Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

DETENIDO HIJO DE ALCALDESA

La Unidad Antiextorsión y Secuestro (Unase) de la VII Brigada capturó ayer en Villavicencio al hijo de la alcaldesa de Arauquita (Arauca), Jhony Isaías Fernández Rojas, y a Jordy Herrera Rojas bajo los cargos de haber asesinado a los tres militares del avión de Aerotaca, secuestrado el pasado 17 de mayo. Voceros de la VII Brigada dijeron que Fernández, hijo de la alcaldesa electa por la Unión Patriótica, Elsa Rojas, confesó su participación en el crimen de los cabos Roger Enrique Rodriguez y Jose Reynel Pena, y el soldado Franklin Lago.

Las fuentes militares informaron que Fernández fue quien contactó a Jordy Herrera, capturado la semana pasada en Villavicencio y con antecedentes por secuestro en Yopal, para ejecutar el secuestro del avión de Aerotaca.

Las investigaciones permitieron establecer que este hombre fue la persona que, tras secuestrar a la tripulación del HK 2760, piloteó la aeronave recibiendo un millón de pesos como pago inicial de la acción.

Sobre Fernández la VII Brigada indicó que fue uno de los pilotos al servicio del Cartel de Cali y señaló que en años anteriores había sido detenidos durante una operación antinarcóticos en Perú cuando transportaba un cargamento de droga.

Las indagaciones permitieron descubrir que los secuestradores llevaron el avión hacia una pista situada en la finca La Luna, en jurisdicción de Puerto Rondón (Arauca), en donde los esperaba una columna de diez guerrilleros.

En ese lugar, indican los investigadores, los insurgentes esperaron que llegara un cargamento de cocaína y combustible para iniciar el viaje hacia Perú y a su regreso traer de esa nación cincuenta fusiles R-15.

Tras esperar infructuosamente sin lograr su objetivo, dice la Brigada, los delincuentes identificaron a los pasajeros y separaron a los tres militares que viajaban en la aeronave.

Los demás pasajeros fueron obligados a subir a una camioneta que finalmente los condujo a Fortul (Arauca). Los pilotos, según las declaraciones de los capturados, fueron subidos a un Toyota azul que los llevó con rumbo desconocido.

Las informaciones de inteligencia indican que los secuestradores, tras percatarse de la presencia de los cabos segundos Roger Enrique Rodríguez y José Reynel Peña, y el soldado Franklin Lago, los torturaron con agujas en las uñas y los ojos para luego dispararles y quemarlos con gasolina.

Los dos capturados, dijo la VII Brigada, subieron al avión de Aerotaca en Yopal (Casanare) para dirigirse hacia Tame (Arauca) amparados en las identidades falsas de Norbey Herrera y Jorge Gil.

Los sindicados dijeron haber tomado parte en el secuestro del avión en compañía de otros dos hombres que subieron con los nombres de Luis Carlos Contreras y Eliseo Blanco.

La captura de los delincuentes se produjo en momentos en que planeaban extorsionar y asesinar al ganadero Iván Estrada, quien al parecer iba a comprarles una hacienda en el municipio de Acacías.

Sobre Contreras, Guayabita , los investigadores del Unase dijeron que fue la persona que subió a la aeronave el revólver con el que intimidó a los miembros de la tripulación y a los pasajeros.

Voceros de la Brigada indicaron, además, que Contreras hace parte del frente Domingo Laín Sáenz del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de mayo de 1992
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�