Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CUANDO LAS COYUNTURAS DUELEN...

Por su trabajo, el tendero se expone a los cambios brus-cos de temperatura cada vez que saca algún producto del congelador y más aún cuan-do esta operación se repite durante el día sin tener en cuenta que la persona puede estar acalo-rada.

Otros delegan las tareas propias del tendero y permanecen todo el día sentados al pie de la registradora con lo que su vida se vuelve completamente se-dentaria.

En los dos casos, y aunque no está comprobado, estas situaciones a mediano y largo plazo pueden generar problemas en las articulaciones, es decir en las coyunturas de los dedos, en las manos, rodillas, muñecas o co-dos.

Es entonces cuando la enfermedad se manifiesta con dolor, inflamación, limitaciones en la movilidad y crepitaciones al mover las articulaciones (popularmente conocidas como yucas ).

Estos síntomas pueden depender de alteraciones de otra índole y se puede tratar de efectos secundarios producidos por enfermedades como Gota o Lupus.

Consultar a un médico es indispensable. Samuel Rojas, Médico Cirujano, director del Hospital Pablo VI de Bosa, habla específicamente de la Artritis Reumatoidea, la más común de estas alteraciones: A ciencia cierta no se sabe la causa. Se atribuye a factores infecciosos, de tipo inmunológico, es decir por bajas defensas en el organismo, o genético, que se refiere a cuando hay antecedentes familiares con la enfermedad.

En promedio aparece entre los 35 y 40 años de edad, es más común en mujeres y generalmente las molestias se presentan con mayor frecuencia en las horas de la mañana.

Hay una fase inicial, que es cuando los síntomas no han aparecido o comienzan a hacerlo. En esta etapa la inflamación puede producir deformidades por ejemplo en los dedos y se puede detectar fiebre o, simplemente, hay entumecimiento de las extremidades.

En la fase más avanzada, que se debe evitar a toda costa, las deformaciones son más marcadas: salen nódulos en las coyunturas (especie de masas) e incluso pueden presentarse atrofias o inmovilidad.

Esto se debe a que los es-pacios que hay entre las uniones de los huesos se estrechan, hay atrofia muscular y la articulación trata de salirse de su posición normal (subluxación). El proceso no tiene vuelta atrás y más adelante puede llevar a una discapacidad definitiva.

Otra característica de la artritis es que tiene recaídas y remisiones. Así que es posi-ble que a la persona le duelan las manos y de un momento a otro ese dolor desaparezca, lo que no significa que ya no tenga la enfermedad. El término remisiones hace referencia a que los síntomas desaparecen y luego vuelven a aparecer.

El sobrepeso es otro factor que influye, pues entre más peso deben soportar por ejemplo rodillas y tobillos, mayor es el riesgo de sufrir complicaciones.

A todo lo anterior se suma el deterioro emocional que produce en la persona una deformidad física.

Prevención es vida Estas recomendaciones ayudan a evitar que aparezca la Artritis Reumatoidea: * Mantenga un buen régimen alimenticio que evite las harinas y sea rico en vitaminas y calcio.

* No salga acalorado y tenga precaución con los cambios de temperatura. En el caso del tendero, si es posible, opte por exhibidores a cambio de congeladores, donde sea el mismo cliente quien tome los productos fríos.

* Acostúmbrese a tener buenos hábitos, como espalda derecha y buena posición al dormir y al sentarse.

* No coma carnes rojas en exceso. Esto aumenta la posibilidad de presentar Artritis Reumatoidea.

* Involúcrese en la cultura de la actividad física y cambie la del sedentarismo.

* Haga todos los días 30 minutos de actividad física. El tendero en su trabajo diario puede practicar tareas como barrer, caminar, limpiar o reorganizar estanterías.

Cuando la enfermedad se detecta * Consulte inmediatamente al médico.

* La terapia física es clave para no llegar a extremos.

* El tratamiento debe ir acompañado de medicamen-tos, especialmente antiinfla-matorios.

* Si, por ejemplo, se presenta dolor en una mano, es necesario no inmovilizarla. El tendero puede hacer las co-sas con la otra mano, pero esta medida no ayuda. Por su bien, levante objetos pequeños, reacomode los productos y siga su curso normalmente.

* El paciente no debe automedicarse, porque éstos medicamentos pueden producir gastritis o úlceras.

* Se recomiendan las hojas de sauce. Se ha encontrado que esta planta es un buen antiinflamatorio. Incluso en estudios de medicina alternativa se han encontrado en estas hojas compuestos similares a los de la aspirina.

* La acupuntura y los tra-tamientos homeopáticos se pueden recomendar en casos crónicos, pues muchas ve-ces, si funciona, vale la pena cambiar los antiinflamatorios por estas opciones.

* El calor local ayuda a atenuar el dolor.

En casos extremos * Hay una marcada limitación o discapacidad.

* Es necesario acudir a medicamentos más potentes.

* En la rehabilitación se hace mayor énfasis en la terapia física.

* Muchas veces se requiere de ayudas como muletas y bastones.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
1 de noviembre de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: