Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MODA PARA LAS MAMÁS GORDITAS

Después de ser madres, muchas mujeres pierden su línea irremediablemente. Los kilitos de más salen a relucir y ya no es tan fácil disimular que el peso se ha subido, sin poder echar marcha atrás. Y, para solucionar el notorio problema, ellas toman varios caminos: arreglan la ropa que ya poseen, acuden al sastre o a la modista de confianza para que con sus prodigiosas manos y experiencia oculten el sobrepeso e, incluso, hay algunas que se dedican a escoger telas con pintas y colores para verse más delgadas.

Además, no es frecuente encontrar lugares donde la ropa supere las tallas tradicionales. Así que las gorditas , que ni con drásticas dietas logran ponerse en forma, siempre sufren por vestirse bien.

Claro que eso no será en adelante un gran problema, pues la firma Industria de Diseño y Corte (IDC) ofrece la marca Daniella Di Capri, en la cual un equipo de especialistas se puso como tarea primordial crear moda solo para gorditas, teniendo en cuenta sus necesidades y expectativas.

La idea surgió hace cinco años, cuando los diseñadores de IDC observaron cómo en Estados Unidos, donde el 40 por ciento de las mujeres se visten con tallas superiores a la 16, existe un mercado extraordinario para las personas de talla plus , y en donde en ese campo se consigue de todo: trajes de noche, bluyines, vestidos de baño...

Así comenzó a trabajar en Bogotá un grupo especializado que aportó elementos valiosos en el diseño de ropa para las gordas. Ellos trabajan en el IDC, colección tras colección, con el único propósito de innovar para ellas.

El producto de sus ideas dio origen a la marca Daniella Di Capri, para ofrecer a las gorditas del país otra alternativa en el vestir. Con frecuencia, ellos realizan paneles con mujeres robustas de diferentes edades, para saber sus gustos en cuanto a telas, siluetas y combinaciones. También se les indaga sobre sus preocupaciones con respecto a la ropa en general.

De esa forma es como continuaron el proceso para sacar un mostrario que ha tenido gran éxito durante cinco años en el mercado.

Cada año Daniella Di Capri crea tres colecciones especiales: una para el Día de la Madre, otra para el Día del Amor y la Amistad y la última en noviembre, en la cual se tiene en cuenta la permanente actividad social de las señoras en esa época: grados, bodas, fiestas de fin de año...

La primera colección de 1993 ya está lista. Son cerca de 30 piezas que van de la talla 16 a la 24 (aunque algunas se sacan desde la talla 8) confeccionadas con chalis, algodón, lino, sedas y fallas, entre otros materiales.

Se trata de trajes de calle de una y dos piezas, pantalones anchos, blusas, chaquetas, blusones y hasta chicles en colores pastel, tierra, fucsia, morados, blancos, estampados, mini print, en pintas como rayas, lunares...

Es un verdadero mundo de moda donde, con seguridad, mamá encontrará el mejor obsequio en su día. Además, porque predominan los talles largos, los vestidos tipo talego con chaqueta encima, o ligeramente encauchados en la cintura para sugerir las formas.

También hay blusones sueltos, sin escotes pronunciados ni mangas apretadas que resalten esos kilos de más. La mayoría de botones y adornos son importados.

Todo eso se puede encontrar en los puntos de venta de los principales almacenes de cadena del país, con precios que oscilan entre los 15.000 pesos y los 30.000 pesos, un precio económico si se tiene en cuenta que cada una de las prendas es confeccionada con un estricto control de calidad.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
7 de mayo de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad