Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ARRIBA BOGOTÁ

Los brazos en alto. La copa de campeón de la B en el cielo. Todo eso es de Bogotá desde ayer a las 5 p.m. Manpower Chicó logró el objetivo: la capital del país ya tiene tres equipos en la Primera A.

No fue fácil. Nunca hubo un respiro en el año de Eduardo Pimentel, el responsable de este sueño, quien tuvo que ver el partido final con Pumas de Casanare (que terminó 1-1 y le dio el título) rodeado de 30 hinchas y más o menos el mismo número de policías, en medio de 2.000 hinchas de Pumas que lo insultaban y le lanzaban objetos desde la tribuna principal cuando saltó al campo de juego en busca de un lugar para dirigir.

Todo esto es para Bogotá. Es mi ciudad y la quiero mucho , dijo Pimentel en medio de la euforia y de algunas lágrimas de alegría, que bien merecida la tiene.

Atrás quedó el durísimo partido, la polémica por los dos goles (el de Anuar Guerrero, de Chicó, tuvo una mano previa que no vio el árbitro Albert Duarte, y el de Pumas, anotado por Alexánder Quicena, nació de un penalti inexistente), los 90 minutos de aguante defensivo y los 18 de angustia, con un arquero improvisado. La fiesta es de Chicó. La impotencia se quedó en Yopal.

El día final en la B comenzó con problemas. El vuelo alquilado para llegar a Yopal se retrasó y el equipo apenas aterrizó cerca de las 12:30 p.m., con siesta y almuerzo incluidos en el aeropuerto Eldorado y con solo dos horas para llegar al hotel, ponerse el uniforme, salir para el estadio y calentar.

Del partido no hay que hablar mucho, porque lo que vale es la alegría bogotana. Esto se lo merece Eduardo, que hizo de aguatero, de psicólogo, de utilero, de todo. Era su sueño , dijo el argentino Mario Vanemerak, encargado de la dirección técnica en los dos últimos partidos.

Con el trofeo en la mano, los jugadores recibieron a Eduardo Pimentel en la mitad del campo, le entregaron el trofeo y la medalla y comenzaron a celebrar. Todos se merecen el título, pero para Pimentel es como si hubiera nacido un hijo. Chicó lo hizo muy bien...

El hacedor de sueños Hace tres años, Eduardo Pimentel Murcia comenzó a recorrer las calles bogotanas en un Subaru gris, con un hueco en el capó, en busca de patrocinadores para concretar un sueño: armar el tercer equipo de la capital en la Primera A. Ayer, a las 5 de la tarde, Manpower Chicó cumplió ese objetivo.

Pimentel gastó tiempo y dinero para conseguir una ficha en la Primera B. Cortuluá, que tenía un cupo en esa categoría por ser campeón de la C, le cedió el derecho.

El ex volante de Millonarios, América y la selección Colombia llamó a su gente de confianza: armó el cuerpo técnico con ex jugadores del Millos campeón de 1988 y trajo a Bogotá a jugadores que estaban casi de salida del fútbol profesional, como Alvaro Aponte ( hoy capitán de Pumas, su rival de ayer!), Freddy León y Raúl Ramírez.

El primer año fue auspicioso en lo deportivo. El ascenso se perdió faltando dos fechas y Quindío dio la vuelta olímpica. Chicó se fundó oficialmente el 22 de abril del 2002 y Pimentel volvió a subirse a su carro a tocar puertas.

Chicó llegó a las semifinales de la B el año pasado, pero Centauros lo eliminó. Este año parecía el más complicado: el equipo no estaba en una tabla de posiciones, sino en una montaña rusa, en la que subía y bajaba. Apenas en la penúltima fecha parecía asegurarse un cupo entre los ocho semifinalistas, y al final clasificó en el séptimo lugar.

Ayer Pimentel logró el sueño que tuvo hace tres años, cuando sacó su dinero y dejó de hacer muchas cosas, entre ellas sacarle el golpe al capó de su Subaru gris...

Yo creo que...

Qué opina de que Bogotá tenga tres equipos en la Primera A? Lucas Jaramillo Futbolista Ya era hora de que la capital contara con un equipo más en el profesionalismo. Chicó se armó desde sus inicios con esa intención. Va a ser muy bueno para la ciudad, que tiene suficiente hinchas para tres o más equipos.

Jorge Enrique Abello Actor Pimentel fue mi héroe en la infancia y para mí es una inmensa emoción que Chicó haya ascendido. Millos y Santa Fe llevan rato sin hacer nada, ya es tiempo de darle la oportunidad a otro equipo.

David Luna Concejal de Bogotá Me siento muy orgulloso de eso, sobre todo porque Chicó es una sociedad anónima y eso va a llevar a un nuevo manejo del fútbol colombiano. Bogotá es una ciudad de 7 millones de habitantes y puede tener tres equipos.

Resumen de la semana Excelente La actuación de la Selección Colombia Juvenil en el Mundial de Emiratos Arabes. El equipo dirigido por Reinaldo Rueda logró la histórica clasificación a las semifinales del torneo con un fútbol práctico y mucha convicción en sus metas.

Malo Sigue la novela sobre el embargo de la Federación Colombiana de Fútbol por incumplir con contratos con la Copa LLC en la Copa América. Esta semana se aplazó de nuevo la ejecución de la orden judicial, que mantienen vilo su limbo proceder.

Excelente El ascenso del Chicó a la primera división. Por primera vez en la historia Bogotá tendrá tres equipos profesionales en el torneo de fútbol colombiano. Una bonita alternativa para que la afición bogotana cobije a un nuevo hijo.

Bueno La actitud en Yopal. En medio de la polémica generada por el encuentro, se logró que el juego resucitara. El equipo de Casanare peleó como un Puma hasta el final.

Pésimo Y nefasto el comportamiento del arbitro Albert Duarte en la final de la B, que perjudicó a ambos equipos, al espectáculo y al fútbol.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Deportes
Fecha de publicación
14 de diciembre de 2003
Autor
JOSE ORLANDO ASCENCIO- Enviado especial de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: