Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PIDEN MÁS AYUDA INTERNACIONAL

Expertos e investigadores coincidieron ayer en la importancia de que el desarrollo alternativo a los cultivos ilícitos esté acompañado de una mayor cooperación internacional.

El foro Medio ambiente, cultivos ilícitos y desarrollo alternativo , organizado por el Ministerio del Medio Ambiente y EL TIEMPO, dedicó el debate de ayer a las experiencias de Perú, Bolivia y Colombia con respecto a la sustitución de la coca y la amapola.

Los investigadores manifestaron la importancia que para la región tendría contar con políticas conjuntas para el tratamiento de este problema. Sin embargo, reconocieron que hasta la fecha cada país ha aprobado y ha desarrollado políticas diferentes.

Tanto en Perú como en Bolivia existe la tradición de la hoja de coca y los campesinos no han sido criminalizados, explicaron los expertos.

La asesora del Ministerio del Medio Ambiente Aura María Puyana comentó que en esos dos países la cooperación de Europa ha sido permanente , y Estados Unidos, aunque ha impuesto políticas de erradicación, ha aceptado que debe negociarse con los campesinos .

Para el ministro del Medio Ambiente, Juan Mayr, la importancia del taller está en debatir y aprender de las diferentes experiencias.

A juicio de la investigadora Eva Dietz, experta en el desarrollo alternativo en Perú y Bolivia, cada país debe abordar el tema con diferencias, aunque a Colombia le sirve conocer en qué se equivocaron Perú y Bolivia, para no repetir errores.

Dietz recomendó no polarizar a los cultivadores de hoja de coca o de amapola ni tratarlos como delincuentes. Si se les trata así, no será posible encontrar una solución eficiente. Los cultivadores de ilícitos no son narcotraficantes , añadió. Dijo, además, que el desarrollo alternativo solo será eficiente cuando se garantice la comercialización, por lo que es clave la cooperación internacional.

También anotó que el caso colombiano es más complejo por la confrontación armada que enfrenta Colombia.

Frente a este punto el investigador de Acción Andina Ricardo Vargas comentó que la única forma de erradicar manualmente en el país es haciendo pactos con los campesinos, que son quienes enfrentan a los actores armados.

Julio Carrizosa, investigador de la Universidad Nacional, añadió que los cultivadores ilícitos en Colombia se enfrentan a la injusticia social, y que este es una de las causas para que existan estos cultivos.

Aura Puyana afirmó que los labriegos dejarán de producir coca y amapola cuando el Estado les garantice seguridad alimentaria, mejores niveles de vida, protección para sus hijos y seguridad para el futuro.

Foto: En el seminario sobre cultivos ilícitos se dijo que Colombia debe abordar el tema de manera diferente a Perú y Bolivia, aunque a nuestro país le sirve conocer en qué se equivocaron esas naciones para no repetir errores.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
23 de septiembre de 2000
Autor
DIANA LOSADA. Enviada Especial de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: