Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL PLANETA SE AGOTA

La organización conservacionista Fondo Mundial para la Naturaleza -WWF- reveló este fin de semana, durante el lanzamiento de su nuevo Informe Planeta Vivo 2000, que si cada uno de los seres humanos vivientes consumiera recursos naturales y emitiera dióxido de carbono al ritmo que lo hace un estadounidense, un alemán o un francés promedio, se necesitarían por lo menos otras dos Tierras.

El Informe Planeta Vivo 2000 muestra que la riqueza natural de los bosques, del agua dulce y de los ecosistemas marinos de la Tierra ha declinado en un tercio desde 1970.

El documento destaca que la superficie requerida para producir los recursos naturales consumidos por la raza humana y absorber el dióxido de carbono que emite se ha duplicado desde 1961, y que hacia 1996 era un 30% mayor que el área realmente disponible, llevando así a un agotamiento de las reservas de capital de la naturaleza.

El Informe Planeta Vivo 2000 usa por primera vez una medida de la presión humana sobre el ecosistema global, conocida como Huella Ecológica . Esta indica la superficie biológicamente productiva necesaria para generar el alimento y la madera que consume cada país, para ciudades, vías y obras de infraestructura, y para absorber las emisiones de dióxido de carbono de la quema de combustibles.

Según el análisis de esta huella ecológica, en 1966 había 12.600 millones de hectáreas de tierra productiva en el planeta, cubriendo la cuarta parte de su superficie. En ese entonces, a cada habitante de los 5.700 millones que para entonces existían en la Tierra le correspondía, en promedio, 2,2 hectáreas. Hoy, el promedio calculado es de 2 hectáreas.

En 1997, la huella ecológica de la población mundial era por lo menos un 30% superior a la capacidad productiva biológica de la Tierra. En determinado tiempo de la década de los 70, la humanidad en su conjunto pasó el punto en que vivía dentro de la capacidad total de regeneración de la Tierra, ocasionando, con ello, un agotamiento del capital natural del planeta. Esta es la causa fundamental de la disminución de la riqueza natural de los bosques y de los ecosistemas de agua dulce y marinos del mundo, como lo indica Planeta Vivo.

Para salvar la vida El profesor Ruud Lubbers, presidente de WWF International, dijo: La única manera de revertir estas peligrosas tendencias es tomar con seriedad los recursos naturales del planeta .

La superficie necesaria para producir los recursos naturales consumidos por el norteamericano promedio y absorber el dióxido de carbono que emite, es casi el doble de la superficie requerida por el europeo occidental promedio y casi cinco veces la requerida por el asiático, el africano y el latinoamericano.

Uno de los puntos que señala el extenso informe dado a conocer este fin de semana en Bélgica, dice que el uso generalizado en Europa de plaguicidas organoclorados durante las décadas de los 50 y 60 ocasionó la muerte de gran cantidad de aves rapaces y redujo sus posibilidades de reproducción.

Jonathan Loh, editor del Informe Planeta Vivo 2000, aseguró que los principales responsables de la continua pérdida de riqueza natural en los trópicos son los consumidores de las naciones más ricas ubicadas en las regiones templadas del norte del planeta .

Foto: SEGUN LOS DATOS del informe, la tierra reproductiva en el planeta ha disminuido. Si antes a cada habitante le correspondían, en promedio, 2,2 hectáreas, ahora solo le tocan 2.-Reuters

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de octubre de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�