ASESINADO CONCEJAL INDÍGENA DEL CHOCÓ

ASESINADO CONCEJAL INDÍGENA DEL CHOCÓ

El grupo armado que asesinó a Armando Achito no entendió el trabajo que él hacía por la defensa del territorio y de los derechos de los indígenas. Esa es la teoría que manejan en la Organización Regional Embera Waunaan del asesinato de uno de sus más reconocidos líderes, ocurrido el pasado 25 de diciembre en el casco urbano de Juradó, en el extremo norte del Pacífico chocoano.

29 de diciembre de 2000, 05:00 am

Aunque en la Orewa no se atreven aún a sindicar del crimen a grupos guerrilleros o a los de autodefensas, en un comunicado el senador indígena Francisco Rojas Birry aseguró que por las primeras informaciones recibidas de Juradó, al parecer, fueron paramilitares los que entraron a la vivienda de Achito, a las 6:30 de la tarde del lunes festivo, para dispararle en cuatro ocasiones.

Los hombres armados llegaron en dos lanchas con motor y tres de ellos fueron los que se acercaron a la vivienda del indígena. Después, se dirigieron al albergue de los desplazados para llevarse el radio de comunicación.

Aunque había una constante amenaza en su contra, él se sentía amparado por el pueblo y por eso no se fue de Juradó, a pesar de que allí no hay fuerza pública. Además, las cosas estaban calmadas últimamente , dijo Baltazar Mecha, líder de la Orewa.

Desde hace un año, después del violento ataque de las Farc, en Juradó no hay presencia permanente de la Policía ni del Ejército. Achito, de 40 años, era concejal del municipio chocoano por la Alianza Social Indígena y en octubre pasado había sido reelegido. Tenía 7 hijos, el menor de 4 años.

Se había salvado en dos ocasiones de dos atentados en su contra. En Juradó y en Bahía Solano había sido rodeado por varios hombres armados, pero se salvó milagrosamente las dos veces , relató Mecha.

Según Rojas, el concejal había trabajado fuertemente por los 160 habitantes de las comunidades de Aguacaliente, desplazadas desde agosto del año pasado en el casco urbano, después de una masacre.

Desde 1995 hasta la fecha, por el conflicto armado han sido asesinados 35 indígenas en el Chocó.