Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CRÓNICAS CON MIRADA FELINA:

No tiene la mirada del gato como para hallarle una similitud con la revista que dirige, pero sí el cabello pardo. No cree que todos los gatos sean del mismo color en la oscuridad, pero sí escruta los textos literarios con atención de felino: Rafael Molano es un lector fanático de libros. Su pasión -confesable- es que se desvive por la crónica, las historias de ficción y la posibilidad de escribir sin restricciones.

Reseñado el hombre, es fácil entender por qué la revista Gatopardo no es una casualidad. Por el contrario, es una idea añeja nacida de un sueño compartido entre Molano y Miguel Silva, actual presidente de Publicaciones Semana, cuando años atrás descubrieron que el espacio para narrar historias en los diarios era demasiado breve. Sin más armas que el deseo, comenzaron a tejer la idea mientras leían publicaciones extranjeras como The New Yorker, Esquire o Vanity Fair. Nos basamos en el periodismo anglosajón , aclara.

Pero la vida siguió. Molano trabajó en El Siglo cortando cables y luego coordinando el suplemento dominical , saltó a La Prensa, en donde se arriesgó a hacer un nuevo periodismo, pasó a EL TIEMPO en donde formó parte del equipo que creó la edición dominical , fue jefe de proyectos de Audiovisuales, asesor de Noemí Sanín, cónsul de Colombia en Barcelona y director de la Revista Diners, entre otros. Su hoja de vida, caracterizada por la movilidad, aparenta no haberle dejado tiempo, a sus 39 años, sino para correr de lado a lado. Nada más falso.

Porque Molano fue, de adolescente, uno de los fundadores de los primeros bares de la llamada Zona rosa de Bogotá, e instituyó el concepto de lugares para jóvenes universitarios. El negocio fue tan próspero que le alcanzó para tener tres bares, pero el periodismo lo desvió de los negocios. Y sin embargo Molano conserva un aire de extranjero desorientado, el buen humor, la reticencia ante las fotos y una modestia comprensible que no es más que un absoluto desinterés por el estrellato. El goza los libros, la vida, las amistades y cree en el poder de las palabras. Sabe distinguir las buenas de las malas con mirada felina.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de junio de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: