Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VEGATERAPIA: ADIÓS AL ESTRÉS

Con los pies en la tierra, todos pueden poner a volar la imaginación, ver y tocar la naturaleza y disfrutar, de una forma diferente y sana, la Finca Buganviles.

Allí, en Buganviles, muy cerca del municipio de La Vega, este soñador practica la Vegaterapia , como él mismo llama a esa sensación de sentir el aire fresco, el ruido de la naturaleza y los bellos paisajes que ofrece esa zona de Cundinamarca.

Pero, qué es? Se trata de una caminata ecológica que se hace en dos jornadas, una en la mañana y otra en la tarde.

La primera es una terapia visual, por medio de la cual se aprecian bellas flores exóticas, árboles frutales, café, yuca, maíz y diversas variedades de palmas. Todo para ver y tocar.

La caminata continúa a través de un pequeño cultivo de peces (con derecho a echar atarraya ), y luego por algunas colmenas, donde el guía explica en detalle cómo funciona el complejo mundo de las abejas.

La jornada de la mañana termina en las aguas que surcan Buganviles, un sitio verdaderamente espectacular donde el visitante pasa por debajo de la corriente y se interna en una caverna en la cual se encuentra, de cerca, con inofensivos murciélagos herbívoros... una gran oportunidad para apreciarlos en vivo y en directo .

Terapia de grupo La segunda etapa, en la tarde, demanda más esfuerzo físico y trabajo grupal; sin embargo, la satisfacción es la misma que ofrece la jornada matutina.

Esta aventura se inicia a la entrada de la finca, punto de partida que conduce hacia una montaña donde ni siquiera las mulas son capaces de ascender.

El trayecto es duro, pero el esfuerzo vale la pena. Allí, la tranquilidad que emana de la naturaleza se hace sentir mucho más que el cansancio.

En la cúspide de la montaña la actividad deja de ser algo personal y se convierte en la mejor forma para integrarse. De manera informal, la gente juega, compite y se compromete a trabajar en equipo.

La tarde va cayendo y las emociones que brinda la Vegaterapia no terminan, pues unos metros más allá una Tarabita (cuerda de acero de más de 80 metros de larga) se convierte en cómplice de la diversión y el vértigo.

A partir de ese instante, las personas se transforman en improvisados malabaristas. Pasan de un lado a otro a más de 15 metros de altura, vencen miedos, comparten con la naturaleza y disfrutan de la velocidad y la altura, bajo un seguro sistema de arneses, mosquetones y cuerdas.

Las ganas de repetir la pasadita quedan y las personas repiten, una y otra vez, la oportunidad que brinda Un camino para soñar... y volar .

Así nació el proyecto La Vegaterapia nació de las visitas que Carlos Fradique-Méndez ha hecho a varias fincas autosostenibles y a proyectos de agroturismo en la zona cafetera.

Viendo cómo funcionan allí consideré hacerle un vuelco total a mi finca. Sólo bastó descubrir la belleza del paisaje.

Me motivé, aún más, cuando algunos amigos visitaron Buganviles y me comentaron que hacía mucho tiempo no habían disfrutado un día de campo... y sin tomarse una cerveza! Así nació Vegaterapia, un sitio donde la gente puede descansar, desconectarse de su mundo y encontrarse con la naturaleza, darle vuelo a la imaginación y escuchar las historias, mitos y leyendas del campo , concluyó el abogado.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
5 de febrero de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad