imagen de Guillermo Buitrago y aclarar que a Buitraguito le decían así desde antes de ganar la audición que lo condenó a llevar en adelante el apellido del otro cantante. Por otro lado, la preocupación de Fuentes parece ser diferenciar a ambos cantantes.

Por lo pronto, Buitraguito afirma que desde hace rato perdió la esperanza de ser identificado por su nombre de pila, por el que nadie lo conoce. Así que asume resignado su nombre artística y los beneficios y perjuicios que esto implica, aunque son más los primeros que los segundos. Por ahora tiene un contrato para hacer tres discos más, con canciones que se determinarán por el camino, y su casa de discos tiene la esperanza de convertirlo en un fenómeno como el de Buenavista Social Club.