TIME Y EL CARTEL DE CALI

TIME Y EL CARTEL DE CALI

Un extenso informe de ocho páginas sobre el Cartel de Cali, al que le dedica su carátula, publica la revista Time en la edición que circuló ayer en Estado Unidos. Los nuevos reyes de la coca se titula el informe, que incluye un artículo sobre la cárcel de Pablo Escobar y una larga entrevista con Gilberto Rodríguez Orejuela, presunto jefe del Cartel de Cali, quien sindica a Escobar del asesinato de Luis Carlos Galán.

25 de junio de 1991, 05:00 am

Rodríguez también revela el origen de su guerra con Escobar y dice que el Cartel de Medellín saldrá fortalecido al renunciar al terrorismo y dedicarse al negocio. Cartel de Cali: los nuevos reyes de la coca El Cartel de Cali, organismo manejado como las grandes empresas comerciales, se ha protegido de las medidas gubernamentales mediante el uso de influencia política y se teme que estén preparando la nueva generación para cargos políticos.

La deducción se hizo en un artículo de carátula que pareció ayer en la revista semanal Time con el título Los nuevos reyes de la coca.

Según el semanario, el Cartel de Cali se ha protegido mediante la influencia política cultivada sutilmente durante años. Mediante empresas comerciales legítimas, los capos de Cali han forjado contactos con personas claves en el comercio, la política, la justicia y la prensa. Hasta los policías hablan de los caballeros de Cali a diferencia de los hampones de Medellín , en referencia al Cartel de Medellín.

Las bandas de delincuentes de Cali lo matarán si tiene que hacerlo dice Robert Bryden, jefe de la DEA en Nueva York, citado por la revista. Pero prefieren usar un abogado mejor .

Según la nota, mientras las fuerzas de seguridad se concentraron en clausurar operaciones en Medellín, la confederación de familias del crimen del Valle del Cauca expandió la producción de cocaína y se quedó con la mayor parte del mercado. Mediante la influencia política, el Cartel de Cali se aisló de esas medidas gubernamentales. Para la Agencia DEA son los nuevos reyes de la cocaína, patriarcas de un consorcio criminal más disciplinado y protegido de ser enjuciado que la Mafia siciliana y ahora más grande que el Cartel de Medellín .

Según Time, agentes antinarcóticos creen que los arquitectos de la prominencia del Cartel de Cali son José Santacruz Londoño, de 47 años, y Gilberto Rodríguez Orejuela, de 52 años y conocido como el Ajedrecista porque maneja su negocio -y su vida con un cálculo frío. Santacruz dice Time diseñó las cadenas mundiales de tráfico de drogas y Rodríguez manejó las finanzas. Hacia Europa y Japón La revista dice que a mediados de los años 70, mientras los vaqueros de la cocaína de Medellín monopolizaban las ventas de drogas en Miami, Santacruz se apoderaba de Nueva York. Hoy, la DEA (Agencia Federal de Drogas de Estados Unidos) calcula que Santacruz, los hermanos Orjuela Caballero y la organización de Pacho Herrera importan cuatro de cada cinco gramos de cocaína que circulan en las calles de la ciudad de Nueva York .

Time dice que sus primos, los hermanos Orjuela Caballero, son también traficantes importantes en Los Angeles. Agentes de la DEA dicen que los hermanos Urdinola (Iván y Fabio) trabajan en una forma algo independiente del resto del consorcio de Cali, con sus propias organizaciones de tráfico y lavado de dinero en todo Estados Unidos. Se les ha vinculado a grandes operaciones de laboratorio en el Valle del Cauca y, según información de inteligencia de la DEA, sesospecha de haber asesinado a un número de colombianos .

Ahora agrega Time las familias de Cali enfocan su atención en el control del mercado en Europa y Japón... Informadores de la DEA dicen que Cali busca representantes de ventas para administrar sucursales en Japón donde el precio al por mayor de la cocaína sube hasta 65.000 dólares el kilogramo .

El liderato de Cali según el artículo ha dividido cuidadosamente su organización, de forma tal que las pérdidas individuales no se reflejen en la empresa global.

El estilo administrativo de Cali es cerebral, calculador y engañoso. En el estilo tradicional de las grandes dinastías comeciales mediterráneas, las principales familias tienen una estructura patriarcal, autoritaria que exige absoluta disciplina y lealtad, aunque fomenta la creatividad . Estructura gerencial La revista describe el orden gerencial, diciendo que las familias de Cali son gerentes conservadores, muy parecidos a los jefes de las grandes corporaciones.

En la sede están el ejecutivo jefe y sus principales vicepresidentes para adquisición, producción, transporte, ventas, fiananzas y justicia. La logística de importación, almacenaje y entrega del producto a mayoristas es manejada por docenas de sucursales en el exterior, o células, supervisadas por la sede mediante llamadas telefónicas, diarias, y en ocasiones por hora .

El artículo explica que cada célula está dirigida por un caleño... y sus personal integrado por parientes y vecinos cuyos salarios son administrados en Cali. Cuando comenten un error, sus cuentas reflejan un débito. El código de conducta es estricto: Ropa no llamativa, automóviles de tamaño familiar de cuatro puertas, la embriaguez está prohibida como lo están las fiestas ruidosas.

Asimismo, no aceptan fracasos, excusas ni segundas oportunidades. Este sistema imperdonable produce pocas deserciones: la pena por salirse es la muerte, no solo del integrante de la célula sino de sus parientes en Colombia .

Los agentes antidrogas estadounidenses prácticamente no tienen posibilidad de infiltrar las familias de Cali dice Time debido a que los caleños solo venden a gente que conocen, es decir a otros colombianos . Inversión para el futuro La segunda mayor industria del cartel es el lavado de dinero, dice el artículo. El ingreso bruto de algunas células de Nueva York es de entre siete y 12 millones de dólares mensuales, todos en billetes de a cinco diez y viente. Eso significa de 300 hasta 1.500 kilos de billetes mensuales, una pesadilla logística.

Luego de que fuera desmontada la conexion panameña , ahora, muchas células embarcan el dinero a granel a Cali, donde parte es invertida, parte es convertida en pesos y parte es transferida a bancos en Estados Unidos o Europa en nombre de algún pariente .

Time dice que algunos asesores del presidente César Gaviria insisten en que ahora que Escobar ha sido encarcelado, el Cartel de Cali será objetivo prioritario.

Según la revista, los jefes del Cartel de Cañi invierten en el futuro . De acuerdo con el testimonio de un comerciante bogotano, están pensando en la próxima generación, y en la siguiente .

El hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela, Jaime Fernando es graduado de la Universidad de Grenoble en comercio internacional. Otros dos hijos estudiaron en las universidades de Stanford y Tulsa, y un cuarto hijo estudia ingeniería electrónica. Gilberto dice Time se vanagloria de que una de sus hijas tiene un grado de administración comercial y que la segunda es ingeniera.

Los críticos temen que el orgulloso padre prepara también a sus hijos para un cargo político . Juicio al Cartel de Cali en Nueva York Nueva York (EFE) Cuarenta y ocho miembros del Cartel de Cali, entre ellos el jefe de operaciones en Nueva York, Jaime Orjuela, son procesados por operar una red de narcotráfico.

El proceso es fruto de una investigación de seis años, que sigue, dijo el gobernador del Estado de Nueva York, Mario Cuomo.

Ha sido un éxito extraordinario. No es un caso rutinario de drogas , dijo al señalar que los procesados pertenecen a una organización muy sofisticada, rígida y brutalmente controlada desde Colombia.

Durante la investigación, más de seis toneladas de cocaína con valor en el mercado negro de 1.500 millones de dólares, fueron confiscadas en Nueva York, y otras cinco toneladas en Texas y Florida.

Las autoridades confiscaron 24 millones de dólares en efectivo, 74 vehículos y docenas de armas. De los cincuenta procesados, veinte han sido detenidos.

Los otros huyen, entre ellos Orjuela, dijo Thomas Constantine, jefe de la Policía del Estado.

El hermano y máximo ayudante de Orjuela, Henry, está detenido, dijo Ronald Goldstock, director del Equipo Especial contra el Crimen Organizado.

Parte de la responsabilidad de Orjuela era proveer a la banda con depósitos para el almacenamiento de la cocaína, conseguir vehículos, recoger cientos de millones de dólares de los grupos y repartir el dinero.

Los líderes de los grupos hacían sus pedidos por teléfono o por fax a Orjuela en el cuartel general en Cali, explicó Goldstock, quien subrayó que la banda guardaba documentos muy meticulosos.

Orjuela y sus hermanos Henry y Gilberto, y 17 miembros del cartel, están acusados de venta y posesión de cocaína, lo que supone penas de 25 años de cárcel a cadena perpetua. Nueve horas con Gilberto Rodríguez El presunto jefe del Cartel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela, sindicó a Pablo Escobar del asesinato de Luis Carlos Galán y dijo que le había advertido al candidato liberal que su vida peligraba.

La revelación está contenida en una extensa entrevista que publica Time titulada Un día con el ajedrecista , en la que Rodríguez Orejuela niega toda vinculación con el narcotráfico y dice que Escobar es un sicópata que ha intentado asesinarlo en varias ocasiones.

La entrevista con Rodríguez ocupa tres páginas de Time y fue el resultado de una sesión de nueve horas con los periodistas John Moody y Tom Quinn, realizada semanas antes de la entrega de Escobar.

Rodríguez sostiene que Galán no nos escuchó, pues estaba demasiado inmerso en la importancia histórica de su campaña .

También reveló que él fue el autor de una pista que condujo a que la Policía capturara el año pasado un camión con 800 kilos de dinamita antes que fuera parqueado frente al diario EL TIEMPO. Rodríguez Orejuela dijo que se enteró de esto porque su gente interceptó una radiocomunicación de Escobar, en la que anunciaba una sorpresa grande, muy grande para este periódico.

En otros apartes de la entrevista, Rodríguez Orejuela revela que su problema con Pablo Escobar obedeció a que él se negó a colaborarle en el secuestro de Andrés Pastrana y a participar en la campaña terrorista para lograr la abolición del tratado de extradición.

También sostiene que en mi opinión, el Cartel de Medellín no está derrotado. Por el contrario, se está fortaleciendo porque está renunciando al terrorismo y regresando al negocio . La verdad sobre Villa Escobar La revista Time también dedica un artículo a la entrega y encarcelamiento de Pablo Escobar, en el que descalifica la versión de que se trata de una prisión de lujo. En su parte pertinente, la nota dice lo siguiente: El rey de la droga también tendrá sus propias comodidades. La prisión es lo suficientemente grande como para acomodar 40 personas, más o menos el número de confidentes de Escobar, de quienes se espera que seguirán a su monarca a la tumba, como los soldados de alguna vieja dinastía.

No hay aire acondicionado, ni calefacción. Los cuatro dormitorios están equipados con catres y el cuarto de recreación es lo suficientemente grande para colocar un set de televisión. Escobar, indudablemente, usará algunos de sus narco billones para crear un hábitat más hogareño.

Pero, para todas las habladurías acerca de aquella prisión de cinco estrellas , Villa Escobar no es menos cárcel que los country clubs que tuvieron tras sus rejas a los más célebres criminales de cuello blanco. Las paredes son de piedra y concreto, todas las ventanas y puertas están cubiertas de barras de hierro.

En todo caso, Escobar no pasará un mal rato, un factor que molesta a los oficiales norteamericanos, quienes creen que el gobierno colombiano se ha doblegado demasiado para acomodarse a las exigencias de Escobar a cambio de sacarlo de las calles.