Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

NO LE DÉ PAPAYA A LAS PLAGAS

La identificación de insectos dañinos al cultivo de papaya y la aplicación de prácticas culturales y controles químicos oportunos y eficientes pueden ser la opción que evite grandes pérdidas económicas en su cultivo.

Esa fue la razón que llevó a expertos en Manejo Integrado de Plagas de la regional 8 de Corpoíca a adelantar trabajos relacionados su control y que recientemente fueron dados a conocer, durante un día de campo que se llevó a cabo en Corpoíca.

Durante el evento se señaló que en las zonas productoras de papaya de los Llanos Orientales (preferiblemente el Ariari), las plagas de mayor importancia son los ácaros, los áfidos y el gusano cachón.

Entre las plagas secundarias se pueden mencionar los trips, la mosca blanca, algunos saltahojas y escamas. Esporádicamente en algunos lotes se presentan ataques de hormigas, especialmente la hormiga arriera.

De acuerdo al estudio adelantado por el ingeniero agrónomo, Guillermo León, especialista en Manejo Integrado de Plagas de Corpoíca, los áfidos, además de chupar la savia de hojas, frutos y partes jóvenes de las plantas, transmiten enfermedades causadas por virus a la papaya. Entre ellos figura el áfido Aphis gossypii, llamado pulgón verde.

Manejo y control Su manejo debe ser preventivo. Esta plaga puede ser monitoreada mediante trampas de color amarillo con pegante especial para atrapar insectos. Dichas trampas pueden ser dispuestas dentro del cultivo y permiten conocer la fluctuación poblacional para tomar decisiones de control.

Una de la prácticas más recomendadas es mantener el lote y sus alrededores libres de maleza. Entre más limpio de malezas se encuentre el cultivo y sus alrededores, menor será la probabilidad de tener plagas en el cultivo y así mismo habrá menos plantas afectadas por el virus.

Los cultivos de papaya se deben sembrar alejados de cultivos como patilla o ahuyama porque son hospederos del virus de la mancha anular (principal enfermedad de la papaya). Es conveniente evitar siembras cercanas a cultivos que hospeden áfidos como el tomate o algodón.

Los ácaros pueden ser considerados plagas secundarias, a excepción del ácaro blanco Polyphagotarsonemus sp, el cual se presenta con alta frecuencia en las plantaciones de papaya de los Llanos Orientales y causa graves daños porque afecta las yemas terminales, produciendo entorchamiento y acartonamiento de las hojas jóvenes.

En ataques severos destruye la yema terminal, causa defoliación total y produce detención en el crecimiento de las plantas, por lo cual puede ser considerada como una de las principales plagas del cultivo en los Llanos Orientales.

Para prevenir ataques de esta plaga es necesario mantener el cultivo y sus alrededores libres de maleza. En caso de presentarse plantas atacadas antes del raleo, es conveniente eliminarlas Generalmente el ataque de la plaga se presenta en focos, por tanto para su control químico es necesario localizar y demarcar los focos, para efectuar aplicaciones dirigidas a las plantas afectadas y sus alrededores.

Algunos de los productos más recomendados para el control de esta plaga son azufre (5 cc/litro), tetradifón (4 cc/litro) o Abamectina (0.5 ml.pc/litro). Las aplicaciones deben ser repetidas semanalmente hasta lograr el control total de los focos y se observe rebrote en las plantas afectadas.

De otra parte, productos naturales como los extractos vegetales oleosos y los extractos de plantas pueden ser utilizados con éxito si son aplicados oportunamente y se efectúa en cubrimiento total de las plantas, principalmente al envés de las hojas y los cogollos, que son los lugares donde se sitúa la plaga.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de julio de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad