Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PUNCH DEJA HUELLA EN LA T.V.

Punch viene del verbo ingles to punch que significa golpear o punzar .

Ese fue el nombre elegido el 5 de octubre de 1956 para una nueva empresa dedicada a la explotación de medios publicitarios tales como avisos en el interior y exterior de los buses, en vallas, paraderos, publicaciones, televisión, radio y otros medios para el uso de propaganda.

Hoy es el nombre de la programadora que la semana pasada decidió entregarle a la Comisión de Televisión sus espacios por la crisis económica del sector, pero que en adelante se dedicará a la producción.

La idea fue de Christel Schnider de Peñaranda y de Camilo Torres Z. El capital aportado inicialmente fue de 10.000 pesos de la época y un año después se amplió a 50.000 pesos.

A la aventura se unió Alberto Peñaranda Restrepo, fallecido en junio de 1995, y a quien se le considera uno de los padres de la televisión colombiana.

Hacia el 56, dos años después de la llegada de la televisión a Colombia, trabajaba en Publicidad Toro y en ese momento las agencias de publicidad comenzaron a hacer televisión sin muchos resultados.

Se retiró de la agencia y decidió montar con Punch una organización indepediente.

La primera actividad de la empresa fue la puesta de avisos en las estaciones de los buses.

Posteriormente, Punch se inició en la producción. La primera fue en 1957 con la transmisión a control remoto desde el El Campín de Bogotá de las eliminatorias al Mundial de Suecia del 58.

Luego, transmitió Telehipódromo un programa dominical de cuatro horas con las carreras de caballos, según reseña en el libro Punch, una experiencia en televisión la periodista María Teresa Ronderos. La Televisora Nacional le arrendaba el espacio a por 200 pesos, emisión.

En esa época se vincularon otras personas que hoy hacen parte de la televisión colombiana: Fernando González Pacheco, Manuel Medina, Jorge Peñaranda, Hernán Castrillón, Alfonso Castellanos y Gustavo Pizarro. En 1957 también inicio la producción de El Reporter Esso, noticiero diario de 15 minutos que luego se transformó en el Noticiero Suramericano, el primero estable en su género en la pantalla chica.

Ese fue el inicio de una serie de éxitos y de programas de todos los géneros que hacen parte de la televisión creada para el público colombiano.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
23 de mayo de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�