FISCHER, PINTOR ENTRE LÍNEAS

FISCHER, PINTOR ENTRE LÍNEAS

Andrés Fischer pinta, pero también lee y lee mucho, sobretodo poesía. Entre líneas, en la distancia que separa las palabras y los versos, Fischer encontró los motivos de su pintura. A partir de la poesía , la exposición que presenta este artista bogotano en la galería Gartner Torres, es el producto de intensas jornadas de lectura y pintura. Los doce cuadros que conforman la exposición también fueron su tesis de grado en la Universidad de los Andes.

19 de junio de 1991, 05:00 am

Fischer dice que tomó como punto de partida de su pintura textos de Fernando Pessoa y José Lezama Lima. Esto no quiere decir que su propuesta sea la de ilustrar el poema. La relación es puramente sugestiva y sensitiva. Busco una pintura que transmita más que el hecho pintado. Mis obras nacen a veces por casualidad. Bodegón de plantas de pie es el producto de una visita a una galería donde vi una obra que se llamaba Bodegón de plantas, simplemente asocié las imágenes, bodegón y plantas, y plantas del pie .

En la galería Gartner Torres el visitante tiene la oportunidad de leer el poema y observar la pintura. Esta curiosidad obliga al espectador a hacer una triple lectura, voluntaria por supuesto: el poema, la pintura, y el poema y la pintura.

En la historia de la pintura maestros como Magritte y Hockney han realizado trabajos similares. El primero escribía sus propios textos y el segundo tomaba poemas de Cavafis.

Fischer trabaja mucho la pintura figurativa. Las figuras son realistas, pero su búsqueda está en colocar sus objetos y personajes en espacios desconocidos: la atmósfera, el tiempo pasado, el vacío y la soledad .

La propuesta es ambiciosa y Fischer es consciente de eso, pero se conforma con afirmar: Si no se es atrevido, no se puede decir nada nuevo y se puede caer en el formalismo .

Su trabajo con las palabras no es una casualidad ni una novedad. Fischer hizo algunas ilustraciones para el diario La Prensa. Algunas de ellas hicieron parte de la exposición que se presentó el año pasado en el Museo de Arte Moderno.

Andrés Fischer viajará en julio de 1991 a realizar un postgrado en arte en el Art Students League de Nueva York.