Cerrar

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

SECTOR PESQUERO, GRAN AFECTADO POR CORTES DE ENERGÍA

Por las calles de Tumaco, a todo pulmón, tuvo que pregonar ayer sus productos Carlos Ayovi. Ese fue el único recurso que se le ocurrió para evitar que se perdiera el producto de sus faenas de pesca. Al mediodía, al regresar del mar, las firmas pesqueras no compraron los ejemplares capturados, toda vez que no sirven los refrigeradores por el apagón que soporta este puerto nariñense.

El sector pesquero de Tumaco está entre los damnificados por el atentado dinamitero contra una torre de energía que ocurrió el martes pasado, en zona rural de Popayán (Cauca) y que mantiene con racionamiento a 71 municipios de Nariño y Putumayo.

Al igual que Ayovi, decenas de pescadores se vieron obligados a vender sus productos a menor precio.

En Tumaco, el comercio de pescado y frutos del mar entre los grandes buques y los pescadores artesanales alcanza entre 35 y 50 toneladas diarias.

Por el apagón, las pérdidas se aproximan a los 120 millones de pesos diarios, en las 43 empresas que operan en la zona.

Las peladoras de camarón y los tripulantes de lanchas, también se han perjudicado.

Igualmente, el sector turístico del litoral se ha resentido. La mayoría de reservaciones que habían hecho los turistas, con motivo del puente festivo, fueron canceladas debido a la falta de energía.

En Pasto, la capital de Nariño, con más de 350.000 habitantes, el apagón general del primer día fue traumático, pero la situación se ha aliviado con racionamientos programados.

Oficinas particulares y oficiales, y establecimientos comerciales situados en el centro de la ciudad no sienten el corte de energía, pues en este sector el apagón ocurre entre el mediodía y las 2 p.m.

En sectores residenciales, el corte dura cinco horas. Sin embargo, las vacaciones escolares aliviaron la situación. Como en Nariño rige el calendario B, que inicia actividades académicas en septiembre, no existe la urgencia de atender a los menores para que vayan al colegio.

Para evitar robos y que los delincuentes aprovechen la oscuridad, en algunos puntos donde el racionamiento ocurre entre las 5 p.m. y las 10 p.m., la policía reforzó la vigilancia.

Así mismo, para evitar traumatismos en sectores neurálgicos, la empresa Centrales Eléctricas de Nariño (Cedenar) diseñó un programa de racionamiento especial para los hospitales, clínicas, puestos de salud, el sector bancario y comercial, tanto de Pasto como de los 70 municipios afectados.

Raúl Ortiz, gerente de Cedenar, destacó el comportamiento de los usuarios, que entendieron la magnitud de la emergencia y acataron las recomendaciones para ahorrar la escasa energía que generan las hidroeléctricas del Río Mayo, Río Bobo y Sapuyes. Las tres producen aproximadamente 35 megavatios y el consumo local alcanza los 140.

ENERGIA, DE A CUENTA GOTAS Valledupar y Bucaramanga A raíz del atentado por parte del frente 6 de Diciembre del Eln contra una subestación en El Copey (Cesar), hace ocho días, el servicio se presta de a cuenta gotas en 31 poblaciones del Cesar y el Magdalena. Los daños causados en la subestación obligaron a Transelca, empresa que suministra la energía en esta región, a establecer racionamientos posiblemente hasta el martes.

De otro lado, Desde las 11:45 de la mañana de ayer permanecían sin energía eléctrica los 11 municipios de Norte de Santander y el sur del Cesar, que desde el martes tenían el servicio parcial tras un ataque de la guerrilla contra dos torres, ocurrido el lunes.

Anoche, los técnicos de Centrales Eléctricas de Norte de Santander trataban de hallar el daño de la línea de 115 kilovatios entre la subestación Bélen, en Cúcuta, y El Zulia, que alimentaba parcialmente a Ocaña, Tibú, Abrego, El Tarra, Las Mercedes, Villa Caro, San Calixto y Hacarí, en Norte de Santander; y Aguachica, Pelaya y González, en el sur del Cesar.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
18 de agosto de 2000
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�