EL TREN NO HA MUERTO

EL TREN NO HA MUERTO

Mientras en gran parte del país el transporte férreo prácticamente ha desaparecido, el tren eléctrico de Acerías está cumpliendo 40 años de servicio ininterrumpido entre Belencito (Nobsa) y el municipio de Paz de Río.

9 de diciembre de 2003, 05:00 am

El ferrocarril es el principal medio que utiliza la siderúrgica para transportar sus materias primas desde las plantas de Paz de Río a las secciones de coquería y el alto horno, donde se produce el acero.

El transporte de mineral de hierro y carbón inicialmente se realizó por tren de vapor, pero en 1963 Acerías inauguró el ferrocarril eléctrico y desde entonces las materias primas se despachan por ese medio.

La operación férrea de Acerías es de 24 horas diarias. En promedio movilizamos de diez a 12 trenes en el día con 350 o 400 toneladas por viaje. Transportamos un promedio de 3.600 a 4.000 toneladas diarias, lo que nos da en el año aproximadamente un millón 100 mil toneladas , manifiesta el director del Departamento de Ferrocarriles de Acerías Paz del Río, Armando Avella.

Por la vía férrea que se extiende entre Belencito y Paz de Río, de 35 kilómetros, permanentemente transitan los trenes de Acerías: diez o 12 de ida y otros tantos de vuelta a diario.

Pero el tren de Acerías no solo transporta materias primas: cuatro veces al día a los vehículos de carga se les adiciona un coche de pasajeros, con capacidad para 60 personas sentadas.

Para viajar al municipio de Paz de Río en el tren eléctrico, los pasajeros abordan el coche en la estación Arenera (sector de Vado Castro), en una de las porterías de Acerías. En el recorrido hay tres estaciones, donde el tren deja y recoge pasajeros.

El tren con coche de pasajeros parte de Paz de Río a las 5:00 a.m. y llega a Belencito sobre las 6:30 a.m.. A las 7.30 a.m. sale de Belencito y se devuelve de Paz de Río a la 1:00 p.m.. El último viaje lo realiza de Belencito a Paz de Río a las 5:00 p.m. y allí dejan el coche hasta el otro día.

El viaje entre Belencito y Paz de Río dura unos 90 minutos, en un recorrido que atraviesa los municipios de Corrales, Beteítiva y Tasco. La carrilera se extiende en gran parte del trayecto paralela al río Chicamocha.

El pasaje en bus entre Sogamoso y Paz de Río cuesta 4.600 pesos y el viaje dura dos horas y 15 minutos. Sin embargo, en el tren de Acerías los pasajeros viajan gratis desde hace 50 años.

La mayoría de habitantes de esta región nos favorecemos con el tren, porque nos evitamos más o menos 7.500 pesos en transporte , dice Luis Garzón, un habitante del barrio Nazareth de Nobsa, quien trabaja en las minas del municipio de Paz de Río y viaja diariamente en el ferrocarril eléctrico.

Demetrio Araque, un habitante del municipio de Beteítiva, ha viajado en tren desde hace más de 35 años. El señala que el tren es el medio de transporte más urgente para los habitantes de esa región.

La idea de un tren eléctrico para Acerías la propuso el ingeniero Julio Alberto Díaz en 1955, pero el proyecto solo se hizo realidad en 1963.

Fotos 1) Unas 240 personas utilizan a diario el coche de pasajeros del tren eléctrico de Acerías para viajar entre Belencito y el municipio de Paz de Río. El paseo dura 90 minutos.

2) Los días de mercado en Sogamoso y Paz de Río el coche de pasajeros del tren eléctrico se llena totalmente. Los campesinos, que viajan con sus productos agrícolas, son algunos de los beneficiados de este transporte.

3) Armando Avella, director del Departamento de Ferrocarriles de Acerías Paz del Río.