Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PROMISCUIDAD SEXUAL

La recomendación del uso del condón como medida preventiva contra el Sida ha ocasionado desazón y protesta por parte de los jerarcas de la Iglesia Católica colombiana, según ha quedado consignado en un documento suscrito por los obispos de todo el país. Se encuentra, al decir de los prelados, altamente peligroso y denigrante para la moral que a través de los medios de información se le dé vía libre a la promiscuidad sexual, amparada por el empleo del condón. La declaración que comento tiene en parte razón, dado que en los últimos tiempos la promiscuidad sexual ha venido a constituirse en un grave problema de salud pública. El auge de las infecciones de transmisión sexual es producto precisamente de la práctica frecuente de relaciones íntimas con pareja distinta cada vez, muchas de ellas acabadas de conocer. Es la expresión máxima de la liberación sexual, la cual suele considerarse válida dentro del contexto de los derechos humanos y de la autonomía que asiste a las personas. A esa p

La Iglesia, por conducto de sus voceros, está en su derecho al reprobar comportamientos que puedan reñir con las normas que ella misma ha impuesto. De ahí que sea explicable la protesta mencionada. Sin embargo, ese reclamo clerical no parece estar justificado del todo, pues las recomendaciones que los organismos de salud cumpliendo con su deber han venido haciendo en relación con el Sida, tienen como objetivo de fondo tratar de contener una enfermedad contra la que no se dispone aún de tratamiento. Podrá argumentarse que el fin no justifica los medios. Es esto cierto, pero ocurre que hasta ahora el uso del condón ha sido reconocido como el recurso más eficaz para evitar el contagio del mal, verdad que hay que divulgar.

El Decreto 559 de 1991 expedido por el Gobierno y relacionado con el Sida, establece en uno de sus artículos que la prevención en su más amplia acepción constituye la medida más importante para el control de la infección... . Por eso, según la misma disposición, el Ministerio de Comunicaciones se ocupará de que la amplia red que maneja se encargue de emitir mensajes de orientación a la comunidad. En particular, el artículo 28 dice a la letra: Considérese el uso del condón como una medida de carácter preventivo de la infección por HIV (virus de la inmunodeficiencia humana). En consecuencia, las droguerías y supermercados o similares, así como los establecimientos que ofrezcan facilidades para la realización de prácticas sexuales, deberán garantizar a sus usuarios la disponibilidad de condones .

Por supuesto que la mejor recomendación preventiva contra el Sida es la fidelidad conyugal para los casados, y para los solteros la abstinencia sexual o, por lo menos, las relaciones con un compañero o compañera estable. A este propósito debieran apuntar las campañas profilácticas. Pero como lo ideal no es siempre lo realizable, las autoridades sanitarias deben ser pragmáticas. La Iglesia sabe bien que no obstante su insomne labor pastoral, la práctica sexual desordenada, sobre todo en ciertos sectores de la sociedad, es moneda corriente. La templanza, es decir, el dominio de los placeres y de las pasiones, infortunadamente es una virtud que no posee el común de las gentes.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
26 de junio de 1991
Autor
FERNANDO SANCHEZ TORRES

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: